El tráfico se acumula en el río Rin tras una avería en el motor de un buque

·2  min de lectura
Foto del martes del bajo nivel del agua en el río Rin en el Puerto de Bonn

BERLÍN, 17 ago (Reuters) - Una veintena de barcos está atascada a lo largo del río Rin en Alemania, donde el bajo nivel de las aguas ya ha impedido la navegación este verano boreal, después de que el fallo del motor de una embarcación cerró parte de la vía fluvial, dijeron las autoridades el miércoles.

Un buque con una carga de 1.660 toneladas se vio obligado a echar el ancla debido a un fallo del motor, cerrando el tráfico entre Sant Goar y Oberwesel, informó la policía fluvial.

"Se está retrasando", dijo a Reuters un portavoz de la Administración Federal de Vías Navegables y Navegación. "Los atracaderos están llenos hasta Maguncia", una localidad situada a unos 50 kilómetros al sureste de Oberwesel.

El río abajo estaba más afectado. El tráfico que se dirigía río arriba se reanudó desde las 13.00 hora local (1100 GMT), dijo el portavoz, añadiendo que podrían pasar otro par de horas antes de que se liberara de nuevo el otro sentido.

Las autoridades subrayaron que el atasco del miércoles no se debió a la reducción del nivel del agua, que ha alcanzado mínimos históricos en algunos puntos debido a la falta de lluvia.

Semanas de temperaturas abrasadoras y escasas lluvias han drenado los niveles de agua del río, la arteria comercial de Alemania, provocando retrasos en el transporte marítimo y elevando los costos de los fletes. Según los economistas, la interrupción podría restar medio punto porcentual al crecimiento económico de la mayor economía de Europa este año.

En Berlín, el gobierno de la ciudad pidió a los residentes que ahorren agua.

"Berlín se abastece de sus propias aguas subterráneas desde hace más de 100 años, y tendremos que hacer algo para que siga siendo así", dijo la senadora ambientalista Bettina Jarasch. La gente debería evitar regar los jardines durante el día y tomar duchas cortas en lugar de baños, afirmó.

(Reporte de Rene Wagner y Vera Eckert; reporte adicional de Madeline Chambers; escrito por Miranda Murray y Rachel More; editado en español por Darío Fernández y Carlos Serrano)