Las tiendas de ropa que desaparecerán o verás mucho menos

Fachada de la tienda Victoria's Secret en el Sydney International Airport, en Australia. Foto: Getty.

Varios meses antes de que se desatara a nivel mundial la actual crisis provocada por el COVID-19, ya un grupo considerable de tiendas de ropa de mucha popularidad se aprestaban a disminuir sus operaciones e incluso a cerrar completamente.

El cierre de las ciudades y la detención de la actividad económica, generados por el brote de coronavirus, no han hecho sino empeorar la situación de estas tiendas que en su momento fueron visitadas por miles y hasta millones de compradores.

El otro factor de peso ha sido el auge del comercio electrónico y de las compras online, de acuerdo con un reporte de Business Insider que detalla los ejemplos más notables de estos cierres parciales o totales.

El de JCPenney es uno de los casos más llamativos.

La conocida marca se declaró en bancarrota este mes de mayo, después de no poder realizar los pagos pendientes y luego de un incremento de su deuda.

De acuerdo con CNN Business, JCPenney dejó de cumplir sus pagos y tiene una deuda de casi 4.000 millones de dólares.

Un hombre con una marcarilla contra el coronavirus pasa delante de una tienda de JCPenney en Sacramento, California, en mayo de 2020. Foto: Rich Pedroncelli/AP.

“El cierre de nuestras tiendas debido a la pandemia requirió una revisión más completa para incluir la eliminación de la deuda pendiente”, declaró en un comunicado Jill Soltau, el CEO de la marca.

Entre este año fiscal y el próximo, JCPenney planea cerrar un total de 242 tiendas; 154 de estas pasarán el cierre este mismo verano.

En lo que va de año, la marca ya había cerrado seis tiendas en Montana, Carolina del Norte, Nueva York, Ohio, Oklahoma y Carolina del Sur.

En mayo, Victoria's Secret anunció que planea cerrar hasta 250 tiendas en los Estados Unidos y Canadá, sin embargo, su declive ya se había manifestado mucho antes de la pandemia.

Tan solo en Estados Unidos, 235 establecimientos con esta marca cerrarán sus puertas.

Según Forbes, las ventas netas de Victoria's Secret cayeron un 46% en el primer trimestre fiscal de 2020.

A principios de este año, como parte de un plan para cerrar 230 tiendas en el transcurso de dos años, Gap cerró 40 establecimientos en todo el planeta. Veintinueve de estos cierres se produjeron en Estados Unidos.

“Estamos comprometidos a intervenir de manera rápida, reflexiva y decisiva en las tiendas que tienen un rendimiento inferior o que no se ajustan a nuestra visión para el futuro”, se lee en una declaración publicada en la página web de la compañía.

Sin embargo, ha trascendido que la empresa planea abrir más tiendas bajo otras marcas, incluidas Old Navy y Athleta.

Cartel a las afueras de una tienda Chico's en Silicon Valley, San Jose, California, en enero de 2020. Foto: Smith Collection/Getty Images.

A principios de 2019, la cadena Chico's anunció que cerraría 250 tiendas en los próximos tres años. Hasta ahora ha cerrado 49 de ellas.

Según se ha conocido, la empresa planea cerrar 100 establecimientos Chico’s, 90 White House Black Market y 60 de Soma.

El pasado mes de marzo, Modell se declaró en bancarrota y anunció que cerraría sus 153 tiendas.

Según el New York Post, “la cadena, que vendía marcas de ropa deportiva de precio medio, enfrentó una competencia cada vez mayor de parte de Dick's Sporting Goods, la única cadena nacional de artículos deportivos que quedaba. Dick's recientemente se retiró de una caída de las ventas al centrarse en el servicio en las tiendas y en más productos dirigidos a las mujeres”.

Anuncio del cierre de una tienda Macy's en Deerfield, Florida, en junio de 2019. Foto: Getty.

En los próximos tres años, la cadena Macy's debería cerrar 125 tiendas, según anunció en febrero pasado.

Estos cierres representarían aproximadamente una quinta parte del número total de establecimientos abiertos por la compañía. El minorista también dijo que estaba recortando 2,000 empleos corporativos y cerrando varias oficinas.

“Estamos llevando a la organización a un cambio estructural significativo para reducir los costos, acercar a los equipos y reducir el trabajo duplicado”, aseguró el CEO de Macy's, Jeff Gennette, en un comunicado.

Cartel de la tienda Guess en Nueva York. Foto: John Nacion/AP.

Otra de las marcas que planea reducciones de espacios y de personal es Guess. Se ha sabido que su proyecto es cerrar 100 establecimientos en todo el mundo durante los próximos 18 meses.

“El reciente desempeño de las acciones y la demanda esperada bajo nuestro nuevo modelo normal dejaron muy en claro que nuestras carteras de tiendas en todo el mundo podrían optimizarse para aumentar la rentabilidad”, le comentó su presidente ejecutivo, Carlos Alberini, a analistas de Bloomberg.

Por su parte, Sears anunció en noviembre de 2019 que cerraría 51 tiendas.

Vista de la fachada de la tienda Sears en Annapolis, en marzo de 2020. Foto: Susan Walsh/AP.

Transform Holdco, la empresa matriz de Sears y Kmart, anunció que cerraría 51 tiendas Sears y 45 tiendas Kmart. Otros 182 establecimientos de ambas marcas permanecerán abiertos tras este plan de cierre.

En enero de este año, Express declaró que planea cerrar 91 de sus tiendas para 2022.

Ya en 2019, Express cerró nueve tiendas, al tiempo que otras 31 pasaban el pestillo en 22 estados del país. Para enero de 2021, se espera que 35 espacios comerciales cierren sus puertas y que otras 25 lo hagan antes de finales de 2022.

