Tom Hanks confiesa por qué nunca ha interpretado a un villano

¿Hay alguien en el mundo a quien Tom Hanks le caiga mal? No hay riesgo en afirmar que el californiano de 63 años es, para muchos, poco menos que la encarnación viviente de la bondad.

Tom Hanks interpreta al célebre Mister Rogers en Un amigo extraordinario. (Imagen: Lacey Terrell © 2019 CTMG, Inc. All Rights Reserved / Image.net)

Conocido por cintas icónicas como BigPhiladelphiaForrest GumpSalvar al soldado Ryan o Náufrago (además de por prestar su voz a Woody en la saga de Toy Story), Hanks parece haber orientado toda su carrera hacia los papeles más simpáticos y agradables.

O quizá es que no le quedaba otra opción. Así lo ha sugerido el oscarizado actor en una reciente entrevista con The New York Times durante la promoción de Un amigo extraordinario (A Beautiful Day in the Neighborhood), el biopic en la que interpreta al adorable presentador Fred Rogers (el célebre “Mister Rogers” de la televisión estadounidense) que llegará a nuestra cartelera el 24 de enero de 2020.

Hace mucho tiempo reconocí en mí mismo que no podía infundir miedo en nadie”, asegura Hanks. “Pero eso es distinto de ser bueno, ¿entiendes? Creo que tengo una reserva de misterio, aunque no de maldad”.

No quiero llamarlo "lado oscuro", pero me doy cuenta de que he usado una y otra vez mi habilidad para seducir a toda una habitación, a un grupo de personas. Empecé a hacerlo de muy joven como mecanismo de defensa, pero acabó convirtiéndose en algo un poco manipulador, porque yo no me daba cuenta de lo bueno que era haciéndolo”.

Pero cuando se le pregunta directamente por qué no interpreta a villanos, Hanks responde: “Porque nunca me los ofrecen, porque los malos, generalmente, requieren cierto grado de maldad que yo no creo poder fingir”.

Dicho todo esto, recordemos que Hanks no siempre ha interpretado a personajes enteramente irreprochables. Sin ir más lejos, en Camino a la perdición fue un asesino a sueldo, y uno de sus muchos personajes en El atlas de las nubes sí que era un terrible villano (“aunque aquello fue bajo mucho maquillaje”, señala el propio actor). 

Pero lo cierto es que, quizá salvando el caso de El círculo, en realidad Hanks nunca ha sido el gran antagonista de la historia. Y si eso no es una llamada para que algún director se lance a convertirle en el archivillano que nunca le dejan ser, que baje Dios y lo vea...

¿Y tú, te imaginas a Hanks como malo? Lo visualices o no, lo próximo que podrás ver de él, Un amigo extraordinario, tiene todas las papeletas para ser uno de los papeles más tiernos y adorables de su filmografía.

Más historias que te pueden interesar: