Taylor Kitsch durmió en el metro de Nueva York cuando se quedó sin hogar

Taylor Kitsch

Antes de mudarse a Los Ángeles para probar suerte en la industria del cine, el canadiense Taylor Kitsch trató de abrirse camino en el mundo de la moda en Nueva York. Sin embargo, la costa este no fue demasiado amable con él y, durante unas duras semanas, acabó viéndose sin hogar y viviendo en las calles de la Gran Manzana.

Durante ese periodo de tiempo, el actor de 'True Detective' recurrió a la red de transporte público para poder descansar al abrigo del frío y relativamente seguro.

"Hay un tren de la línea azul que va desde el centro hasta la 182, y por la noche hacen cambios, así que el viaje dura aún más si usas el A, C o el E", ha recordado en una entrevista a Us Weekly.

Aunque eventualmente consiguió encontrar un nuevo lugar en que instalarse, no se trataba de ningún palacio, ya que no reunía ni siquiera las condiciones mínimas para ser considerado un lugar habitable.

"Estuve en un apartamento sin electricidad ni agua caliente durante meses. Las velas me las daba la novia de un amigo y las utilizaba para iluminar el piso. No fue algo demasiado inteligente por mi parte. No había ningún mueble, solo un colchón hinchable que me dejó la misma chica y robé una cacerola de un mercadillo para hervir pollo".

Cuando finalmente se mudó a Los Ángeles, su suerte no cambió demasiado, en vista de que en un momento dado tuvo que recurrir a dormir en su coche para ahorrar dinero, pese a lo cual no guarda un mal recuerdo de aquellos momentos.

"Pasé por temporadas así, pero resulta gracioso ver todo lo que puedes soportar cuando no tienes un fondo para emergencias o más dinero. En ese momento no le das demasiadas vueltas, simplemente sigues adelante porque eres joven", ha asegurado sin darle más importancia a las situaciones dramáticas que vivió antes de que se cruzaran en su camino papeles como el del mutante Gambito en 'X Men Orígenes: Lobezno'.