Yoon no quiere que el statu quo de Corea del Norte se cambie "por la fuerza"

·2  min de lectura

Seúl, 17 ago (EFE).- El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, dijo hoy que, aunque no puede conceder garantías de seguridad a Corea del Norte, no desea ver el statu quo del país vecino cambiado "de manera irracional o por la fuerza".

Las palabras de Yoon, pronunciadas durante la rueda de prensa ofrecida con motivo de sus 100 días al frente del Gobierno, suponen un nuevo mensaje conciliador para Pionyang después de presentar el lunes una oferta de reconstrucción económica para el Norte en caso de que el régimen opte por la desnuclearización.

"Garantizar la seguridad del régimen no es algo que el gobierno de la República de Corea (nombre oficial del Corea del Sur) pueda hacer. Pero ni yo ni el gobierno de República de Corea queremos que el statu quo cambie de manera irracional o por la fuerza en Corea del Norte", dijo Yoon.

Preguntado por la posibilidad de una cumbre intercoreana Yoon dijo que "las conversaciones entre los líderes de Sur y Norte y las conversaciones de trabajo entre funcionarios de alto nivel no deben ser un espectáculo político sino útiles para el establecimiento real de la paz en la península de Corea y en el noreste de Asia".

El comentario parece hacer referencia al acercamiento abierto entre Seúl, Pionyang y Washington durante el anterior Gobierno liberal de Moon Jae-in.

Entre 2018 y 2019 Seúl y Pionyang celebraron tres cumbres presidenciales y sellaron un importante acuerdo para reducir tensiones militares, mientras que el líder Kim Jong-un y el expresidente estadounidense, Donald Trump, celebraron también tres encuentros destinados a lograr la desnuclearización de la península.

Sin embargo, el fracaso de la cumbre entre EE.UU. y Corea del Norte celebrada en febrero de 2019 en Hanói dio al traste con este proceso, criticado hoy por muchos por la supuesta falta de avances reales para lograr la paz en la región.

"Solo si proponemos antes una agenda podemos esperar una respuesta de la otra parte, y solo entonces será posible mantener encuentros significativos o conversaciones para el establecimiento de la paz", sentenció Yoon, cuyos índices de popularidad están apenas en el 27 %.

Corea del Norte lleva aislada del exterior desde que comenzó la pandemia en 2020 y este año ha realizado un número récord de ensayos de proyectiles tras aprobar el año pasado un plan de modernización armamentística.

El régimen ha rechazado la ayuda sanitaria y ofertas de diálogo de Washington y Seúl -que están respondiendo a su vez con una "disuasión extendida" y pretenden realizar grandes maniobras la próxima semana- y ha concluido ya preparativos para realizar su primer test nuclear en cinco años.

(c) Agencia EFE