¿Tienes pecas en el escote? Tres cuidados que las mantienen bajo control en verano

·3  min de lectura

¿Sabes lo que es el escote español? Pues resulta que disfrutar de un clima privilegiado con un alto porcentaje de días soleados tiene algún que otro inconveniente; en este caso lo que provoca es un envejecimiento prematuro de los tejidos, sobre todo con el mal hábito que tenemos en nuestro país de no proteger esta zona tan delicada como deberíamos. La consecuencia del descuido se refleja en un mayor descolgamiento, aparición de arrugas, líneas de expresión y también pecas, que van en aumento tanto en cantidad como intensidad verano tras verano. Para reducir el daño y ralentizar los síntomas, estas vacaciones te proponemos que te cuides desde el cuello hacia abajo de la misma forma que haces con el rostro y también que pongas en práctica estos tres consejos antiedad que agradecerás más tarde (y tu piel aún más).

VER GALERÍA

sol-escote-pecas
sol-escote-pecas

-La técnica viral del 'sandwich' que va a transformar tu piel

Es una realidad apoyada por los expertos: el escote es una de las partes del cuerpo que más rápido envejece y en la que antes se notan los signos de la edad junto al rostro y el cuello; un triángulo que destaca por su piel sensible y delicada. Como te adelantábamos, si bien la mayoría ya tenemos interiorizada la importancia de los tratamientos faciales, los otros dos protagonistas caen muchas veces en el olvido y en verano debemos intensificar su cuidado para que los rayos UV no aceleren el deterioro. El primer consejo es, indudablemente, aplicar protector solar a diario.

1. SPF, el mayor cuidado antiedad

Desde la marca especializada iS Clinical recomiendan fórmulas que sean igualmente efectivas para rostro, cuello y escote y que además proporcionen beneficios extra: "La clave de un buen fotoprotector es que te apetezca usarlo todos los días", asegura Aura Serras, directora de la firma en España. La experta propone fórmulas como su PerfecTint Powder SPF 40, un cosmético apto para estas zonas delicadas de textura en polvo que no solo combate el fotoenvejecimiento, también reduce la apariencia de los poros y matifica los brillos gracias a su acción antiimperfecciones. "Además, también lo puedes utilizar como polvos bronceadores, ya que cuenta con diferentes tontalidades que aumentan de forma natural el color de tu piel", añade Serras.

VER GALERÍA

pecas-sol-escote
pecas-sol-escote

2. Exfoliación e hidratación

De nuevo, un gesto que no olvidamos cuando se trata del rostro pero que no alargamos hacia el escote y que también lo necesita: "Para conseguir un bronceado uniforme y bonito durante el verano y evitar las temidas manchas solares es importante exfoliar la piel", apunta Serrás. Como opción con ventajas antioxidantes, suavizantes, calmantes e hidratantes, el Exfoliante Facial de Rosas, de Avant Skincare, es ideal porque proporciona todo esto además de reducir rojeces y conseguir que el tratamiento posterior penetre un 20% más. Aplicar después una crema hidratante e incluso una mascarilla nutritiva un par de veces a la semana, cierra el círculo de cuidados a medida para "el gran olvidado" de los rituales de belleza.

3. Nutricosmética que va un paso más allá

Por último, un cuidado que no solo protege el escote sino a toda la piel en general frente al daño solar es la fotoprotección por via oral y Julia Chacón, CEO de Luxmethique, asegura que este empuje interno es un paso en la dirección correcta para frenar el fotoenvejecimiento y lucir un bronceado más bonito y duradero. La experta recomienda la Fórmula H2Sol de su marca, porque "está enfocada en preparar, proteger y reparar la piel. Esto quiere decir que vamos a actuar antes, durante y después de la exposición solar”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.