Tom Holland y la audición que pudo cambiar el destino de Star Wars

Cine 54
·3  min de lectura

Aunque ya había actuado en películas como Lo Imposible, Mi vida ahora o En el corazón del mar, Tom Holland no se consagró como estrella de Hollywood hasta que se unió al Universo Cinematográfico Marvel como Spider-Man en 2016.

Sin embargo, el destino del joven actor pudo haber sido muy diferente y cambiar el rumbo de otra mítica saga cinematográfica, puesto que antes de convertirse en el hombre araña participó en el casting de la última trilogía de Star Wars. Aunque no salió tan bien como esperaba por culpa de un ataque de risa.

Tom Holland (Richard Shotwell; Gtres)
Tom Holland (Richard Shotwell; Gtres)

El actor se encuentra promocionando Cherry, su nueva película junto a los hermanos Russo que estrenará Apple TV+ el 12 de marzo, y en una entrevista con Backstage ha aprovechado para rememorar cómo fue esta fallida audición en la que tuvo un pequeño percance por no contener su risa. Según relata, tuvo que recitar varias líneas de diálogo frente a una chica caracterizada como un dron, lo que hizo que no pudiera tomarse la situación muy en serio.

“Recuerdo esa escena con esa chica, y que Dios la bendiga, caracterizada como una especie de dron. Así que hice cosas como, por ejemplo, decir «¡Debemos volver a la nave! ». Y ella me respondía, «bleep, bloop bloop, bleep bloop». No podía dejar de reírme. Lo encontraba tan divertido”.

“También me sentí realmente mal, porque ella solo intentaba ser convincente como androide o dron o lo que quisieran que fuera. Sí, obviamente no conseguí terminar. No fue mi mejor momento", explicaba Holland sobre su oportunidad perdida de sumarse a la saga galáctica.

Holland no sabía siquiera el papel para el que realizó la audición, aunque cree que se trataba del casting para interpretar a Finn, el personaje que eventualmente consiguió John Boyega. La noticia ha corrido tanto por las redes que ya aparecen ilustraciones de fans imaginando a Tom en la piel del ex Stormtrooper.

Si hacemos memoria, John Boyega no acabó demasiado satisfecho con el protagonismo que la taquillera saga galáctica dio a su personaje y han sido varias las veces que ha mostrado su descontento hacia Disney.

Boyega considera que la compañía dejó de lado en la historia a roles no blancos como el suyo o el de Kelly Marie Tran, acusando a Lucasfilm de usarlos como meros reclamos publicitarios. Ahora cabría preguntarse si el rumbo de estos personajes habría sido diferente con alguien como Holland u otro actor blanco interpretándolos.

Aunque no consiguió entrar en Star Wars, Tom Holland no debería tener ninguna queja sobre el rumbo que ha seguido su carrera. Actualmente es uno de los actores más cotizados de Hollywood y tiene tras de sí papeles en importantes franquicias como el Universo Marvel o en esperados blockbusteres como la adaptación de Uncharted. Además, aunque no pudieron coincidir en Star Wars, el destino le llevó a unirse a Daisy Ridley, Rey en la última trilogía, en la cinta de ciencia-ficción Chaos Walking.

Más historias que te pueden interesar: