Anuncios

5 cosas que posiblemente no sabías sobre Rescatando al soldado Ryan, la premiada aventura bélica de Steven Spielberg

Tom Hanks en Rescatando al soldado Ryan; Atrápame si puedes; Sully; Tienes un email; Toy Story
Tom Hanks en Rescatando al soldado Ryan

Cuando en 1998 la película Rescatando al soldado Ryan -la primera de las producciones que reuniría a Steven Spielberg y a Tom Hanks- se estrenó, tuvo un fuerte impacto a nivel global. El film no solo inauguró el Festival de Venecia, sino que tuvo 11 nominaciones al Oscar -y ganó 5- y dejó su huella en su paso por las salas debido a la crudeza de su historia y lo impecable de su factura técnica.

El relato bélico sobre la unidad de combatientes de la Segunda Guerra Mundial que debe cruzar las líneas enemigas después del desembarco en Normandía para rescatar al soldado Ryan del título resume la tragedia colectiva del conflicto y sus consecuencias íntimas. Al prodigio cinematográfico que Spielberg creó con la escena del desembarco se le suma la mano temblorosa de Hanks y otras imágenes que quedaron inmortalizadas para siempre en la memoria de los espectadores. A continuación cinco curiosidades sobre la producción que en este 2023 cumplirá 25 años.

La búsqueda de verosimilitud de Spielberg

El film tiene dos secuencias principales de combate, entre las cuales se desarrolla la historia, escrita por Robert Rodat, sobre un escuadrón al que se le asigna la tarea de encontrar a un soldado paracaidista, James Ryan (Matt Damon), perdido en algún lugar en Normandía, en el caos de los días siguientes a la invasión. Los tres hermanos de Ryan murieron en combate, en otros frentes; él no sabe que es el último hijo sobreviviente de una familia de granjeros de Iowa. El general George C. Marshall da la orden de encontrarlo y ponerlo fuera de peligro. A Hanks y a sus hombres se les encomienda esa misión, pero pronto comienzan a cuestionar las órdenes. ¿Por qué la vida de ellos vale menos que la de este soldado? La exigencia de Spielberg por la verosimilitud llevó al elenco a vivenciar un campamento de la marina de guerra para que sepa lo que es estar exhausto, mojado y con frío.

¿Un actor con “coronita”?

Rescatando al soldado Ryan (1998)
Hanks y Damon en Rescatando al soldado Ryan

Todos los actores principales se sometieron a varios días de extenuante entrenamiento militar. Sin embargo, Matt Damon quedó exceptuado con el objetivo de que los otros actores sintieran cierto recelo y resentimiento hacia él y transmitieran ese sentimiento en sus actuaciones. El elenco soportó un curso agotador de una semana en el campo de entrenamiento instruido por el asesor técnico Dale Dye. “No me invitaron al campo de entrenamiento”, declaró Damon para la prensa en aquel momento. “Fue una gran trama por parte de Steven porque lo que hizo, dado que la película trata sobre estos hombres que arriesgan sus vidas por este otro hombre, se genera un resentimiento entre ellos . El campamento no pudo evitar fomentar un poco de resentimiento, porque ellos sabían que mientras dormían boca abajo bajo la lluvia, yo estaba en casa en la cama. Entonces, cuando aparezco en el set y pregunto: ‘Muchachos, ¿cómo estuvo el campo de entrenamiento?’, ese resentimiento está justo ahí. Creó esa división”.

Tom Hanks, que previamente había sido entrenado por Dye para las escenas de la guerra de Vietnam en Forrest Gump (1994), era el único de ellos que sabía que sería una experiencia dura e intransigente: “ Creo que los otros muchachos esperaban algo como acampar en el bosque y tal vez aprender cosas mientras están sentados alrededor de la fogata ”.

La inesperada elección del soldado Ryan

Robin Williams junto a los también oscarizados Matt Damon y Ben Affleck, en 1998
Matt Damon, Robin Williams y Ben Affleck, en los Oscar 1998

Steven Spielberg consideró elegir a Matt Damon después de ver su actuación en Valor bajo fuego (1996), pero pensó que era demasiado delgado. Irónicamente, Damon se había puesto a sí mismo en una dieta estricta para la película a propósito, para parecer demacrado. Robin Williams fue el encargado de presentar a Damon (que había recuperado gran parte de su peso anterior) en el set de En busca del destino y Spielberg cambió rápidamente de opinión.

Spielberg quería específicamente contratar a un actor desconocido para interpretar al soldado Ryan y por eso eligió a Matt Damon, que en aquel momento era prácticamente desconocido y tenía el aspecto estadounidense que buscaba el director. Lo que Spielberg no imaginó es que Damon ganaría un Oscar por coescribir En busca del destino y se convertiría en una estrella de cine de la noche a la mañana antes del lanzamiento de su largometraje. Cuando se estrenó la película, el público de todo el mundo conocía el rostro de Damon, por lo que las intenciones originales se desvanecieron.

La historia detrás de la ficción

Rescatando al soldado Ryan (1998)
Rescatando al soldado Ryan (1998)

Lo que inspiró inicialmente al guionista Robert Rodat para escribir la historia fue contemplar un monumento donde se recordaba a los cuatro hijos de Agnes Allison, que murieron en la Guerra Civil estadounidense. Ese primer acercamiento fue el puntapié para la ficción que luego llegó a manos del productor Mark Gordon y eventualmente del director Steven Spielberg. Una vez que contaron con la idea inicial, decidieron indagar en la historia real de la familia Niland, cuatro hermanos que lucharon en la Segunda Guerra Mundial. En un principio se pensó que solo uno de ellos había sobrevivido, ya que el otro estaba desaparecido y se lo dio por muerto; sin embargo, resultó estar vivo en un campo de prisioneros de guerra japonés. Fue esa historia la que terminó de inspirar al guion de la película.

El casting por el personaje del Capitán Miller

Es difícil imaginar a alguien que no sea Tom Hanks interpretando el papel principal del Capitán Miller en Rescatando al soldado Ryan, sobre todo porque su poderosa actuación le valió un lugar de honor en el Salón de la Fama del Ejército de Estados Unidos. Sin embargo, en las primeras etapas de preproducción, Hanks no fue el primer actor que los productores consideraron para el papel.

Inicialmente, Mel Gibson y Harrison Ford parecían las mejores opciones para el rol. De hecho, llegaron a hacer el casting pero había algo en ellos que no terminaba de convencer a Spielberg, que quería un actor que lograra captar la vulnerabilidad y la profundidad emocional del personaje que finalmente logró Hanks.