La trampa de Telecinco a Fidel Albiac que descolocó a Rocío Carrasco

Cine 54
·6  min de lectura

Por Valeria Martínez.- Una semana atrás, Rocío Carrasco dijo que creía conveniente hacer un parón en la emisión de su serie documental para “aclarar” las diferentes dudas y asuntos que habían surgido tras siete episodios plagados de confesiones. Ella cumplió, y sentada entre Jorge Javier Vázquez y Carlota Corredera, se dispuso a responder casi todas sus preguntas, las de colaboradores e invitados que conectaban por videoconferencia. Sin embargo, lo que debió haber sido una entrevista centrada en aclarar sus confesiones más duras, por momentos se convirtió en una entrega del Deluxe de los sábados.

Sobre todo con la entrevista inesperada a Fidel Albiac, el marido de Rocío Carrasco, en su primera intervención televisiva. Lo que debería haber sido un momento de ánimos para su esposa se transformó en una discusión fuera de lugar con María Patiño que dejó a la protagonista en un segundo plano. “¿Pero Fidel no había entrado para hablar conmigo?” se quejó Rocío sin que nadie le hiciera caso.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

A lo largo de la entrevista, la hija de Rocío Jurado repitió en varias ocasiones que las preguntas y debates que le planteaban estaban desviando el tema hacia Rocío Flores, en lugar de centrarse en el retrato descrito de Antonio David a lo largo de los siete episodios. Pero era como si hablara con una pared. Ella lo decía y Jorge Javier Vázquez nombraba a “la niña” en la frase siguiente, o un colaborador insistía con una pregunta al respecto. Que si la seguía queriendo, que si creía que estaba manipulada, que si Rocío Flores era mentirosa… Un desvío de temática aparentemente volcado más en intenciones de prensa rosa, que en centrarse en exponer la versión y las pruebas que Rocío fue detallando sobre los supuestos maltratos sufridos por culpa de Antonio David Flores.

Y este desvío quedó sentenciado durante la incorporación de Fidel Albiac, que conectaba a través de Skype dando una sorpresa a su propia esposa. El propósito era acompañarla por unos minutos, asegurando que le produce “daño […] seguir justificando el dolor” que ella ha vivido durante años, tendiendo una mano a favor de las mujeres que se sienten representadas por Rocío. Sin embargo, su alegato terminó en cuestión de minutos cuando Jorge Javier Vázquez inició una entrevista centrada en él.

La tentación de entrevistarle resulta comprensible, después de todo la figura de Fidel ha sido una constante en las críticas y habladurías contra Rocío en los últimos años y el hombre apenas se había pronunciado, pero ahí estaba Rocío para encargarse de centrar de nuevo el debate en el mensaje que ella pretende enviar con su testimonio: la supuesta manipulación mediática de su ex que también salpicó a Fidel. “Esa es otra parte del maltrato. Él está ejerciendo maltrato para con mis hijos, para con la persona que está conmigo, para mi madre, para con cualquier persona que estuviera al lado mía. Y a él le ha tocado porque estaba al lado mía y no se iba a ir ni muerto” aclaró Rocío.

A continuación, María Patiño se sumaba al debate asegurando que Antonio David “no ha tenido ese poder en la prensa”, a lo que Rocío Carrasco reaccionaba diciéndole que “no podía decir eso, porque no era verdad”. Un momento que sirvió de primer acto para centrar los focos en la periodista y una discusión a posteriori que no venía a cuento.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Patiño continuó su argumento hablando de Fidel Albiac al poner sobre la mesa su “forma de ser” sin conocerlo de forma personal, a lo que Rocío reaccionó enseguida al ser precisamente parte del cuestionamiento que ella plantea en su serie documental contra la prensa rosa que durante años creyó la versión mediática de Antonio David, sin darle a ella el beneficio de la duda. La entrevistada se enfrentó a la periodista cuestionando sus planteamientos, pidiendo cortar el tema al final para darle el momento de vuelta a Fidel, pero quien optó por recuperarlo para salir en su defensa.

El esposo de Rocío Carrasco pidió que no se entrara en el debate de si el silencio benefició o no a su esposa con el paso del tiempo, y mientras hablaba del machaque que él mismo sufrió en consecuencia “desde el minuto cero”, mencionó una demanda que perdió contra María Patiño. Aquel comentario se desvió en una discusión entre un marido que intentaba explicar las supuestas mentiras dichas sobre él, mientras Patiño ventilaba los trapos sucios del juicio. Una situación que no veía a cuento en el perfil que se esperaba del especial.

Durante la media hora que Fidel estuvo en directo, Rocío Carrasco y su testimonio quedaron en un segundo plano, provocando cientos de críticas en contra del programa y de María Patiño, hasta el punto que la periodista era trending topic en la red del pajarito.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La participación del marido pasó de ser una intervención de apoyo a convertirse en una entrevista centrada en él, llevando a que Rocío Carrasco dejara clara su incomodidad pero también desconformidad, al decirle a Carlota: “¿Pero Fidel no había entrado para hablar conmigo?”

El marido reaccionaba diciendo que no quería tomar protagonismo y en menos de un segundo, Jorge Javier insistía con preguntas más habituales del Deluxe, como “¿Qué es lo que más te duele escuchar?” y “¿En algún momento has llegado a apartar la mirada de la televisión cuando se emitía la serie?”, mientras María Patiño volvía al tema de “la niña” preguntándole “¿Qué sientes por Rocío Flores?”, provocando otra discusión pero con su compañero Marc Giro dado que la periodista insistió con la pregunta cuando Fidel respondió que se lo diría en privado.

Al momento de iniciar la intervención de Fidel Albiac, Telecinco ponía un rótulo que explicaba que el marido se conectaba para “decirle algo a Rocío en directo”. Sin embargo, aquel momento de supuesto apoyo se terminó transformando en una entrevista empañada por la discusión, el debate y preguntas que desviaban la verdad que quiere contar Rocío a España. Una pena.

Más historias que te pueden interesar: