Vladimir Putin ataca a Estados Unidos y ofrece armas a América Latina, Asia y África

·2  min de lectura
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz

A pocos días de que se cumplan seis meses del inicio de la invasión militar de Rusia a Ucrania, Vladimir Putin ha acusado a Estados Unidos de avivar los conflictos en todo el mundo y ha ofrecido armamento y entrenamiento a sus "aliados" de otras regiones como América Latina, Asia y África.

Durante una ceremonia de apertura de una exposición militar, el mandatario aseguró que Rusia está dispuesta a suministrar equipos militares a sus aliados y a entrenar combatientes extranjeros, mientras intenta mantener la ofensiva en su país vecino a pesar de los ataques en distintos puntos, incluso a depósitos militares en la anexionada Crimea.

"Rusia aprecia sinceramente los lazos históricamente fuertes, amistosos y de verdadera confianza con los países de América Latina, Asia y África. (Estamos) dispuestos a ofrecer a nuestros aliados los tipos de armas más modernos, desde las pequeñas hasta vehículos blindados y artillería, pasando por la aviación de combate y los vehículos aéreos no tripulados", aseguró Putin durante el discurso de apertura del foro Ejército-2022.

"Valoramos mucho el hecho de que nuestro país tenga muchos aliados, socios, personas afines en diferentes continentes", añadió.

El líder del Kremlin también destacó las ventajas de entrenar a soldados extranjeros en Rusia y aseguró que Moscú invita a los aliados a realizar ejercicios militares conjuntos.

"Vemos grandes perspectivas en la formación de militares extranjeros y su entrenamiento avanzado. Miles de profesionales militares de todo el mundo son orgullosos ex alumnos de las universidades y academias militares de nuestro país", añadió.

Por otro lado, durante la apertura de una conferencia de seguridad internacional en Moscú, el presidente ruso aseveró que Estados Unidos intentaba exacerbando las tensiones globales al apoyar a Ucrania en su guerra contra Rusia y acusó a Washington de avivar las tensiones entre China y Taiwán.

"La situación en Ucrania demuestra que Estados Unidos intenta prolongar este conflicto. Y actúan exactamente de la misma manera fomentando el conflicto en Asia, África y América Latina. Una vez más, Estados Unidos intenta echar leña al fuego deliberadamente y agitar la situación en Taiwán. La aventura estadounidense en relación con Taiwán no es sólo un viaje de un político irresponsable individual, sino que forma parte de una estrategia deliberada y consciente para desestabilizar y hacer caótica la situación en la región y en el mundo. Vemos esto como una provocación cuidadosamente planificada", dijo.