Yuliet Cruz se sincera sobre lo que extraña de Cuba y el ‘tirón’ que siente aún al ver a Leoni

Al pie de una foto de la actriz Yuliet Cruz Delgado en la página de Facebook del sitio Cuba en Miami sus fans de Cuba le envían “bendiciones”, le manifiestan su cariño y la alaban por su apariencia “natural”. Hace rato que dejar Cuba para vivir y hacer carrera en Miami no afecta para nada el cariño que un artista se ha ganado en la isla.

Cruz Delgado, de 42 años, que pertenece a la generación “Y” y escribe su nombre de Juliet a la cubana, tiene en su currículo algunas de las películas más reconocidas de la isla: Habana Blues, Habana Eva, Conducta, Melaza, La película de Ana y ahora uno de los pocos filmes realizados en Miami, con un elenco y equipo de exiliados, que aborda uno de los momentos más trágicos de la historia de Cuba, el del presidio político de las mujeres que se enfrentaron al castrismo.

Plantadas, dirigido por Lilo Vilaplana y su hijo Camilo, ganó dos premios en el Festival de Cine de Miami 2023: el del Público y el de Mejor película filmada en Miami, que representa un premio en metálico de $45,000, compartido con el otro ganador, Febrero, dirigido por Hansel Porrás García.

Esta cuadragésima edición del Festival fue una en la que brillaron especialmente las mujeres. Plantadas tiene un sólido elenco femenino en el que destacó Cruz Delgado, que se ganó el aplauso del público durante la presentación en el Festival el 5 de marzo, y Febrero está protagonizada por Amarilys Núñez y Lili Rentería, que también tiene un papel en Plantadas.

Cruz Delgado y su esposo, el cantautor Leoni Torres, se exiliaron en Miami en el 2021, con sus hijos Sebastián, de 16, y Samuel, de 5 años, y en el 2022, llegó la hija mayor de Torres, Sheila.

La actriz Yuliet Cruz Delgado es una de las protagonistas del filme Plantadas, sobre las presas políticas cubanas que combatieron el castrismo en los años 1960.
La actriz Yuliet Cruz Delgado es una de las protagonistas del filme Plantadas, sobre las presas políticas cubanas que combatieron el castrismo en los años 1960.

En entrevista con el Nuevo Herald, Cruz Delgado comparte sus recuerdos de cómo conoció a Leoni hace 18 años, el proceso de la familia para lidiar con los cambios al emigrar, y la persona que más le preocupa cuando piensa en Cuba.

Ese sentimiento de dolor por los seres queridos que dejamos atrás lo expresó muy bien el joven Dayron García, quien durante el juego de pelota entre Cuba y Estados Unidos, el 19 de marzo en Miami, envió un mensaje a su madre en un t-shirt: “Soy libre, mamá, pero te extraño”.

“Lo que más extraño de Cuba es a mi madre”, dice Cruz Delgado con palabras similares. “Saber que sus nietos y yo estamos lejos, que ella está sola, me da tristeza”.

Mientras, la actriz continúa su carrera en Miami y más espectadores la pueden ver en pantalla grande con la proyección de Plantadas en los cines de Miami, en el Dolphin Mall, que ya lleva tres semanas en cartelera y se extiende hasta la primera semana de abril.

Recibiste una ovación durante la presentación de Plantadas en el Festival de Cine de Miami. ¿Quién es tu personaje en la película y qué fue lo más difícil al interpretarlo?

El día del estreno de Plantadas fue muy especial. Ese momento quedará grabado en mí, realmente recibir el cariño del público es el tesoro más preciado de un artista, estoy muy agradecida por eso. Mi personaje se llama Rina, no puedo revelar mucho sobre su historia para no adelantar nada de la trama.

El personaje tenía complejidades que mientras leía el guion y lo estudiaba, no sabía cómo las iba a solucionar. Cuando llegué el primer día de rodaje, ya me habían maquillado, vestido, entré al set y me senté por largo rato, en lo que acomodaban las luces y la cámara, allí fue donde terminé de cerrar el personaje totalmente.

