Ya hay un museo dedicado a los excrementos

Si existe un sitio que no conoce límites, es el museo. Es que los hay de todas clases, orientados a todos los temas, incluso los más… privados. Conoce uno destinado a los excrementos, denominado National Poo Museum y ubicado en la Isla de Wight, Reino Unido. ¡Conócelo!

Una colección muy particular

Los museos no conocen fronteras. Los hay de todo tipo, destinados a presentar colecciones de casi todos los elementos del Universo por más “vulgares” que parezcan. Así es el National Poo Museum, o “Museo Nacional del Excremento”, ubicado en el Reino Unido.

El Museo del Excremento da mucho de qué hablar… como este excremento de bebé Foto: Facebook.com/poomuseum

Creado por los artistas Daniel Roberts, Nigel George y Dave Badman, el museo comenzó con una exhibición en el zoológico de la Isla de Wight en 2016. Luego, se convirtió en el Poo Museum, que actualmente cerró sus puertas pero “espera abrirlas en 2018”, como señala su sitio web. Mientras tanto, se manejan de forma itinerante.

Uno de los creadores del museo, Daniel Roberts, sostiene una esfera con estiércol. Foto: Pinterest.co.uk/nationalpoomuse/

De toda clase

Los tipos de excrementos que forman la insólita colección pertenecen a bebés, leones, lechuzas, alces, y hasta contiene uno fosilizado de 140 millones de años, entre otros. Los creadores recolectaron, además, deposiciones de diferentes países, mientras que algunos otros fueron donados.

Los excrementos son disecados y encapsulados para ser exhibidos. Foto: Pinterest.co.uk/nationalpoomuse/

Algunos datos interesantes 

El museo tiene, además, datos curiosos e interesantes sobre la materia fecal. Entre ellos, algunos que seguramente te sorprenderán:

  • Los wombats (una especie de marsupial) harían deposiciones cuadradas.
  • Los alimentos probióticos se producirían usando bacterias saludables originalmente aisladas de excrementos humanos, detalla el sitio web del museo.
  • Hasta un 70% de la arena blanca del Caribe estaría hecha de excrementos de Pez Loro, un animal que defeca pequeños fragmentos de coral.

Además de informar sobre esta “materia”, sus creadores intentarían crear consciencia sobre temas relacionados a ella, como el daño ambiental producido por los excrementos, hasta la falta de acceso a sanitarios en los países en desarrollo.

El museo ofrece datos increíbles sobre la materia fecal. Foto: Pinterest.co.uk/nationalpoomuse/

¿Visitarías este museo? ¡Cuéntanos tus razones!

También te puede interesar:

El oso polar que se quedó atrapado por comer chocolate y tomar vino
¿Lo probarías? Helado con sabor a Cheetos arrasa en Nueva York