La nueva vida de los famélicos leones del zoo de Jartum

·4  min de lectura

Jartum, 27 jun (EFE).- Hace dos años, las fotos de unos leones famélicos en el zoológico de Jartum, en Sudán, dieron la vuelta al mundo, lo que provocó una ola de solidaridad para su rescate. Ahora, esos felinos viven en una reserva en la que gozan de una nueva vida y donde esperan a más compañeros de otros países vecinos.

La leona Kandaka y otros cuatro leones estaban en el zoo de Al Qurashi, en el centro de Jartum, cuando surgió el escándalo: los felinos estaban completamente famélicos, con las costillas totalmente visibles y entre jaulas oxidadas. Solo tres de los cinco leones sobrevivieron.

Para salvar al resto, apareció Ozman Saleh: "Comencé trasladando a los tres leones del parque Al Qurashi tras obtener la aprobación de las autoridades para transferir a otros leones que sufrían en parques de Jartum y otros estados", dijo en una entrevista a Efe el que es ahora presidente de la reserva Al Baqeir.

En esta reserva, que abrió sus puertas en enero de 2021, están Kandaka, Mansour y otros 18 felinos más que ya disfrutan de una nueva vida gracias a una campaña iniciada en 2020 en línea por veterinarios y amantes de la vida salvaje de todo el mundo.

LA NUEVA VIDA FELINA

La reserva Al Baqeir, situada a 30 kilómetros al sur de la capital sudanesa, cerca de la orilla del Nilo Azul, se extiende sobre unas cuatro hectáreas en las tierras agrícolas propiedad de la familia de Saleh.

Nada que ver con la situación en la que vivían estos felinos y otros animales en el zoo del centro de Jartum, la capital del país que vivió como las condiciones de vida empeoraron por la grave crisis económica que se agudizó con las protestas en 2019 que acabó con el derrocamiento del exdictador Omar al Bashir.

"La reserva Al Baqeir dependía de los esfuerzos de los donantes, pero después de que la reserva abriera al público en enero de 2021, los ingresos obtenidos con los boletos de entrada nos permitieron obtener suficientes recursos para comprar comida para leones y otros animales, ya que más de mil personas visitan la reserva semanalmente", aseveró su responsable.

Saleh cuenta con varios voluntarios que ayudan a mantener la reserva, y explica que "veterinarios voluntarios vienen todas las semanas para realizar exámenes rutinarios a los animales, y cada seis meses llegan también veterinarios de la organización no gubernamental Four Paws para realizar cirugías y formar al personal local".

Precisamente la ONG Four Paws acudió al rescate de los leones en 2020 después de que se hicieran viral las fotografías y tras recibir un permiso de las autoridades sudanesas para que un equipo de la organización, capitaneado por el veterinario Amir Khalil, proporcionara a los animales los alimentos y la atención médica que necesitaban de urgencia.

Ahora, la reserva cuenta con 20 leones cuyas edades van desde los 6 meses hasta los 6 años, distribuidos en seis jaulas de hierro, y que necesitan 100 kilos de carne al día, cuenta Saleh.

El más famoso de los felinos es Mansour (Victorioso) que se le llamó de esta manera porque superó las adversidades en el zoo de Jartum, antes de ser trasladado a la reserva, indicó Saleh.

Cerca de él y rodeada de sus cachorros está la popular Kandaka, que fue llamada así por ser el nombre de una de las antiguas reinas nubias Ese nombre apareció durante las protestas contra Al Bashir, ya que así se les denominó a las mujeres que participaron en las manifestaciones que tumbaron al régimen.

ACOGER MÁS ANIMALES

En la reserva de Saleh no solo hay leones, ya que se ven zorros, hienas y gacelas retozando en sus amplias jaulas, dentro de la reserva, un 60 % de cuya superficie aún está sin explotar.

Saleh señala que no tienen problemas financieros en este momento, pero sí necesitan más ayuda económica para traer a elefantes, jirafas, rinocerontes, tigres y otros animales de otros países africanos, ya que es el siguiente objetivo del responsable tras estabilizar a los leones.

"Planeamos traer elefantes, jirafas, rinocerontes y tigres de otras reservas dentro de Sudán, como de Dinder en el sureste de Sudán, cerca de la frontera con Etiopía, o de los países de Sudán del Sur, Kenia, Uganda y Tanzania", zanja.

Los leones africanos ahora están clasificados como especie "vulnerable" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), ya que se estima que hay solo de 23.000 a 39.000 leones africanos en la naturaleza y las tres cuartas de la población están en declive.

Al Nur al Zaki

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.