Uruguay: jefe de seguridad del presidente es acusado de facilitar la falsificación de pasaportes

AFP - PABLO PORCIUNCULA

Alejandro Astesiano, jefe de la seguridad del presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, fue arrestado el pasado domingo en la residencia presidencial, en el marco de una pesquisa que involucra a ciudadanos rusos y uruguayos; presuntas actas de nacimiento falsificadas habrían permitido a "cientos o miles de ciudadanos rusos" obtener documentación uruguaya, de acuerdo con la fiscal del caso.

El domingo 25 de septiembre, el presidente uruguayo regresaba a Montevideo tras una licencia en el extranjero. En el aeropuerto de la capital uruguaya, el mandatario conoció que lo esperaba el Jefe de Inteligencia de la Policía para detener en la residencia presidencial al encargado de su seguridad y la de su familia.

Alejandro Andrés Astesiano Severgnini se encuentra sindicado de facilitar la obtención de documentos y actas de nacimiento falsas a ciudadanos rusos. Según las investigaciones de la Fiscalía esta acción vendría sucediendo desde 2019.

El informe de la investigación que adelanta la Fiscalía, fue publicado por Bloomberg línea, y constata que Astesiano incluso sostuvo reuniones relacionadas con esta actividad en la Torre Ejecutiva, la sede oficial de gobierno en Montevideo. Además, ofrecía contactos exclusivos con altos funcionarios de gobierno, cuyos nombres no han sido, aún, revelados.

Al día siguiente de la detención, el presidente Lacalle Pou, en rueda de prensa, se mostró "sorprendido" por la orden de detención. Aseguró que Astesiano no tenía un récord criminal y que conocía a su familia desde hace varias décadas. Insistió en su calidad profesional y en el desconocimiento de los antecedentes judiciales de Astesiano revelados por medios de comunicación.

Una trama que habría facilitado "cientos o miles" de pasaportes uruguayos

La fiscal del caso, Gabriela Fossati, citada por 'El País' de Uruguay, precisó que las pesquisas aún están una etapa inicial, en la que se busca determinar cuántos casos de falsificación se habrían producido, pero aseguró: "Tenían varias modalidades. Son decenas, cientos o pueden ser miles".

Las alertas internacionales con respecto a la falsificación de documentos se encendieron en 2019, cuando la Fiscalía, encontró la falsificación de algunas actas de nacimiento. Sin embargo, este caso precluyó. Pero desde México, llegó una alerta la Fiscalía con más detalles sobre casos de falsificaciones en pasaportes, según reveló el diario uruguayo ya mencionado.

Al igual que Alejandro Astesiano, otros dos ciudadanos uruguayos y tres de ciudadanía rusa están formalmente vinculados a la investigación. Uno de ellos, detallado por el diario 'El País' de España. Uno de estos, Alexey Slivaev, administraba una página de Facebook 'Todo sobre inmigración a Uruguay' (deshabilitada al momento de publicar este artículo, activa desde 2015 y contaba con 8.000 suscriptores), a través de la cual se contactaba con posibles clientes y ofrecía la obtención de documentos a partir de personas fallecidas.

Otro de los imputados es Álvaro Fernández, quien habría usado su poder como escribano uruguayo (o notario público) para adelantar los contactos y generar actas de nacimientos, con apoyo de funcionarios públicos de la Cancillería y el Ministerio del Interior, según confirmaciones obtenidas por 'El País' (de España).

Alejandro Astesiano, un dossier cuestionado con acceso privilegiado

Desde 2020, se conocía por filtraciones periodísticas que el jefe de seguridad tenía anotaciones por estar involucrado en investigaciones de delitos menores.

El exjefe de seguridad del mandatario uruguayo no tiene antecedentes penales formales como confirma el Ministerio del Interior de ese país. Hay anotaciones por conductas menores, que fueron reveladas por el diario uruguayo 'El País'. Según este medio, el ahora imputado tendría señalamientos desde 1996 por investigaciones en caso de hurto y apropiación indebida. También tiene otras anotaciones entre 2002 y 2005 por indagaciones en casos similares.

En años posteriores tiene registros por investigaciones en casos de hurto, apropiaciones indebidas y estafa. El mandatario uruguayo afirmó en rueda de prensa, el pasado 26 de septiembre que desconocía estas actuaciones, al igual que el Ministerio del Interior.

Por lo pronto, Astesiano continuará en detención preventiva por 30 días.

Con información de EFE y El País (Uruguay y España)