Universitaria supera la batalla contra el cáncer, ahora espera guiar a otros a través de los rigores de la vida universitaria

·5  min de lectura

BALTIMORE— Aunque esta será la última graduación del presidente Freeman A- Hrabowski III —quien anunció su jubilación el pasado mes de agosto—, de la Universidad de Maryland, en el Condado Baltimore (UMBC), dejará la escuela con una serie de líderes que ayudarán a la próxima generación de graduados a superar los retos y obtener sus títulos.

Jane De Hitta, quien tuvo que hacer una pausa en sus estudios de trabajo social debido a un tratamiento contra el cáncer, es una de esas líderes, y ayudará a guiar a los y las estudiantes universitarios y universitarias a través de los programas de retorno.

"En el transcurso del año escolar 2021-2022, Jane se ha distinguido silenciosamente dentro de la comunidad de UMBC al convertirse en una defensora integral de los y las estudiantes adultos y adultas en nuestra universidad, especialmente para las personas de comunidades históricamente marginadas", dijo Amelia Meman, directora interina de UMBC Women’s Center. "Ha organizado talleres y grupos de discusión que reúnen a la gente para procesar el dolor relacionado con la pandemia y para practicar el establecimiento de límites".

De Hitta, quien en un principio se sintió atraída por UMBC por su sólida reputación académica, dijo que la universidad le ofrece a los y las estudiantes amplias oportunidades para aprender dentro y fuera del aula.

"Solo había oído hablar muy bien del programa [de trabajo social] y de la experiencia de aprender aquí", dijo Jane De Hitta.

"Todavía disfruté mucho de mi experiencia antes de enfermarme", dijo De Hitta. "Tuve una gran clase de estudiantes de trabajo social con la que crecí. Disfruté mucho las clases de trabajo social y de psicología que estaba tomando, y en todo momento me sentí realmente apoyada por mi profesor".

De Hitta, de 27 años, se graduó en la Escuela Comunitaria del Condado Baltimore en 2015 y se transfirió a UMBC en la primavera de 2017 para obtener una licenciatura. Acababa de terminar su tercer año en UMBC cuando, en el verano de 2017, empezó a sufrir dolor en el pecho y notó un bulto en él. La revisó una médica, pero este no pudo encontrar nada.

"Cuando sentí el bulto por primera vez durante una autocomprobación, era casi imperceptible", dijo De Hitta. "Cuando fui al médico, me dijo que, por mi edad, 21 años, no estaba preocupada, y que a veces las mujeres solo tienen tejido fibroso en los senos, pero que volviera si algo cambiaba".

En enero de 2019, De Hitta estaba de vacaciones en Ohio, visitando a su hermana, cuando sintió un dolor en el pecho más intenso que en 2017. El bulto en su pecho había aumentado de tamaño. Su madre, que es enfermera, la revisó y se sorprendió. Entonces, le sobrevino una oleada de frío.

"Cuando mi madre sintió el bulto, sus ojos se agrandaron y dijo que debíamos ir a ver al médico de inmediato", dijo De Hitta.

Después de meses de pruebas, el 11 de febrero de 2019, dos semanas después de su cumpleaños 24, le diagnosticaron un cáncer de mama en fase dos.

"Me enfrenté a la pregunta, ¿quién soy yo sin tener un trabajo o una educación?", dijo De Hitta. "Me pidieron que pusiera mi vida en pausa".

Abandonó la universidad en marzo de 2019 y se sometió a cuatro meses de cuatro tipos de quimioterapia cada tres semanas, lo que le pasó una factura tremenda a su cuerpo, dijo. Después de la quimioterapia, se sometió a inmunoterapia y radiación durante el siguiente año.

De Hitta volvió a UMBC y obtuvo su licenciatura en otoño de 2020. Recibió una beca del programa de mujeres estudiantes/adultas que regresan a UMBC, que apoya a estudiantes adultas que regresan para titularse.

El programa de mujeres estudiantes/adultas que regresan a Women’s Center ofrece talleres y programas mensuales que se centran en los aspectos académicos, personales y profesionales de la vida de una estudiante que regresa y de otras estudiantes adultas. El programa abarca temas como la orientación profesional, los eventos de creación de redes, la gestión financiera y el bienestar y el cuidado personal.

Muchas de las graduadas de UMBC son estudiantes universitarias que regresan a la universidad o inician su camino después de haber comenzado sus carreras y de haber hecho crecer sus familias, de acuerdo con el sitio web de UMBC. De Hitta se convirtió en becaria de trabajo social en Women's Center para poder apoyar en su camino a otras estudiantes que regresan.

"Cuando volví a mi programa, me sentí realmente convencida de terminar, porque quería ayudar a la gente que se enfrentaba a una crisis como la mía", dijo De Hitta. "Quería ayudar a las personas a navegar por sistemas que no están hechos para ellas".

Dejó la escuela durante un año y medio para luchar por su vida y volvió para convertirse en líder de quienes se enfrentaban a retos similares. Cuando los y las estudiantes a quienes asesora expresan dudas o incertidumbre, les recuerda: "Tienes algo que ofrecerle a la comunidad de UMBC que otras personas no tienen. Tu experiencia vivida antes de volver a la escuela informará de lo que aprendes y cómo lo recibes, y también se sumará a las discusiones en clase".

Los padres de De Hitta son filipinos, y ella decidió asistir a UMBC por la reputación de la universidad en cuanto a diversidad y excelencia académica.

"Creo que [Hrabowski] ha sido realmente maravilloso con las medidas que ha tomado para hacer que la universidad sea inclusiva y realmente acogedora para todos los y las estudiantes de todos los orígenes", dijo De Hitta.

De Hitta dijo que espera una carrera de investigación, política y defensa centrada en ayudar a otras personas a navegar por sistemas difíciles para alcanzar sus objetivos. Trabajará como técnica de comportamiento y planea volver a UMBC para hacer una maestría en trabajo social.

Las ambiciones de Jane están completamente ligadas a su sentido de la justicia social y a su inquebrantable creencia en el valor de todas y cada una de las personas", dijo Meman. "En todo lo que hace, incluida su futura carrera como trabajadora social, Jane mejora la vida de las personas, estando en las trincheras junto a ellas y actuando con todo su corazón".

"Todas mis expectativas se cumplieron y superaron durante mis años en UMBC. Las clases y los increíbles profesores, junto con la comunidad que he encontrado allí, realmente me han dado confianza", dijo De Hitta.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.