Tendencias para cejas: ¿Qué son el nanoblading, microblading y shading?

 Las cejas son el ‘complemento’ estrella este año 2019 y los profesionales de Tacha recogen las tendencias para cejas no dejan de mejorar y sorprendernos. Si tu problema son las cejas poco pobladas o finas, ¡te traigo varias soluciones duraderas!

Shading, nanoblading, microblading para cejas, ¿qué son? vía https://www.instagram.com/browhousekc/

Ahora se llevan las cejas gruesas y pobladas, atrás quedaron esos hilitos de pelo de otras décadas. La moda para cejas actual es el acabado cuadrado y el grosor así como la intensidad en el color y la cantidad de vello.

Como no todos tenemos por naturaleza unas cejas pobladas o gruesas, existen técnicas de micropigmentación semi permanente muy avanzadas y con resultados realmente eficaces, visibles y estéticamente naturales. 

Famosas como Kylie Jenner y sus hermanas o Paula Echevarría se han sumado a la moda del shading pero, ¿sabes realmente qué son el shading el microblading y el nanoblading?

Microblading de cejas

El microblading dura entre uno y dos años y es más barato que el nanoblading. Eso sí, es una técnica algo menos precisa y es que el microblading consiste en pigmentar tu ceja. Se inserta el pigmento en la capa externa de la piel con una pluma de púas de acero especiales llamada tébori y con blades que son agujas específicas para las diseñar las cejas.

Como resultado, la ceja queda más homogénea, en ocasiones como dibujada sobre la piel pero no pelo a pelo sino en un bloque de pigmento. Si tu ceja ya es gruesita y buscas un aumento en la intensidad del color que cree un efecto de homogeneidad, el microblading es ideal para ti. Se tarda alrededor de dos horas y media y cuesta unos 230€.

Nanoblading de cejas

El nanoblading es, como te he comentado, más caro. Sin embargo esta técnica para cejas queda más natural y es más precisa. Las blades usadas en el nanoblading son mucho más finas y cortas que las del microblading y ahí radica la diferencia esencial.

Si tienes las cejas finas, el nanoblading es ideal porqué te “dibujan” la forma pelo a pelo y el resultado es genial. El profesional que te lo haga deberá primero pintarte en la cara las líneas de simetría que posteriormente dibujará pelo a pelo para que tú veas cuánto gruesa y poblada va a quedar tu ceja en las partes en las que no tienes pelo actualmente.

Te puede interesar: Asiáticas antes y después de maquillarse 

Las agujas de nanoblading son cortas y penetran a un nivel más superficial que las de microblading así que el resultado es también menos duradero. Si te haces este tratamiento te puede durar desde tres meses hasta seis y cuesta entre 300 y 500 euros.

Shading de cejas

El shading o micropigmentación es una opción muy utilizada para rellenar huecos sin pelo o incluso cicatrices. Es quizá la técnica más extendida y famosa de las tres y por eso varias famosas se han sumado a ella como tendencia.

El shading consta de dos sesiones, una al mes. Primero se crea el diseño de la ceja teniendo en cuenta la forma y el tono deseado y después se micropigmenta a mano, en la segunda sesión pasado un mes, cuando la pie se ha regenerado, se procede al retoque final.

Como es el método para cejas más ‘artesano’ de las tres hay que elegir muy bien al profesional que te lo hará. De su destreza dependerá el efecto final del pigmento que puede potenciar el sombreado creando una ceja más natural e imperfecta o, por el contrario, dibujar una ceja simétrica y siempre bien acabada.

El shading dura un y cuesta, es recomendable para personas con una calva en la ceja, o una mini cicatriz, una zona concreta poco poblada o sencillamente quieren una ceja más natural e imperfecta. Los resultados duran de seis a nueve meses y cuesta alrededor de 900 euros.

Y tú, ¿te sumas a la moda de la pigmentación de cejas? ¿Si tuvieras que escoger uno de los tres tratamientos cuál sería? ¿Te has hecho ya alguno y quieres comentar tus resultados?