¿Qué veo? Tres grandes actores para disfrutar el fin de semana: Dominic Monaghan, Michael Sheen y Topher Grace

Dominic Monaghan interpreta a un detective norteamericano que busca a un asesino en Suecia en el estreno Código 100
Dominic Monaghan interpreta a un detective norteamericano que busca a un asesino en Suecia en el estreno Código 100

Dominic Monaghan en Código 100. Ni aventura épica ni sacrificado héroe por el bien común –es decir, bien lejos de sus reconocidos papeles en El señor de los anillos y Lost–, el actor británico interpreta aquí a un detective de la policía de Nueva York que, tras seguirle la pista a un asesino serial, recala en Estocolmo. Este policial creado por el guionista y productor norteamericano Bobby Moresco (Million Dollar Baby), combina los elementos clásicos del género hecho en Hollywood con el fresco punto de vista del scandinoir. Además de los escenarios suecos, la serie de trece episodios cuenta con el notable actor Michael Nyqvist como el agente local forzado a asociarse con el forastero para resolver la ola de asesinatos. Nyqvist, fallecido en 2017, quien se hizo conocido por interpretar a Mikael Bloomkvist en la adaptación televisiva de la saga literaria Millennium, aquí encarna al detective Eklund, listo para la jubilación. Un plan que se pone en suspenso cuando sus jefes le piden que colabore con el policía recién llegado de Nueva York. Con un fuerte acento en el choque cultural y generacional entre ambos, la serie se beneficia con la habilidad de ambos actores para darle sustancia a un par de personajes más bien convencionales y a una trama de suspenso que por momentos resulta demasiado enredada. A medida que avanza el relato, se aleja de los clichés de la TV norteamericana para aprovechar el más novedoso punto de vista que en los últimos aportan al género policial las series creadas en Escandinavia. Una temporada. Disponible en Paramount+

Topher Grace, protagonista y narrador de una nueva comedia familiar
Topher Grace, protagonista y narrador de una nueva comedia familiar


Topher Grace, protagonista y narrador de una nueva comedia familiar

Topher Grace en Home Economics. Una sitcom familiar modelada para ser la continuación espiritual de Modern Family, esta nueva ficción no está tan bien estructurada como aquel éxito pero de todos modos consigue demostrar que la comedia de media hora todavía tiene mucho para contar. En este caso, en lugar de usar el recurso del falso documental, el relato justifica la narración en off con el hecho de que uno de sus protagonistas es un novelista escribiendo la historia de su familia. Así, en el primer episodio, que es también en el capítulo uno de su libro, Tom Hayworth (Topher Grace), cuenta su historia y la sus hermanos y lo mucho que se quieren a pesar de sus diferentes personalidades y situaciones económicas. Por un lado está él, el mayor, siempre considerado el hijo favorito, un autor reconocido que de repente se encuentra con que sus libros ya no se venden y las cuentas no se pagan solas. Por el otro aparece su hermana Sarah (Caitleen McGee), una terapeuta infantil que se quedó sin trabajo y se resiste a pedirle ayuda a su hermano menor, Connor (Jimmy Tatro), un avezado hombre de negocios que es algo tonto para todo lo que no sea ganar dinero. Grace, famoso por su papel en el inolvidable That 70′s Show, despliega su notable habilidad para la comedia y aprovecha al máximo unos diálogos recargados pero inteligentes que hacen de Home Economics una muy buena alternativa para los seguidores del género. Una temporada. Disponible en Amazon Prime Video

Michael Sheen es el brillante y letal protagonista de Prodigal Son
Michael Sheen es el brillante y letal protagonista de Prodigal Son


Michael Sheen es el brillante y letal protagonista de Prodigal Son

Michael Sheen en Prodigal Son. Con algo de Sherlock, otro poco de Elementary y más de una pizca de Dexter, esta serie policial cuenta con dos ventajas que la alejan de la media: Michael Sheen y Tom Payne. Los actores británicos encarnan a un padre y su hijo vinculados por más de un lazo de sangre. Es que el papá, un cirujano cardiotorácico brillante, resulta ser también un asesino serial tan brillante como letal y su hijo, Malcolm, colaboró para atraparlo. “Somos iguales”, le dice el doctor Whitly a Malcolm mientras la policía se lo lleva esposado. E insiste con el parecido entre ambos cuando el chico lo visita en el psiquiátrico en el que cumplirá su cadena perpetua. Sin embargo, ya adulto, Malcolm hace lo posible por diferenciarse de su padre y se dedica a apresar a otros asesinos utilizando todo el conocimiento que el doctor le transmitió. Inestable psicológicamente y con más patologías de las que se puedan contar, cuando es expulsado del FBI por sus métodos cuestionables y una preocupante empatía con los criminales que busca atrapar, Malcolm debe reencontrarse con su padre para colaborar con la investigación policial de un posible imitador de sus crímenes o un esforzado discípulo. Con humor e intensidad cada vez que Sheen aparece en pantalla, el relato policial suma ingenio, vitalidad y una intriga que Payne consigue sostener durante el resto de las escenas. Dos temporadas. Disponibles en HBO Max