Taylor Swift da explicaciones sobre su uso del jet privado, pero no convence a sus críticos

·1  min de lectura
Taylor Swift credit:Bang Showbiz
Taylor Swift credit:Bang Showbiz

La cantante Taylor Swift también se ha visto envuelta en la fuerte polémica que se ha formado a cuenta de las emisiones de dióxido de carbono que generan ciertas celebridades con el uso regular de sus jets privados para sus desplazamientos tanto profesionales como personales.

Según la agencia de análisis Yard, la estrella estadounidense es la famosa que más contamina en este sentido. Desde el pasado mes de enero, su avión habría sido empleado en 170 viajes y habría desprendido unas 800 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, una cantidad que no supera ninguna otra figura pública del mundo del entretenimiento.

Sin embargo, su representante ha salido rápidamente al paso de estas informaciones a fin de aclararlas y proteger la reputación de la exitosa artista. Según el comunicado que ha emitido su equipo de comunicación, la aeronave de Taylor se alquila habitualmente a otros viajeros y, por tanto, no podría afirmarse que esos llamativos datos correspondan a la intérprete en su totalidad.

"El jet de Taylor se alquila con frecuencia a otros individuos. Atribuirle la mayor parte de estos viajes es totalmente incorrecto", ha señalado su portavoz en la escueta nota, la cual ha recibido numerosas críticas en las redes sociales al ofrecer, a juicio de numerosos internautas, una mera excusa que en absoluto exime a la dueña del avión de sus responsabilidades para con el planeta.

La controversia en torno a los niveles de polución que provocan los famosos no es nueva, pero el pasado mes de julio resurgió con fuerza a raíz de las informaciones que señalaban que la empresaria Kylie Jenner hacía uso de su jet para traslados de menos de 20 minutos. El rapero Drake también ha recibido duros reproches en los últimos días por emplearlo de forma excesiva.