'Way Down' y el riesgo que puede terminar arruinando a Telecinco

·9  min de lectura

Por Alberto Cano.- Telecinco siempre tira la casa por la venta con la producción y promoción de sus películas para cines. Lo hemos visto con cintas como Lo Imposible, donde la filial cinematográfica de la cadena de Mediaset llegó a desembolsar hasta 30 millones de euros para hacer relucir como una gran producción de Hollywood esta aclamada película de Juan Antonio Bayona. Pero también con los recursos que usan para su promoción, puesto que una vez que tienen un estreno a la vuelta de la esquina no hay apenas un segundo en su programación en la que no se mencione la misma. Por lo general, su estrategia siempre se ha saldado con excelentes resultados en taquilla, puesto que tener a su disposición producciones de estimable presupuesto y calidad, y venderlas incesantemente crea una necesidad de tener que ir a verlas sí o sí al cine. Y bien me sirve el caso de Lo imposible, que en España recaudó 42 millones de euros y en el mercado internacional llegó a rozar los 200 millones de dólares. Sin embargo, esto no siempre ha sido así.

Si recordamos, con películas como Ágora de Alejandro Amenábar, Telecinco llegó a gastar hasta 70 millones de euros, un presupuesto necesario para producir esta gran cinta histórica repleta de voluminosos sets, decorados y estrellas internacionales. Gracias a la promoción en sus cadenas, fue uno de los estrenos más taquilleros del 2009 en España con 21,3 millones recaudados, sin embargo, la falta de perspectiva a la hora de venderla fuera de nuestras fronteras la llevó al fracaso internacional y a dejar un agujero de aproximadamente 35 millones de euros en las arcas de Mediaset. Y un fracaso similar podría repetirse con Way Down, la nueva superproducción internacional de Telecinco Cinema protagonizada por Freddie Highmore -la estrella de The Good Doctor o Charlie y la fábrica de chocolate- y dirigida por Jaume Balagueró -director tras la saga [REC]- que llegó a los cines el 12 de noviembre.

Freddie Highmore junto al reparto de Way Down en el póster oficial de la película (Foto: Telecinco Cinema)
Freddie Highmore junto al reparto de Way Down en el póster oficial de la película (Foto: Telecinco Cinema)

Cualquiera que haya visto Telecinco en las últimas semanas habrá descubierto de primera mano qué es lo que Way Down trae para ofrecernos. Como es costumbre en las semanas previas al estreno, la cadena empezó a bombardearnos con publicidad de esta nueva producción para cines. Aunque por si hubiera alguien sin conocimiento de la película, Way Down es la historia de un grupo de atracadores que intenta asaltar el banco de España mientras transcurre la final del Mundial de Sudáfrica de 2010, en la que España se hizo con la victoria. La cinta incluye grandes rostros internacionales como el de Freddie Highmore, Liam Cunningham o Astrid Bergès-Frisbey junto a reconocidas estrellas españolas como José Coronado o Luis Tosar, además de elaboradas escenas de acción para las que se han utilizado recursos técnicos de lo más jugosos.

A ojos del espectador resulta muy atractivo encontrase con una producción de semejante nivel, pero para Telecinco no tanto. Y es que, según recogen documentos como la resolución de las ayudas del ICAA de 2019, se gastaron una elevada cantidad de 14 millones de euros en sacar adelante Way Down. En circunstancias normales esta hubiera sido una cifra asequible de rentabilizar en taquilla, sobre todo con el buen mimo que da siempre Mediaset a sus producciones y su capacidad de atraer a los espectadores a los cines. Pero hay un problema, y es que estamos en medio de una pandemia mundial que ha arrasado con el sector de la exhibición cinematográfica y la asistencia a los cines sigue sin estar completamente sanada. De hecho, Way Down tenía fijado inicialmente su estreno para noviembre de 2020, pero Telecinco la retrasó un año completo. Aunque el remedio podría haber sido peor que la enfermedad.

Y es que antes de retrasarla, Telecinco tenía cerradas las ventas internacionales de Way Down, lo que ha conllevado a que la película se haya estrenado mucho antes en otros territorios que en España. Podría haber sido un punto a favor si los datos de taquilla la hubieran favorecido en el mercado internacional y hubiera ido recogiendo buenas opiniones para llegar a nuestro país con un gran buzz, pero no ha sido el caso. Ante la situación pandémica, muchos territorios como Estados Unidos, Francia o Alemania optaron por llevarla directamente a plataformas o lanzarla en DVD y Blu-Ray entre marzo y junio de 2021, lo que se ha traducido en una reducción considerable de sus beneficios en taquilla y en filtraciones de todo tipo meses antes de su llegada a las salas españolas. De hecho, mirando los datos de recaudación internacionales en Box Office Mojo, se puede comprobar como ahora mismo solo lleva recaudados 1,5 millones de euros en todo el mundo, cifra que está muy lejos de acercarse a rentabilizar sus casi 15 millones de presupuesto.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Desde luego, va a ser en España donde se juega todo el pescuezo, pero la taquilla en nuestro país aún no parece en condiciones de poder rentabilizar un producto de tan elevado coste. Teniendo en cuenta que entre las salas de exhibición y las distribuidoras los beneficios se reparten aproximadamente entre el 50% y el 60%, Way Down necesitaría recaudar al menos 30 millones de euros para empezar a obtener beneficios. Además, valorando que la película más taquillera del 2021 en España es (hasta el momento) Fast & Furious 9 con 9,5 millones, llegar a esa cifra va a ser cuanto menos imposible. Es cierto que con las ventas internacionales (por las que se llega a pagar una cantidad fija independientemente de lo que recaude la película en cada país), la venta de derechos a plataformas para su segunda vida en streaming (en este caso a Movistar+), el tener acceso a las ayudas del Ministerio de Cultura y Deporte o con la captación de inversores, la cantidad a rentabilizar en taquilla se reduce drásticamente. Sin embargo, al hablar de 14 millones de euros, van a necesitar sí o sí de una buena respuesta del público.

