Truss sigue adelante con su "controvertido" plan económico y defiende su decisión

FOTO DE ARCHIVO: La primera ministra Liz Truss pronuncia un discurso ante los miembros de las Naciones Unidas en Nueva York

LONDRES, 29 sep (Reuters) - La primera ministra británica, Liz Truss, defendió el jueves su plan económico, que ha sacudido los mercados financieros, afirmando que está dispuesta a tomar medidas "controvertidas" para reactivar el crecimiento y que no dará marcha atrás a pesar de las turbulencias.

"Este es el plan correcto que hemos establecido", dijo en una serie de entrevistas con las emisoras de radio locales de la BBC.

Ante la pregunta de si daría marcha atrás al su plan presupuestario, que sorprendió a los mercados con la magnitud de sus recortes fiscales y el endeudamiento del Estado, Truss dijo: "No acepto la premisa de la pregunta".

"Nos enfrentamos a tiempos económicos difíciles. No lo niego. Es un problema global. Pero lo que es absolutamente correcto es que el Gobierno del Reino Unido ha intervenido y actuado en este momento difícil".

El ministro británico de Economía, Kwasi Kwarteng, desató la semana pasada la agitación en los mercados financieros cuando presentó un plan de recorte de impuestos sin detallar el impacto que tendría en las finanzas públicas o cómo el Gobierno reformaría la economía para estimular el crecimiento.

La libra se hundió y los rendimientos de la deuda pública británica se dispararon, lo que obligó al Banco de Inglaterra a reactivar su programa de compra de bonos en una medida de emergencia el miércoles para apuntalar los fondos de pensiones.

Truss dijo que el Gobierno tenía que tomar medidas urgentes y decisivas para proteger a los hogares y a las empresas del aumento de la factura energética

"Por supuesto, eso significa tomar decisiones controvertidas y difíciles. Pero estoy dispuesta a hacerlo como primera ministra porque lo importante para mí es que pongamos en marcha nuestra economía".

(Reporte de Kate Holton, Paul Sandle y Muvija M; edición de Elizabeth Piper; traducido por José Muñoz en la redacción de Gdansk)