“Mi expectativa es que volveremos a un margen operativo de medio dígito a través de una combinación de crecimiento de ventas de compensación de un solo dígito bajo, expansión de margen y reducciones de costos. Esto tomará su tiempo, pero tenemos un camino claro”, declaró en un comunicado Tim Baxter, su CEO.

En marzo de este año, Neiman Marcus anunció que cerraría 22 de sus tiendas Last Call. Dos meses después se declaraba en bancarrota.

“Como la mayoría de las empresas de hoy, enfrentamos una interrupción sin precedentes causada por la pandemia de COVID-19, que ha ejercido una presión inexorable sobre nuestro negocio”, afirmó en un comunicado el CEO de la empresa, Geoffroy van Raemdonck.

Compradores pasan ante el escaparate de una tienda Nordstrom en Los Angeles, California, en mayo de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus. Foto: Marcio Jose Sanchez/AP.

También en mayo pasado, Nordstrom anunció el cierre permanente de 19 de sus establecimientos en Arizona, California, Colorado, Florida, Nueva Jersey, Maryland, Oregón, Virginia, Texas y Puerto Rico.

Unas semanas más tarde, la compañía anunciaba la clausura de otras en Atlanta, Nueva York y Palo Alto.

Hace apenas unas semanas, The Children's Place anunciaba que cerraría para siempre 300 de sus tiendas. 200 de ellas echarán el cierre en lo que va de año, mientras que las otras 100 lo harán el próximo año.

“En un esfuerzo por posicionar estructuralmente a la compañía para el éxito continuo, estamos acelerando significativamente nuestra iniciativa de optimización de flota y enfocando nuestros recursos en acelerar nuestras ventas digitales, ambos elementos clave de nuestra larga trayectoria estrategia de transformación”, dijo su CEO, Jane Elfers, en un comunicado de prensa.

En octubre de 2019, Destination Maternity se declaró en bancarrota y anunció que cerraría 183 tiendas.

La compañía habría culpado a la agitación de la industria minorista, a la disminución de las tasas de natalidad, a las altas rentas y a la rotación de liderazgo, del descenso en sus cifras.

Sin embargo, llama la atención en que en los últimos cinco años la compañía haya tenido cinco CEO diferentes.

Una adolescente posa junto a varios productos de la marca Wilsons Leather, en California. Foto: L. Cohen/WireImage/Guetty.

Por su parte, G-III Apparel Group, también propietario de marcas como DKNY, Donna Karan, Calvin Klein y Tommy Hilfiger, anunció en junio que planea cerrar todas sus tiendas Wilsons Leather y G.H. Bass.

“Con el enfoque de mejorar el valor para los accionistas, hemos tomado la difícil decisión de cerrar todas las tiendas Wilsons Leather y GH Bass y hemos llegado a acuerdos para la terminación anticipada del arrendamiento de una mayoría significativa de estas tiendas”, expresó en un comunicado su presidente y director ejecutivo, Morris Goldfarb.

Hace dos años, Christopher & Banks anunció que planeaba cerrar hasta 40 tiendas para finales de 2020.

La compañía habría perdido 8.8 millones de dólares en un trimestre de 2018, si bien las ventas a través de internet aumentaron un 10.7%.

En abril de 2019, la prensa informó que Christopher & Banks había sido retirada de la Bolsa de Nueva York luego de que dejara de cumplir con un límite de mercado mínimo de 15 millones de dólares.

Fachada de la tienda Zara, en la Quinta Avenida de Nueva York. Foto: AP.

La empresa española Inditex, propietaria de la marca Zara, anunció recientemente que cerraría hasta 1.200 tiendas en todo el mundo.

Estas clausuras se producirán paulatinamente en los próximos dos años, ya que la compañía planea cambiar su enfoque a las ventas on line.

La compañía fundada por el millonario Amancio Ortega no ha anunciado qué establecimientos en específico bajarán la cortina de hierro, pero sí aseguró en un comunicado que serán aquellas que estén “al final de su vida útil”.

Pablo Isla, su CEO, escribió en un informe que “el objetivo primordial entre este momento y 2022 es acelerar la implementación completa de nuestro concepto de tienda integrada, impulsado por la noción de poder ofrecer a nuestros clientes un servicio ininterrumpido sin importar dónde se encuentren, en cualquier dispositivo y en cualquier momento del día”.

Tienda de la marca Lucky Brand, en Corte Madera, California. Foto: Justin Sullivan: Getty Images.

Tras declararse en bancarrota, Lucky Brand acaba de anunciar que cerraría al menos 13 de sus establecimientos.

Con alrededor de 200 espacios en Estados Unidos, el cierre tendrá lugar en Arkansas, California, Connecticut, Florida, Illinois, Michigan, Mississippi, Nevada y Puerto Rico.

“Si bien somos optimistas sobre la reapertura de las tiendas y el retorno de nuestros clientes, el negocio aún no se ha recuperado por completo”, aclaró Matthew Kaness, su CEO interino, en un comunicado.

Un hombre con una máscara protectora transita delante de una tienda de la marca Brooks Brothers, en New York, en julio de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus. Foto: Frank Franklin/AP.

Brooks Brothers cerrará unas 51 tiendas, luego de haberse declarado también en bancarrota.

Un portavoz del minorista contó que en 2019 la junta directiva, el equipo de liderazgo y los asesores financieros y legales habían estado evaluando varias opciones estratégicas para posicionar a la compañía para el éxito futuro, incluida una posible venta del negocio.

La irrupción del COVID-19 y la crisis aparejada habrían causado “estragos en nuestro negocio”, según declaraciones de este vocero.

Para inicios de junio, Brooks Brothers habría cerrado permanentemente ocho tiendas en Connecticut, Nueva York, Arizona, Washington, DC, Florida y Massachusetts.