Anuncios

Actor de "Mi pobre angelito" se somete a cirugía

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 9 (EL UNIVERSAL).- Ken Hudson Campbell, el actor que dio vida a Santa Claus en la película "Mi pobre angelito" pasó por una mala racha de salud, en octubre fue diagnosticado con cáncer luego de que un tumor creciera en la parte inferior de su boca y comenzara a invadir sus dientes.

Se tenía que someter a una cirugía para que le extirparan el tumor, sin embargo, los problemas económicos del actor no le permitieron hacerlo enseguida, por lo que él y su familia recurrieron a la plataforma estadounidense de financiación colectiva "GoFoundMe", para reunir dinero suficiente.

Se esperaba obtener apoyo de esta manera luego de que el actor perdiera su seguro médico SAG-AFTRA a principios del 2022 después de la pandemia: "Nunca pensé que publicaría esto. Todo gracias a mi maravillosa familia. Haz clic en el enlace de mi perfil bio", compartió en sus redes hace unos días.

De acuerdo con TMZ, la respuesta de la gente ha sido muy positiva, ya que la meta era obtener 100 mil dólares y si obtuvieron 96 mil, así lo compartió Ken en su cuenta de Instagram.

Ken Hudson Campbell se somete a cirugía

El medio estadounidense TMZ informó que el actor Ken Hudson Campbell, quien en la cinta de 1990 tiene un breve pero emotivo intercambio de diálogos con Kevin McCallister, interpretado por Macaulay Culkin previo a que el menor regrese a su casa para defenderla de Marv y Harry, el par de rateros que querían asaltar su hogar.

Ken Campbell fue operado con el jueves por la tarde, los médicos extirparon con éxito el cáncer que se había estado propagando en su boca, la hija de Ken, Michaela, le informó a TMZ que el procedimiento se desarrolló sin problemas y que pudieron visitar a su padre esa misma noche una vez que estuvo fuera del quirófano.

Aunque aún no se encuentra en casa, en dos días lo trasladarán a atención hospitalaria, donde permanecerá una semana más, y deberán pasar unas seis semanas antes de que pueda regresar a su vida normal.

Ken Campbell deberá someterse a una cirugía reconstructiva, además de radiación y posiblemente quimioterapia, lo que conlleva un largo período de recuperación de seis meses.