Yuliet Cruz Delgado en una escena de Plantadas, que se presenta en Miami en el cine del Dolphin Mall, después de ser la ganadora del premio del público en el Festival de Cine de Miami.
Yuliet Cruz Delgado en una escena de Plantadas, que se presenta en Miami en el cine del Dolphin Mall, después de ser la ganadora del premio del público en el Festival de Cine de Miami.

El trabajo maravilloso del equipo: maquillaje (Ángela Fisher), vestuario, ambientación (Kevin Kass) la dirección de Lilo Vilaplana y la química con Alina Robert contribuyeron al resultado. Todo fluyó de maravilla, porque todos en la grabación estaban tan felices y comprometidos con la película, y solo había que dejarse llevar.

¿Qué fue lo que más trabajo te costó al adaptarte al estilo de vida en Miami y qué extrañas más de Cuba?

Yo me siento muy bien en Miami. Siento que encajo aquí, aunque la migración siempre hace estragos en uno. Lleva tiempo adaptarse al cambio. Mi familia ha necesitado tiempo para encontrar su centro, yo lo he necesitado. Ha sido un proceso muy necesario, de mucha compenetración y apoyo entre nosotros.

Lo que más extraño de Cuba es a mi madre. Yo soy única hija, siempre hemos estado juntas, siempre apoyándonos, dándonos fuerza incondicionalmente a lo largo de la vida, en las buenas y en las malas. Lo he dicho en todo momento, ella ha sido un eslabón fundamental en mi vida y en la de mis hijos. Saber que sus nietos y yo estamos lejos, que ella está sola, me da tristeza.

¿Algunas palabras de aliento para los cubanos en la isla?

Durante todo este tiempo fuera, he puesto en orden muchas cosas, entre ellas, las prioridades y siempre termino en el mismo criterio: nunca se debe perder la fe, no se debe permitir que el desánimo te gane al punto de tirar la toalla y se te olvide que solo tenemos una vida. Ser conscientes del valor que tiene la vida, justo en esa consciencia radica la importancia y el valor de luchar por ella. No se debe entregar a otros ese poder, para que dicten cómo debes vivirla.

¿Cuál es tu frase favorita como mamá?

Vamos a resolver, lo que sea que haya que resolver, juntos.

De los tantos personajes que has interpretado, ¿tienes alguno favorito? Si pudieras elegir alguno que te falta por interpretar, ¿cuál sería?

Estoy agradecida con la vida. Cada personaje que he interpretado ha llegado en el momento que lo necesitaba. Ellos me han dado paz y me han permitido soltar. Los amo a todos. Cada uno es superimportante en mi carrera. Escoger es muy difícil. Pero me vienen a la mente Sonia de Conducta, Luz Marina de Aire frío, Teresa de Habana Eva. Por interpretar, me faltan muchos. Le pido al universo que me permita hacerlo, porque en cada personaje, algo de mí crece, se transforma, se sana.

Yuliet Cruz reconoce que su familia ha tenido que estar muy unida para asumir los cambios al emigrar de Cuba a Estados Unidos.
Yuliet Cruz reconoce que su familia ha tenido que estar muy unida para asumir los cambios al emigrar de Cuba a Estados Unidos.

Llevas un largo matrimonio con el cantante Leoni Torres, ¿cómo se conocieron?

Llevamos muchos años juntos, eso me hace muy feliz. Nos conocimos gracias a una invitación que Leo [Garrido], conductor de Piso 6, me hizo a un concierto de La Charanga Habanera. Cuando nos vimos por primera vez fue un flechazo mutuo. Esa noche hablamos bastante, de hecho desde que llegamos al lugar estuvimos todo el tiempo conversando. Nos despedimos en mi casa y ni siquiera le dejé mi numero de teléfono, nada. Él se encargó de averiguarlo y llamarme. Recuerdo que la primera vez que contesté al teléfono escuché su voz, sentí un tirón en el estomago y el corazón se me aceleró, fue muy especial. Así continua siendo 18 años después.