Trabajadores venezolanos marchan en reclamo de pagos atrasados

·2  min de lectura

CARACAS, 11 ago (Reuters) - Trabajadores de la educación y de salud de Venezuela, cuyos sueldos se han deteriorado por la inflación y los ajustes del gasto público, marcharon el jueves en reclamo por el atraso en los pagos de bonos y aumentos salariales.

La caminata de unos cientos de trabajadores a lo largo de casi dos kilómetros en el oeste de Caracas culminó sin incidentes. Un piquete policial impidió el paso de los manifestantes hacia la sede de la Defensoría del Pueblo, según testigos Reuters. Una comisión de los manifestantes entregó en la Defensoría un documento enumerando sus exigencias.

El gobierno "no quiere la educación, lo que quiere es un pueblo sumiso, ignorante", dijo María Acosta, una educadora de 50 años, que estaba en la marcha cercana a la Defensoría. Agregó que las autoridades sólo les han cancelado 10% de un bono que les corresponde por la convención colectiva.

Un grupo de oficialistas también realizó una marcha en el centro de la capital para manifestarse en contra de lo que califica como el robo de activos venezolanos en el exterior y por lo que responsabilizan a Estados Unidos, entre otros países. Durante la semana han hecho dos manifestaciones.

La elevada inflación y el cambio gradual de Venezuela con el uso del dólar está ampliando la desigualdad de salarios entre los trabajadores del sector público y privado debido a que aquellos que reciben sueldos en moneda extranjera tienen un mayor poder adquisitivo, mientras que otros enfrentan precios prohibitivos.

En Venezuela, los empleados públicos ganan el equivalente a entre 30 dólares y 100 dólares, de acuerdo con revisiones salariales del gobierno. Mientras, en el sector privado sus empleados devengan un mínimo de 107 dólares y por encima de 200, según cálculos del Observatorio Venezolano de Finanzas.

Los trabajadores públicos, desde maestros a enfermeras, reclaman que el gobierno se ha retrasado en pagar los bonos vacacionales, entre otros beneficios, y que además los bonos están calculados con base al salario mínimo mensual de 2021, equivalente a unos 3 dólares, y no al de este año, de unos 21 dólares.

Miembros de la Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo, han dicho que el gobierno carece de recursos suficientes para cumplir sus compromisos laborales por las sanciones impuestas por Estados Unidos.

"Nosotros estamos bajo un gobierno responsable, estamos sorteando el bloqueo (sanciones) contra Venezuela y estamos seguros que la revolución (el gobierno) le va a responder a cada trabajador", dijo José Quevedo, un docente de 32 años del central estado Cojedes y que participó en una manifestación oficialista.

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro se ha planteado como estrategia desacelerar la inflación mediante políticas ortodoxas. La vicepresidenta y ministra de Finanzas, Delcy Rodríguez, ha aplicado varias medidas, como el control del gasto público, lo que ha afectado a los empleados públicos, cuyos sueldos han subido una sola vez este año.

(Reporte de Deisy Buitrago, Vivian Sequera y Mayela Armas. Editado por Javier Leira)