Elena se reencuentra con Adara y Aitor Molinero y los hermanos sellan la paz en directo

Después de su larga estancia en Honduras como concursante de Supervivientes 2020Elena Rodríguez ha podido reencontrarse con sus hijos Adara Aitor Molinero. Uno de los momentos más esperados se ha producido cuando los hermanos han decidido aparcar sus rifirrafes y sellar la paz en directo.

©Twitter (@Supervivientes)

Cuando todavía se encontraba en Honduras Elena pudo comprobar la buena relación entre sus dos hijos quienes durante un tiempo no se llevaban bien. Precisamente durante esta edición Aitor ha roto su anonimato y no solo conectó con el programa para sorprender a su madre en la isla sino que en la gala 15, que se ha saldado con la expulsión de Albert Barranco, ha dado la cara para sorpresa de la superviviente demostrando que efectivamente ha hecho las paces con Adara.

Si bien ni Elena ni el resto de concursantes han podido abrazarse ni besarse con sus familiares debido a las medidas de seguridad tomadas por la crisis del coronavirus, esto no ha impedido que el momento haya resultado muy emotivo. En el caso de esta robinsona, cuando ha levantado la cortina que cubría el cristal de seguridad primeramente se ha reencontrado con Adara y ya solo con ver a su hija se ha puesto a llorar desconsoladamente ya que la joven le ha dado un ramo de flores blancas de su pareja Pedro.

"Te necesito tanto en mi vida, mi niña qué bonita es. Como te quiero", le ha dicho la superviviente a la ganadora de GH VIP 7"Te quiero muchísimo, te he echado mucho de menos. Todos los días pensando en ti", ha asegurado la joven mamá que fue Trending Topic en Twitter durante la velada.

En ese momento, ha aparecido Aitor que también ha tenido unas bonitas palabras para su madre. "Eres enorme, has demostrado ser una tía increíble, tienes una clase increíble", ha expresado el joven.

En este contexto, Elena ha dicho "abrazaos" y al ver a sus hijos reconciliados tras solucionar sus rifirrafes no ha podido evitar ponerse a gritar muy contenta: "Os necesito juntos, necesito que seamos de verdad, los tres. Me hacéis tan feliz. Se ha acabado la negatividad en mí. Se acabó la tensión”. Por su parte Adara ha añadido “el no hablarnos, el mal rollo, el que no estemos unidos”.

“Se acabó el no aceptarse cada uno como es, con nuestros defectos y nuestras virtudes”, ha sentenciado la concursante anunciando esta nueva etapa en la relación con sus hijos. “No he sabido hacerlo, pero aquello acabó y empieza una nueva etapa muy bonita para los tres”.

Además de que la concursante ha podido ver con sus propios ojos como sus hijos se han dado un abrazo confirmando su reconciliación, ella misma ha podido abrazarse con los jóvenes a través del plástico de la puerta de los abrazos mientras Aitor le ha hecho toda una declaración de amor: “Mamá, me he enamorado de ti”.

En este punto Jorge Javier Vázquez le ha recordado a Elena que le preguntara a su hija por su estado civil y ésta le ha reconocido que soltera otra vez tras su ruptura con Gianmarco pero su madre ha tenido unas palabras de ánimo: “Está el mundo lleno de hombres maravillosos”.

Asimismo, el presentador del reality de Telecinco le ha preguntado directamente si después de convivir con Hugo Sierra en la isla, el padre de su nieto, le gustaría que Adara volviera con él. "No, pero ella siempre hace lo que le da la gana. El Hugo que he conocido allí tiene otra forma de ser muy diferente a como ella es, no digo que sea ni peor ni mejor, pero a mí personalmente pues no… Creo que necesita otro tipo de persona", ha respondido.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Twitter (@Supervivientes)