La explicación científica de por qué te gustan los perros: está en tus genes

¿Cuál es la razón detrás de tus ganas de tener un perro? Científicos suecos y británicos se dispusieron a determinar si la elección de tener un perro tendría un componente hereditario o no. ¿Y qué descubrieron? A través del estudio, publicado en el journal Scientific Reports en mayo de 2019, hallaron que, sorprendentemente, la elección de tener un can estaría muy influenciada por la composición genética de los individuos.

Foto: nortonrsx/iStock

"Nos sorprendió ver que la composición genética de una persona parece ser una influencia significativa en si posee (o no) un perro. Como tal, estos hallazgos tienen implicaciones importantes en varios campos diferentes relacionados con la comprensión de la interacción perro-humano a lo largo de la historia", explicó Tove Fall, autora principal del estudio."Quizás algunas personas tienen una mayor tendencia innata a cuidar de un perro que otras", añadió.

Como ves, tu amor por los perritos estaría en tu ADN…

Son muchos los beneficios de tener un perro

Además de tener un compañero fiel con quien acurrucarse en el sofá, tener un perrito tiene muchos beneficios para la salud de los seres humanos. Aquí, algunos:

· Tener un perro podría reducir el riesgo cardiovascular en sus dueños al brindar apoyo social y motivación para hacer actividad física.

También te puede interesar: Las señales que indican que tu perro te adora

· Caminar a diario con un perro ayudaría a sus dueños a perder peso, ya que los obligaría a realizar actividad física moderada de 10 a 30 minutos.

Un estudio de 2010 descubrió que los residentes de viviendas públicas que paseaban perros cinco veces a la semana perdieron un promedio de 14.4 (6.53 kilos) libras en el transcurso de un año. Y lo mejor de todo es que estas personas consideraban el paseo como una responsabilidad hacia el perro, en lugar de un mero ejercicio.

· Socializar. Si bien los dueños de perros tienden a ser un poco más extrovertidos, según Kay Joubert, directora de PAWS, una organización de defensa de los animales, al hablarles acerca de su mascota, las personas tienden a abrirse y a "florecer".

También te puede interesar: Los 12 países más pet-friendly

· Mejorarían la autoconfianza y ayudarían a reducir el estrés de sus dueños. En dos estudios llevados a cabo en 2012, examinaron el impacto que tienen las mascotas en las emociones humanas. En el primero, los participantes se dividieron en tres grupos. Un grupo tenía una mascota cerca, al segundo se le pidió que pensara en una mascota, y el tercero no tenía ninguna mascota, Luego se les pidió que enumeraran sus metas y cuánta confianza tenían para lograrlas. Los primeros dos grupos propusieron una lista más larga de objetivos y tenían una confianza significativamente mayor de poder alcanzarlas.

En el segundo experimento, los investigadores dividieron a los participantes en los mismos tres grupos, pero esta vez les pidieron que realizaran una tarea estresante y monitorearon los cambios en su presión arterial. Aquellos que tenían mascotas cerca o estaban pensando en ellas, tenían una presión arterial notablemente más baja. Al parecer, tener mascotas cerca de ti, o incluso solo tenerlas en la mente, podría reducir el estrés.