Thalía se culpó durante años de la muerte de su padre

·1  min de lectura


La cantante Thalía acaba de cumplir uno de los pocos sueños que le quedaban al aparecer en una portada doble de Vogue México que se realizó en unas circunstancias excepcionales durante el período de confinamiento.

En la entrevista que ha concedido a la publicación, la estrella latina se sincera como nunca antes acerca de su vida familiar para explicar que fue una niña solitaria, ya que sus hermanastras eran mucho mayores que ella, que apenas tenía amigas y que prefería la compañía de los chicos.

El episodio de su infancia que la marcó para siempre, según desvela ahora, fue la pérdida de su padre cuando apenas tenía 6 años y ese trauma la acompañó durante gran parte de su vida. La última ocasión en que le vio, estaba conectado a varias máquinas y falleció justo después de que la llevaran a su habitación para que pudiera despedirse.

“Yo siempre pensé que ese beso de amor lo había matado”, ha explicado a la revista.
La artista tardó mucho tiempo en darse cuenta de que ese recuerdo estaba afectándola mucho más de lo que pensaba y estaba impidiéndole además establecer vínculos afectivos estables.

"Mis relaciones siempre fueron muy difíciles hasta que entendí que tenía que solucionar esa situación con mi padre y dejar ir la idea de que había sido mi culpa", ha añadido.

Afortunadamente, en la actualidad Thalía ha encontrado la felicidad junto a su marido Tommy Mottola, el padre de sus dos hijos, con quien recientemente ha celebrado su vigésimo aniversario de boda.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Conoce al príncipe azul de Camila Cabello, Nicholas Galitzine