Las humillaciones de Maite Galdeano a su hijo Cristian en 'La casa fuerte' ponen en duda su papel de madre

Teresa Aranguez
·6  min de lectura

Arrancó La casa fuerte como si la cosa no fuera con ella, pero Maite Galdeano ha despertado y ya es ella en esencia pura. Quizás demasiada. En su tercera semana del reality ha sacado la fiera que lleva dentro y es protagonista absoluta, pero, por desgracia, con un tema no precisamente agradable. La forma de tratar y, en ocasiones humillar, a su hijo Cristian Suescun ha puesto en la palestra su papel como madre. Tanto sus compañeros de programa como los colaboradores desde plató coinciden en que la navarra tiene una actitud fría y despreciativa hacía su hijo mayor quien no pudo más y rompió a llorar en directo tras los cuestionamientos de Jorge Javier Vázquez. Una imagen muy triste que nos lleva a una pregunta: ¿a qué se debe ese trato tan duro de ‘la Galdenao’?

Cristian Suescun y Maite Galdeano en 'La casa fuerte' (Twitter/@lacasafuerte_tv)
Cristian Suescun y Maite Galdeano en 'La casa fuerte' (Twitter/@lacasafuerte_tv)

Por mucho que Sofía Suescun justificase ante el presentador que su madre es muy buena y que todo tiene un motivo, es difícil entender los gestos y palabras tan ofensivas de Maite a Cristian. “El origen está en esa separación que mi madre y mi padre tienen. Yo voy a un piso con mi madre de mujeres maltratadas y mi hermano se queda con mi padre por orden de un juez”, explicó la novia de Kiko Jiménez. "Aquí se explica que nunca han convivido ni se han llegado a conocer, pero está claro que mi madre lo quiere a su manera. Tampoco podemos exigirle a mi madre esos sentimientos que si no les salen... Bastante sincera está siendo, no es nada fácil y hay que saber entenderlo”, añadió justificando lo que no tiene defensa. En su ataque de furia, Maite llegó a poner a Kiko Jiménez en un pedestal al compararlo con su hijo, y mira que las broncas entre suegra y yerno han sido de agárrate y no te menees. ¿A qué venía ese daño fortuito?

Por lo tanto, lo sentimos Sofía pero ese triste capítulo en la vida de tu madre no es razón suficiente para que Maite cuestione la hombría, la sensibilidad y las decisiones de su hijo como si fuera un monigote que no vale nada. Ni siquiera ha pestañeado al decirle que prefiere a ‘la Sofía’ antes que a él. “Mi niña está conmigo, está a tope. Yo a Sofía la he criado sola, sola, sola", le gritó. Tampoco ha tenido piedad al decirle otras cosas, muy personales que no dejan a Cristian en buen lugar. “Lo que veo que tengo en mi casa no lo quiero para ninguna mujer", le soltó. El volumen y el nivel de las ofensas fue creciendo hasta tal punto que Cristian tomó la decisión de abandonar el programa. El concursante no pudo más y en un arranque de dolor decidió hacer las maletas e irse. A todo esto no creáis que Maite decidió calmarse y hablar con su hijo para apaciguar las cosas, al contrario, siguió poniéndole verde y metiendo el dedo en la llaga.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tal fue su comportamiento que la casa entera se volcó con el joven, especialmente Juani, la madre de María Jesús Ruiz quien, sin cortarse un pelo, le dijo que no permitiera que su madre le tratase jamás. Las redes han estallado contra Maite que ha dejado de ser la graciosa de turno a una madre cuestionada. En resumen, nadie entiende ni pasa las humillaciones públicas que hace día sí y otro también a su hijo. Así que Jorge Javier decidió intervenir y decirle unas palabras muy duras a la que hasta ahora era uno de sus ojitos derechos en este circo mediático.

Te has olvidado de algo importantísimo, que eres su madre”, le dijo el conductor sin anestesia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La ‘regañina’ de JJ a Maite no quedó ahí. Tienes que ser más cariñosa con él. Es tu hijo. Tienes que ayudarle, protegerle, darle cariño... Estás continuamente pidiendo”, prosiguió. Lo más triste de todo fue ver a un Cristian cabizbajo que no pudo más y acabó llorando. La cosa terminó con una petición del presentador a Maite. "Para Cristian también tener una madre así, le haces pasar por tragos muy duros. Tienes que ser más comprensiva. Estás descargando en él una responsabilidad que tú deberías aceptar, que es que no eres una mujer fácil". A pesar de todo lo que se le dijo a Maite, su hijo pudo reponerse para defender a su madre de todo y todos y dar un voto de confianza a su relación. "Espero que los conflictos vayan a menos y que sirva para conocernos mejor, espero que nos queramos para siempre", añadió.

Llamó especialmente la atención ver como mientras él se rompía, Maite no derramaba ni una lágrima. Las duras experiencias de la vida le han convertido en una mujer fuerte, a veces demasiado. Pero después de la tormenta quiso dejar muy claro que ella adora a su hijo y prometió ser más cariñosa con él."Soy megadura con la educación de mis hijos. Pero de ahora en adelante voy a intentar dar más cariño a Cristian porque siempre he intentado ayudarle pero sí que me falta expresarlo”, aseguró. Que lo consiga, eso ya es otra cosa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Maite se caracteriza por ser una mujer muy graciosa y divertida frente a las cámaras pero todo tiene un límite y en esta ocasión lo ha sobrepasado con creces. La casa fuerte ha mostrado lo que ya se sabía, la complicada relación entre madre e hijo. Quizás eso no se solucione en el mes que queda de programa pero este toque de atención a la mujer de hierro podría suponer al menos el comienzo. Todo el mundo se merece un voto de confianza y el primero en dárselo junto a un abrazo ha sido su hijo quien no dudó en regalarle un ‘te quiero’. Que no todo tiene por qué ser malo en un reality, a veces también pasan estas cosas. Esperemos que este ‘final feliz’ lo sea de verdad y no un paripé momentáneo. Hay situaciones que valen más que cualquier cheque y la relación entre madre e hijo siempre debe estar por encima.

Más historias que te puedan interesar:

Imagen: Twitter/La casa fuerte