En caso de otras cintas de alto presupuesto de Telecinco como Lo Imposible, la cadena también contó con un sobresaliente recibimiento por parte de la crítica, lo que contribuyó a que la película diera que hablar en medios tanto nacionales como internacionales y a que la gente se dejara atraer por sus buenas reseñas. Pero Way Down no parece que vaya a contar con este favor. De hecho, dado que lleva disponible en mercados internacionales desde marzo, ya hay reseñas de importantes medios como Variety, Slant Magazine, Chicago Tribune o Roger Ebert. Y no son nada positivas.

En el momento de escribir este texto, Way Down dispone de un flojo 50/10 en Metacritic y de un poco agraciado 58% de críticas positivas en Rotten Tomatoes, encontrando textos que señalan que “se queda corta” en aspectos como “escenas tensas, giros sorprendentes, personajes idiosincrásicos o estrellas carismáticas”, como es el caso de la crítica de Dennis Harvey para Variety, que la califica con un 50/100. Aunque menos benevolente es la de Chuck Bowen para Slant, quien habla de Way Down como una oportunidad perdida por fallar al mezclar “el suspense entre su trama deportiva y las tácticas de alto riesgo de sus personajes”, por lo que solo la puntúa con un flojo 38/100. Aunque también hay opiniones más entusiastas, como es la de Richard Roeper para Chicago Sun Times en la que habla de una cinta que “funciona como una elegante pieza de entretenimiento escapista”, aunque no es la opinión mayoritaria.

Por otro lado, el público internacional tampoco parece haber quedado muy convencido por esta nueva película de Jaume Balagueró. Incluso menos que la crítica. En las mencionadas webs Rotten Tomatoes y Metacritic las puntuaciones de los usuarios solo ascienden hasta el 58% y el 47/100, por no hablar de que su floja taquilla mundial de 1,5 millones de dólares es sinónimo de la poca repercusión o boca oreja que ha generado entre los espectadores. Quien sabe si en España, con el bombo y platillo con el que Telecinco la promociona, la situación puede ser diferente. Aunque ya se ha comprobado que esta estrategia de Mediaset de bombardear de publicidad de sus películas no es infalible, como bien ocurrió el pasado verano cuando tras el no parar de menciones a Operación camarón durante la Eurocopa la película tan solo recaudó 2,94 millones de euros. Claro, que ahí también entró en juego el inicio del verano, la propia Eurocopa, la progresiva disminución de las restricciones frente al coronavirus y las ganas de la gente de disfrutar de planes vacacionales que no pasaban por meterse en una sala de cine, lo que puede ser diferente ahora en pleno otoño.

Y la verdad es que sería una pena que Way Down sucumbiera al fracaso, sobre todo teniendo en cuenta que es un proyecto que lleva gestándose en las oficinas de Telecinco Cinema desde al menos 2013. Aunque llegó a los cines el viernes 12 de noviembre, han sido muchos años de desarrollo y esfuerzo los que hay detrás de su producción. De hecho, tuve ocasión de ver un mood tráiler -un tráiler para la venta del proyecto montado antes de su rodaje con material preexistente de otras producciones - y la película en sus versiones previas difería mucho de lo que finalmente veremos en pantalla. Y es que debido al alto presupuesto que requería, Way Down pasó por múltiples cambios y enfoques.

Además, como pude conocer en una clase con el equipo de Telecinco Cinema hace un tiempo, la compañía puso en pausa el proyecto al no tener nada claro que la película fuera funcionar. Fue tras el éxito de The Good Doctor en 2018 en Telecinco cuando decidieron rescatarla del cajón del olvido, puesto que la buena defensa de Freddie Highmore con el español y que el actor se prestara a participar incluso como productor les hizo ver una oportunidad importante de negocio en Way Down. Pero en aquel momento nadie contó con que una pandemia mundial rompería el hábito del público de asistir al cine. Y ahora tienen entre manos el enorme reto de rentabilizar una producción de 14,5 millones de euros que muy posiblemente se salde con otro agujero enorme en las cuentas de Mediaset. Aunque esperemos que estos no sean más que malos augurios y su recorrido comercial en España sea el mejor posible.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.