Xi Jinping hace su primera aparición pública en dos semanas

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO. El presidente de China, Xi Jinping, pronuncia un discurso tras la ceremonia de investidura del nuevo líder y gobierno de la ciudad en Hong Kong

Por Yew Lun Tian

PEKÍN, 17 ago (Reuters) - El presidente de China, Xi Jinping, visitó el martes la provincia nororiental de Liaoning, informaron medios estatales, en un momento en el que el mandatario y otros líderes chinos retoman la actividad pública tras una ausencia de dos semanas, durante las cuales es probable que hayan estado reunidos en su cónclave anual de verano.

Xi visitó un museo en Jinzhou, en la provincia de Liaoning, que conmemora una batalla clave de 1948, dijo el miércoles la agencia oficial de noticias Xinhua.

Antes del miércoles, los medios de comunicación estatales no habían informado de las actividades de Xi durante dos semanas —normalmente sus actividades se cubren casi a diario—, lo que indica que él y otros altos dirigentes habían celebrado su tradicional y secreta reunión de verano en el balneario de Beidaihe, al este de Pekín.

Visitantes de Beidaihe y residentes han dicho que la seguridad ha sido especialmente estricta en las últimas semanas.

El cónclave de Beidaihe de este año sería especialmente importante, ya que se espera que los líderes hayan deliberado sobre los movimientos de personal antes del congreso del gobernante Partido Comunista, que se celebra una vez cada cinco años, a finales de este año.

Se espera que Xi consiga un tercer mandato de cinco años sin precedentes en el próximo congreso del partido.

El primer ministro chino, Li Keqiang, también reapareció esta semana tras quince días de ausencia de la actividad pública. Visitó la ciudad sureña de Shenzhen y mantuvo el martes una videoconferencia sobre economía con líderes de algunas de las provincias más grandes de China.

Durante su estancia en Jinzhou, Xi también inspeccionó los esfuerzos del Gobierno local para prevenir las inundaciones e interactuó con personas que se relajaban en un parque, informó Xinhua.

El museo que visitó Xi conmemora la batalla que permitió a los comunistas de Mao Zedong hacerse con el control del noreste de China de manos de los nacionalistas, o Kuomintang, que huyeron a Taiwán tras su derrota en 1949.

China sigue reclamando Taiwán como territorio propio. Taiwán rechaza las reclamaciones de soberanía de China sobre ella.

(Información de Yew Lun Tian; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)