Anuncios

Más de 250 corredores calientan motores para la X carrera solidaria Jarama María de Villota

La décima edición de la carrera solidaria Jarama María de Villota ha dado el pistoletazo de salida con una presentación en la sala 5 del Circuito Madrid Jarama RACE a la que han acudido más de 250 corredores.

Será el próximo 24 de diciembre cuando los participantes se pongan sus dorsales para correr con una meta muy clara: conseguir fondos para el programa 'Primera Estrella' Esta iniciativa fue creada por María de Villota en 2013, antes de su fallecimiento del que tristemente se cumplen diez años.

El objetivo es ayudar a niños con enfermedades neuromusculares mitocondríales degenerativas congénitas Unos 350 niños en toda España necesitan financiar tratamientos en sala y en agua, musicoterapia y terapia con perros.

Gracias a este proyecto, en el último año se ha podido dotar de fondos a mas de 2000 tratamientos, además de las actividades de formación a los padres e investigación de una enfermedad catalogada como rara, sin curación hasta el momento El expiloto de Fórmula 1 y padre de María, Emilio de Villota, ha recordado este fin solidario junto a la concejal del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, María Ordóñez, el director del circuito, Juan Carlos Servera, así como la presidenta del Club de Corredores, Lola Perez.

El lema de la carrera es 'Una fiesta del deporte familiar y solidaridad' y no en vano la pista del circuito estaba llena de niños en bicicleta y familias paseando Después de la presentación, los corredores finalizaron con un entrenamiento dirigido por el staff de monitores del Club de Corredores.

El día de Nochebuena a las 10 30 de la mañana tendrán la oportunidad de mostrar los resultados en las carreras de distacias de 5 y 10 kilómetros o más cortas para los niños.

Los más veloces podrán optar al Trofeo ¡HOLA! en la distancia de 400 metros desde la curva María de Villota hasta la meta Esta competición solidaria viene a apuntalar el legado de María de Villota, que logró lo que ninguna mujer española había conseguido jamás: pilotar un Fórmula 1.

Escalón tras escalón, logró demostrar a escépticos, aficionados y profesionales que era perfectamente capaz de llegar a lo más alto en el competitivo mundo del automovilismo, mientras que fuera del circuito dedicó sus esfuerzos a ayudar a los demás Sin embargo, un fatal accidente en el aeródromo de Duxford le costó el ojo derecho y truncó su carrera.

La piloto se erigió como todo un ejemplo de fortaleza y superación, pero falleció un año y medio después, a los 33 años, debido a la gravedad de sus heridas .