Urbanizador planea apartamentos más económicos para los trabajadores locales en Miami Beach

·4  min de lectura

Un nuevo proyecto de viviendas para trabajadores pudiera representar un alivio para algunos habitantes ante los elevadísimos alquileres en Miami Beach, uno de los mercados residenciales más caros de Miami-Dade.

Un edificio boutique de alquiler con 60 apartamentos propuesto para el vecindario de Normandy Isles pudiera ofrecer a los trabajadores esenciales —piensen en maestros, enfermeras, policías y bomberos— más opciones de vida acorde con sus ingresos.

Alan Waserstein, propietario de la firma de inversión y urbanización de Miami Lakes LeaseFlorida, planea construir un edificio de cuatro pisos llamado Mia, que incluye apartamentos tipo estudio de 400 pies cuadrados y un espacio comercial en la planta baja, en 1960 Normandy Drive, según los planes presentados a la Junta de Revisión de Diseño de la ciudad de Miami Beach.

Los habitantes de Mia tendrían que ganar entre 60% y 140% del ingreso promedio de la zona para poder vivir en el edificio, es decir, entre $50,820 y $118,580 anuales para una familia de cuatro personas, según el Departamento de Vivienda Pública y Desarrollo Comunitario de Miami-Dade. Los inquilinos pudieran esperar pagar entre $683 y $2,390 al mes en función de sus ingresos y las más recientes directrices de ingresos de la Corporación de Financiación de Viviendas de la Florida.

Hay una gran necesidad de viviendas asequibles y para la fuerza laboral en todo Miami-Dade. La crisis de asequibilidad de las viviendas del condado es anterior a la pandemia, pero la demanda se disparó durante la propagación del COVID-19. Los vecinos ya acostumbrados a competir con gente de fuera por la vivienda enfrentan la competencia por las casas de la llegada masiva de los llamados nómadas digitales adinerados de todo el país que buscan refugio de las estrictas restricciones de la pandemia, el frío y los altos impuestos.

La migración aquí ha llevado a los propietarios a aumentar tanto los alquileres que la alcaldesa Daniella Levine Cava declaró en abril el estado de emergencia por la escasez de viviendas en el condado y presupuestó más de $40 millones para ayudar a los vecinos con más dificultades para pagar el alquiler.

Waserstein, nacido y vecino de Miami Beach, decidió construir Mia para atender la demanda de viviendas para trabajadores. Ha construido varios proyectos residenciales —entre ellos el 63 Nobe y el condominio St. Tropez en Miami Beach—, pero esta será su primera urbanización de viviendas con precio para la fuerza laboral local.

Un vecindario como Normandy Isles necesita viviendas para los trabajadores, dada su proximidad a los centros de trabajo y a los sectores empresariales en expansión.

“Empezamos a notar la demanda de viviendas para trabajadores cuando ocurrió la pandemia”, dijo el urbanizador, señalando un hotel que su empresa adquirió durante la pandemia y convirtió en un edificio de apartamentos. “Recibimos un montón de gente: camareros, trabajadores de hotel. Teníamos una lista de espera de personas que querían alquilar nuestras habitaciones. Entonces nos dimos cuenta que había una gran demanda”.

La última propuesta de urbanización de Waserstein se presenta ante la Junta de Revisión de Diseño de Miami Beach en septiembre. Si se aprueba, tiene previsto finalizar los planes de diseño y conseguir los permisos de construcción para sustituir el actual estacionamiento de superficie y los pequeños almacenes por el edificio de apartamentos Mia previsto. La construcción y los primeros alquileres pudieran comenzar a mediados de 2023, y la finalización está prevista para finales de 2024.

La urbanización de viviendas para los trabajadores incluye 60 viviendas. Arriba: Esta es una representación digital del proyecto de Miami Beach.
La urbanización de viviendas para los trabajadores incluye 60 viviendas. Arriba: Esta es una representación digital del proyecto de Miami Beach.

Mia y otros proyectos de viviendas para trabajadores serían atractivos para inquilinos como Filip Bodic, de 28 años. Este entrenador de tenis reside en North Beach para vivir cerca de su trabajo en Miami Beacg Tennis Academy. Después de pagar $1,950 al mes por un apartamento de un dormitorio, Bodic dijo que buscó uno más grande. Hizo cuatro ofertas por diferentes apartamentos de North Beach en los últimos dos meses. Otros inquilinos le ganaron en la competencia por la vivienda porque firmaron antes los contratos de alquiler o a que ofrecieron un año o dos años de alquiler en efectivo.

“Proyectos como este de Normandy Isles son útiles para gente como yo que no puede ofrecer un año de alquiler en efectivo. Además, es un vecindario seguro y cercano al trabajo”, dijo Bodic.

Las Normandy Isles, construida por el hombre, y Normandy Shores, adyacentes, se encuentran al oeste de Collins Avenue, al norte de 71 Street. Las raíces de las islas se remontan a la década de 1920. Henri Levi, uno de los primeros urbanizadores e inversionistas de Miami Beach, conectó las islas a tierra firme con una carretera que lleva al Viaducto de 79 Street. Levi también encargó la fuente de Normandy Isle, que se sometió a una restauración de $350,000 en 2014.

Representación de un nuevo complejo de viviendas para trabajadores en la comunidad de Normandy Isles de Miami Beach. Berenblum Busch Architects, Ciudad de Miami Beach.
Representación de un nuevo complejo de viviendas para trabajadores en la comunidad de Normandy Isles de Miami Beach. Berenblum Busch Architects, Ciudad de Miami Beach.

Normandy Isles y otros vecindarios de Miami Beach necesitan viviendas para los trabajadores, dijo Robin Bachin, profesor adjunto de Historia y experto en Planeación Urbana de la Universidad de Miami.

“Si queremos fomentar la infraestructura tecnológica, necesitamos alojar a las nuevas personas que vienen y a las que se quedan”, dijo Bachin, vicerrectora de compromiso cívico y comunitario. “Dirigir la urbanización de nuevas viviendas en este rango salarial (de viviendas para trabajadores) es importante para que los vecindarios se mantengan estables y para que no perdamos esa fuerza laboral que forma parte de nuestra economía esencial”.