Tom Brady solo contempla la jubilación porque se siente en deuda con su familia

·1  min de lectura
Tom Brady credit:Bang Showbiz
Tom Brady credit:Bang Showbiz

El pasado mes de febrero, cuando Tom Brady ganó su séptimo anillo de la Super Bowl, su esposa Gisele Bündchen le preguntó qué más le quedaba por demostrar y parece que ese simple comentario consiguió removerle la conciencia.

Por una parte, el quarterback de los Buccaneers sigue sintiendo el mismo amor de siempre por el juego y la competición y se niega a permitir que una simple "línea de tiempo arbitraria" decida por él si termina su carrera o sigue adelante, pero por otra, sabe que sus seres queridos merecen que se retire en un futuro cercano.

"Las cosas cambian a medida que uno envejece y ahora hay muchas responsabilidades diferentes en mi vida. Mis hijos y mi familia son ciertamente muy importantes y han hecho muchos sacrificios durante mucho tiempo para verme jugar. Así que... también se lo debo a ellos", ha confesado en una nueva entrevista a 'SiriusXM Town Hall'.

En cualquier caso, Brady -que tiene dos hijos con la modelo brasileña y otro más con su ex Bridget Moynahan- se siente satisfecho de haber llegado en activo a la edad que se había fijado hace tiempo y deja sus planes de jubilación en el aire.

"Durante mucho tiempo sentí que podía jugar hasta los 45 años. Creo que me comprometí a decir: 'Oye, voy a aguantar jugando hasta los 45 años'. Y este año cumpliré 44, lo que naturalmente me lleva al año siguiente. Tengo un contrato de dos años. Veremos qué pasa más allá de eso", ha añadido.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.