Terror en el set: Neve Campbell contó que fue perseguida y atacada por un oso en medio de una filmación

Neve Campbell contó que fue perseguida y atacada por un oso en medio de una filmación
instagram.com/nevecampbell

Neve Campbell protagonizó algunas de las escenas de terror más memorables en la saga Scream, pero su mayor susto dentro de un set no se lo dio ningún monstruo ni asesino enmascarado. La actriz contó en una reciente entrevista que fue perseguida y atacada por un oso en los ensayos de una filmación.

El hecho, según contó en The Kelly Clarkson Show, se produjo unos años antes de que Wes Craven la eligiera para ponerle el cuerpo a la heroína Sidney Prescott. En ese entonces, tenía 17 años y estaba ansiosa por hacerse un lugar en Hollywood. Por eso, cuando en medio de una filmación le propusieron que se relacionara con un oso para ensayar una escena en la que el animal debía perseguirla, no se negó.

“Estaba interpretando un personaje que tenía una gran conexión con los animales y había una escena en la que un oso me perseguía”, comenzó explicando. Y continuó: “Trajeron a este oso al set y primero me dieron una gran botella de gaseosa para darle de comer. Después de alimentarlo, me pidieron que moje mi mano en miel y salga corriendo. Cuando llegues al árbol de allí, sacá la mano y alimentá al oso’ , me señalaron”.

Pero nada salió de acuerdo a lo previsto. “Metí la mano en la miel y corrí hacia donde me habían indicado. Me di la vuelta y saqué la mano, pero el oso no se detuvo”, reveló la actriz.

“Me agarró una pierna y me arrastró a través del bosque. Mi madre estaba visitando el set y no paraba de gritar, en estado de pánico. Todo el equipo se quedó helado, porque nadie podía creer lo que estaba pasando. En lo único que yo pensaba era en que el oso me estaba mordiendo ”, recordó.

Evidentemente, no había un plan de contingencia muy aceitado. La situación se terminó resolviendo con el cuidador arrojándole piedras al oso para distraerlo y separarlo de la actriz.

Campbell contó, además, que en aquel momento consideró la experiencia “una tontería”, porque era habitual que durante los rodajes le pidiesen “cosas estúpidas”. Sin embargo, aclaró que ahora no se prestaría a una situación semejante.

La actriz evitó deliberadamente mencionar en qué producción se produjo el incidente, pero dejó en claro que ocurrió antes de 1996, el año en el que se estrenó la primera película de Scream. Esta semana se estrenó la quinta película de la saga, con Campbell, otra vez, como protagonista.