Uruguay-Ghana: el penal por VAR para los africanos y la gran atajada de Sergio Rochet

Sergio Rochet, arquero de Uruguay, se estira y tapa el remate de Andre Ayew, capitán de Ghana, durante el partido entre ambos equipos, válido por el grupo H de Qatar 2022
Sergio Rochet, arquero de Uruguay, se estira y tapa el remate de Andre Ayew, capitán de Ghana, durante el partido entre ambos equipos, válido por el grupo H de Qatar 2022 - Créditos: @Darko Vojinovic

Los partidos entre Ghana y Uruguay son sinónimos de penales. El encuentro de este mediodía entre ambos equipos no fue la excepción. A los 15 minutos del primer tiempo, el arquero Sergio Rochet dio un rebote largo, la pelota le quedó a Mohammed Kudus, quien levantó el balón por sobre el guardavallas de Nacional de Montevideo y, tras un leve contacto, cayó al suelo. Al principio, la jugada pasó desapercibida, pero el VAR llamó al árbitro principal Daniel Siebert por una posible infracción sobre el futbolista de Ajax (Holanda). La Celeste, con el capitán Luis Suárez a la cabeza, se le fue al humo al juez germano.

Sin embargo, después de ver la jugada desde diferentes ángulos, Siebert tomó la decisión que le aconsejó su compatriota Bastian Dankert, el árbitro de VAR. Y marcó hacia el punto del penal. Otra vez, las protestas de los uruguayos. Rochet no podía creer lo que habían cobrado. El arquero juraba y perjuraba que no había tocado al futbolista africano. “I did not touch him”, decía al aire, en inglés, como para que los árbitros lo escucharan.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Siebert se mantuvo en su decisión, y antes de que Andre Ayew (capitán y número 10 de los africanos) amonestó a Darwin Núñez. El delantero uruguayo de Liverpool se metió en el medio de la ceremonia de los ghaneses para definir quién pateaba. Y pasó su botín por el punto penal. A los africanos no les gustó ni medio y lo sacaron del lugar. Vio la amarilla, pero toda la previa pareció surtir efecto: Rochet se disfrazó de héroe y atajó el remate de Ayew. Uruguay sostuvo el cero en su arco y, desde allí, edificó la ventaja.

Porque Giorgian de Arrascaeta (esta vez, titular) anotó dos veces y le dio el balsámico 2-0 que tanto necesitaba la Celeste. El primero, al recoger de cabeza un rebote en el arquero ghanés. El segundo, tras una asistencia de Luis Suárez. Finalmente, Uruguay se ahogó en la frustración: le ganó 2 a 0 a Ghana y quedó eliminado del Mundial víctima de la victoria de Corea del Sur ante Portugal por 2-1.