Violencia en el fútbol: con mala ortografía y hasta “humor”, pero igual de amenazantes, aparecieron pasacalles contra Lanús e Independiente

·4  min de lectura
Amenazas en Lanús, con el recuerdo muy fresco del caso Aldosivi; el conjunto granate marcha último tanto en la Liga Profesional como en la temporada toda.
Amenazas en Lanús, con el recuerdo muy fresco del caso Aldosivi; el conjunto granate marcha último tanto en la Liga Profesional como en la temporada toda.

La violencia, la intolerancia, representan una enorme porción del fútbol argentino. Lógicamente, el deporte más popular recibe, como en pocos ámbitos, los desechos de una sociedad atravesada por problemas crónicos, de todo tipo. La ira dentro de la Liga Profesional repercute mucho más. Sin embargo, los desatinos abarcan todas las categorías.

El bochorno de un grupo de jugadores de Patronato en el campo de juego, víctimas de una supuesta injustica deportiva (incluyó golpes de puño con la policía) a manos de Barracas Central, y los automóviles incendiados en Mar del Plata a raíz de una serie de derrotas de Aldosivi, viajan por caminos paralelos. La locura se destaca en todos los escenarios. Desde agresiones a árbitros de ligas menores hasta una pelea entre hinchas de Vélez y Talleres en un rincón de una platea de un encuentro de Copa Libertadores.

Los violentos andan por todos lados. Hasta las marchas contestatarias en algunas entidades (una, Independiente) suelen acabar con enfrentamientos serios. Los coches calcinados en Punta Mogotes y los pasacalles amenazantes recientes en Lanús e Independiente llevan la misma rúbrica.

El predio de Aldosivi en Punta Mogotes fue atacado por vándalos: varios coches fueron incendiados luego de la derrota del Tiburón en Mendoza a manos de Godoy Cruz.
El predio de Aldosivi en Punta Mogotes fue atacado por vándalos: varios coches fueron incendiados luego de la derrota del Tiburón en Mendoza a manos de Godoy Cruz.

Hay una tensión en aumento en el fútbol doméstico. Justo en el año del Mundial. Justo cuando vuelven los descensos. Tal vez todo tiene que ver con todo. El mensaje de los violentos no suele quedarse en una serie de derrotas o estilos contrapuestos con el paladar histórico. Lo cierto es que supuestos hinchas de Lanús e Independiente, anónimos, colocaron mensajes intimidantes en los alrededores de las sedes de esos clubes por el presente de dos equipos hundidos en los últimos puestos de la Liga Profesional.

En las adyacencias de La Fortaleza aparecieron dos pasacalles. Uno, con tono amenazante, más allá de cierto toque de “humor”: “Jugadores: ganen o caminan”, fue la leyenda, acompañada por la imagen de una llama de fuego y un automóvil. La pancarta alude a lo sucedido la semana pasada en Mar del Plata, donde barrabravas de Aldosivi ingresaron al predio y quemaron cinco vehículos de futbolistas del plantel, después de la derrota contra Godoy Cruz en Mendoza. El segundo mensaje a los jugadores granates recriminaba que “Lanús les queda enorme”. Había uno más: “Vallanse todos”. Contundente, más allá de los errores ortográficos.

Un mensaje brusco a Julio César Falcioni, acusado por hinchas de Independiente como director técnico demasiado defensivo.
Un mensaje brusco a Julio César Falcioni, acusado por hinchas de Independiente como director técnico demasiado defensivo.

La dirigencia del club hizo la denuncia en la comisaría segunda de la zona y el titular de la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte (Aprevide), Eduardo Aparicio, se puso a disposición para garantizar la seguridad del plantel. El conjunto granate ocupa la última posición de la Liga, con 7 unidades en 14 fechas, durante las cuales fue dirigido por tres entrenadores: Jorge Almirón, Rodrigo Acosta –interino– y el actual, Frank Kudelka. Además, también cierra la tabla cuando se trata de la temporada: 22 unidades en 28 partidos.

“No escapa de la realidad social que vivimos, de cuando una situación no gustosa se acerca a la violencia. A lo largo de la trayectoria, uno se acostumbra. La ve en otros, y nos pasó. No quiero darle demasiado asidero porque no puede sacarme energías para que el equipo juegue bien y gane”, señaló Kudelka. Y fue más allá: “Es notorio últimamente, aun antes de mi llegada. Esto no quiere decir que seamos miedosos. En la vida muchas veces hay que tomar riesgos, mucho más en este tipo de momentos. Si solamente pensamos «no tenemos que perder», las cosas no van a salir”.

En Independiente, los cuestionamientos estuvieron dirigidos al DT Julio César Falcioni. “Fal$ioni antirojo, anda al frente o tomatela”, sostuvo, textualmente, un pasacalle. El Emperador inició su tercer ciclo en el club hace tres fechas, a ocho meses de su salida en medio de una interna con el ahora ex manager del club Rolfi Montenegro. Sumó 2 puntos sobre 9: perdió contra River y empató frente a Lanús y Huracán.

Martín Cauteruccio, uno de los más amenazados en Aldosivi

El Rojo, que renovará sus autoridades vía elecciones el próximo 2 de octubre, se ubica 25º, con 13 unidades, por encima apenas de Aldosivi (11), Vélez (10) y Lanús (7).

“Quiero dejar un mensaje para la reflexión. No podemos vivir en esta locura. Todos estamos tratando de sacar esto adelante. Y hay cosas que sobrepasan. Queremos paz, que no pasen estas cosas”, declaró Martín Cauteruccio, delantero de Aldosivi, luego de un doblete en el aliviador 3-2 a Vélez.

“Paz” y “locura”, en el mismo párrafo.