Yasemin Can vuelve a reinar en los 10.000 metros seis años después

·1  min de lectura

Yasemin Can, atleta turca de ascendencia keniana, volvió a colgarse en Múnich la medalla de oro de 10.000 metros que ya ganó en el Europeo de Amsterdam 2016, tras dominar una carrera en la que las dos españolas, Beatriz Álvarez y Maitane Melero, acabaron decimoquinta y decimoséptima, respectivamente.

Tras unos primeros compases de tanteo, mucha estrategia y ritmo estable, la carrera se rompió en el kilómetro cuatro, cuando el grupo principal se desmembró reduciéndose a cuatro con Yasemin Can junto con la británica Eilish McColgan, la alemana Konstanze Klosterhalfen y la israelí Lonah Salpeter.

El cambio de ritmo que llevó a cabo Can en el kilómetro siete no tuvo reacción de sus adversarias, por lo que la turca, poco a poco, fue abriendo distancia con el resto de atletas sin demasiada oposición.

Al final, Yasemine Can se llevó el triunfo con un tiempo de 30:32.57, aventajando en nueve segundos a Eilish McColgan, ganadora recientemente de los Juegos de la Commonwealth. Tercera fue la israelí Lonah Chemtai Salpeter, medallista de bronce del maratón en el último Mundial de Eugene y campeona de 10.000 en el Europeo de Berlín 2018.

La asturiana Beatriz Álvarez, debutante en un Europeo absoluto al aire libre, concluyó decimoquinta con un tiempo de 33:04.18, a 2:32 de la ganadora, mientras que la navarra Maitane Melero, octava en el Europeo de 2018 y vigente campeona de España de la distancia, concluyó penúltima en el puesto diecisiete con 33:46.71.

(c) Agencia EFE