Anuncios

'Acércate a Rocío al Límite', el programa que ni subiendo el tono de sus "humillaciones" puede ganarle al futbol mexicano

Rocío Sánchez Azuara quiere competirle al futbol con un programa que se promueve con
Rocío Sánchez Azuara quiere competirle al futbol con un programa que se promueve con "humillaciones" (Photo by Jaime Nogales/Medios y Media/Getty Images)

Aumentar el rating en horario nocturno de fines de semana es un objetivo que se ha planteado Televisión Azteca mediante la transmisión de programas de entretenimiento. Los sábados es su principal reto porque deben competir con la barra deportiva de Televisa, y por ahora apuesta con Acércate a Rocío al límite, conducido por Rocío Sánchez Azuara.

Para los domingos, Televisión Azteca programó Domingo al extremo y La Resolana con El Capi. Durante el mes de febrero ambos se han mantenido en el top 5 de contenidos de entretenimiento que más se ven los fines de semana. De acuerdo a datos de HR Media Ratings, Domingo al extremo sostiene una media de 1,7 puntos y La Resolana con El Capi aumentó de 1,5 que tuvo en la primera semana a 2,1 en la última semana del mes.

Pero los sábados siguen sin encontrar el equilibrio. Para contrarrestar el impacto que Televisa genera con la transmisión de eventos deportivos y partidos de futbol, principalmente del América, actual campeón, el canal decidió lanzar en febrero a Acércate a Rocío al límite para captar audiencia.

Datos de Nielsen IBOPE México indicaron que Acércate a Rocío en su horario semanal generó un promedio de 1,2 millones de televidentes en la primera quincena de enero. Para la semana del 11 al 18 de febrero subió a 2 millones. Esta última cifra fue una media que mantuvo y se sostuvo en los primeros programas que la televisora empezó a transmitir el 3 de febrero para los fines de semana.

Acércate a Rocío al límite es un talk show subido de tono y con temas morbosos, sobre todo orientados a temáticas de índole sexual. Los primeros episodios fueron los siguientes: Por una fantasía sexual se quedó sola (3 de febrero); Por un orgasmo, mi mamá perdió la cabeza (10 de febrero); Mi marido se enredó con mi hija (17 de febrero).

A través de un spot emitido para promocionar el espacio, Rocío Sánchez Azuara lo publicita exaltando que se abordarán infidelidades y humillaciones en su panel, promoviendo como gancho aquellos conflictos de desintegración familiar que colocan a sus invitados en una posición lamentable.

La diferencia entre el contenido semanal y el de los fines de semanas es casi nula, pues ambos conceptos se alimentan del mismo espíritu que es mostrar pleitos surgidos de distintas situaciones controvertidas que se encaminan a causar desencuentros, rupturas y agresiones familiares.

Pero ese buen recibimiento que tuvo del público al principio está transformándose. El despunte que venía mostrando sufrió una caída en la semana comprendida del 19 al 24 de febrero. HR Media Ratings dio a conocer que el sábado 24 de febrero el contenido con más televidentes activos fue el juego entre América y Cruz Azul con un índice de 10,5 puntos. El evento deportivo fue el registro más alto del fin de semana.

Mientras tanto, a esa misma hora del partido, Acércate a Rocío al límite registró 0,5, por lo que ni siquiera apareció en el Top 5 de programas de entretenimiento. Por otra parte, Nielsen IBOPE México publicó los datos correspondientes a la programación semanal y Acércate a Rocío bajó de 2 a 1 millón de espectadores.

A pesar de que en redes sociales hizo algo de ruido el capítulo Caché a mi abuela tocándose, emitido el 24 de febrero, el programa no generó la demanda esperada, ni conservó la que venía arrastrando. Por el contrario, disminuyó. Una situación similar ocurre con el espacio semanal. Toda la expectativa y broma que se hizo durante ese día en Twitter no se reflejó al final en rating.

El plan de competir con el futbol sabatino nocturno venía bien hasta que América vs. Cruz Azul demostró que los partidos de alta intensidad siguen dominando la preferencia de la audiencia mexicana, más aún cuando se aproxima la Liguilla, el mini torneo que se juega para sacar al nuevo monarca de la liga. Por otra parte, el descenso que tiene Acércate a Rocío entre semana arroja una lectura para preguntarse por qué se ha dejado de ver.

Mientras que Domingo al extremo y La Resolana con El Capi se posicionan como contenidos vistos de TV en fines de semana, Acércate a Rocío al límite da avisos de traspiés que, independientemente del arraigo que genera el futbol, obligan a la reflexión sobre qué tan atractivo puede resultar para el público obsequiar su tiempo a un programa que se vende con la promesa de humillar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Qué es el necroturismo y por qué a la gente le gusta hacer este tipo de actividad