A tres años de la muerte de Juan Gabriel, ¿qué fue de sus músicos y coristas?

José Rivero
Contributor
Juan Gabriel. Foto: Jason Squires/Getty Images

Este 28 de agosto se cumplen 3 años de la muerte de Alberto Aguilera Valadez, conocido artísticamente como Juan Gabriel, cuyos conciertos en vivo eran toda una experiencia que debió haberse disfrutado alguna vez en la vida. Incluía a su banda, bailarines, mariachi y orquesta, con quienes lo mismo hacía retumbar el Palacio de Bellas Artes o un palenque de provincia.

Después de su muerte, mucho se ha hablado de su herencia y su supuesto regreso a la vida, pero lo que el público casi no recuerda es en dónde está todo el equipo que trabajaba con él cada noche en sus conciertos.

Tras su muerte en Santa Monica, California, la urna con sus cenizas llegaron a la Ciudad de México para ser despedidas por el público en el Palacio de Bellas Artes. Afuera, se instaló un escenario y algunos famosos cantaron los éxitos del 'Divo de Juárez' junto a su orquesta y mariachi.

Fue la última vez que los músicos tocaron tal cual lo hacían con su fallecido jefe, cuya ausencia se notaba radicalmente.

Y es que después de trabajar 20 años con él, la presencia de quien los puso a bailar con guitarra en mano, hace falta. A pesar de ello, no dejaron de hacer música, y ahora se hacen llamar 'El Mariachi del Divo’.

Tienen presentaciones en septiembre en México y para octubre irán a Texas.

“Extrañamos los escenarios con él. Este es su mariachi, la esencia de él y su música vive en nosotros”, dijo Guillermo Hergal, último director musical de Juan Gabriel, quien está detrás de este mariachi, luego de haber trabajado en los últimos discos de estudio del cantante, 'Los Dúo volúmenes 1, 2 y 3'.

Dichos discos fueron producidos por Gustavo Farías, quien en los últimos años ha trabajado con otras figuras de la música, como Enrique Guzmán, con quien hizo un disco parecido a Los Dúo, con éxitos del rockero pero a dueto con jóvenes cantantes.

Farías también estuvo detrás del tributo a Juan Gabriel de Cristian Castro, así como el disco navideño de Emmanuel.

Con los problemas de la voz de Juan Gabriel, durante los últimos años se apoyaba mucho con las voces de su línea de coros.

Mayela Orozco, originaria de Irapuato, Guanajuato, tiene una carrera de más de 20 años. Trabajó durante 15 años como parte de los coros del Divo de Juárez, y en cada concierto, ella tenía un solo durante la canción 'Amor eterno'.

Además de mencionar que tenía una relación cercana de amistad con su jefe, en una entrevista con el programa 'Hoy' contó que le conocía "hasta la respiración, la mirada, el ojo".

Y es que al verlo solo de espaldas durante los shows, los coros tuvieron que forjar una complicidad con el cantante para saber cuándo entrar con las voces. "Cada concierto era una clase magistral. Te enseñaba hasta cómo caminar", contó.

En 2017, Mayela participó en 'La Voz México' en el equipo de Yuri, pero no ganó. Próximamente, el 1 de septiembre, se presentará en el Encuentro Internacional del Mariachi y la Churrería en Guadalajara; el 29 de noviembre estará en La Cueva de Rodrigo de la Cadena.

Salvador Mundo era director de coros de Juan Gabriel. También contó en el programa 'Hoy' que al trabajar con el Divo de Juárez, tenían que saberse absolutamente todas sus canciones, por si se le ocurría improvisar en pleno show.

"Todo el repertorio estaba ensayado, pero el orden de las canciones lo decidía unas horas antes. Pero aún así, como en el Big Brother, las reglas cambian. Una vez en el Auditorio Nacional, en la cuarta fila había una familia que pidió 'Queriendo y no', teníamos unos 8 años en la orquesta de no tocarla, y no había iPads ni nada. (Juan Gabriel) dijo 'la verdad, no me acuerdo, pero no se preocupen, yo tengo mi salvador... Salvador, pasa'. Me dio el micrófono, no sé cómo le hice, y la cantamos".

Actualmente es director del Coro UP en la Universidad Panamericana de Guadalajara, además de ser maestro de Guitarra y Canto en el Colegio Salesiano Anáhuac Garibaldi, según informa en su cuenta de Facebook.

Está claro que Juan Gabriel se rodeaba de talento, pero tras su muerte, debieron buscar cómo salir adelante conforme a todo lo que aprendieron y experimentaron sobre el escenario, donde ha quedado un vacío irremplazable sin ‘El Divo de Juárez’.