Adal Ramones y las cosas que hacía en 'Otro Rollo' que hoy sería imposible repetir... por fortuna

Si hace una década era impensable ver a dos hombres besándose en televisión abierta, hace 20 años la industria era tan diferente que presentaban situaciones que hoy en día serían consideradas políticamente incorrectas, y que provocarían indignación o controversia, como burlarse de la comunidad LGBTQ o utilizar a la mujer como atractivo para tener rating... tal como ocurría en el programa 'Otro Rollo... Con Adal Ramones'.

Adal Ramones. Foto: MezcalEnt

Durante 12 años, el programa nocturno se convirtió en un gran favorito de la audiencia, sobre todo de los jóvenes. Incluía sketches de comedia, entrevistas, presentaciones en vivo con artistas nacionales e internacionales y un popular monólogo con el que iniciaba el programa al estilo de Johnny Carson.

También presentaba parodias de los reality shows del momento, y de paso lanzó a la fama al elenco de actores que hicieron posible conceptos como ‘El Gran Carnal’, que parodiaba a ‘Big Brother México’; ‘La Pecera del Amor’, en la que buscaban un gran amor; y los ‘Vázquez Boys’, inspirado en Backstreet Boys.

Pero esta semana, Adal Ramones reflexionó sobre lo que hacía en su programa y cómo provocaba la risa de toda su audiencia con situaciones que hoy en día no repetiría. En una entrevista con Sergio Sepúlveda y Mauricio Mancera para su programa de radio por internet, el presentador recordó cómo era "normal" hacer mofa de grupos minoritarios, como la comunidad LGBTQ.

Por ejemplo, hicieron un sketch que derivó en una mini telenovela llamada 'Rosas por siempre', donde mostraban cómo hubiera sido el mundo si los heterosexuales fueran quienes debían esconder su orientación sexual por miedo al rechazo. Adal insistía en su programa que "respetando las diferencias es como nos podemos llevar mejor", pero en la ficción, los actores interpretaban a un grupo de amigos homosexuales que, probablemente, hoy en día habrían sido criticados por fomentar los estereotipos.

Algunas ocasiones, Adal pedía a los varones de su público en vivo que se pusieran de pie si eran gays, y una noche se llevó la sorpresa porque tres amigos dieron la cara orgullosos de sí mismos. La reacción del presentador quizá hoy sería criticada, porque en busca de la risa de la audiencia, se burló de los muchachos al decirles: "oye, ¡pero no se les nota nada!".

En la actualidad también podría haber reacciones negativas en redes sociales por el concurso 'Señorita Table' en el que presentaban a jóvenes casi desnudas para hacer pole dance. Llamaba la atención que los varones del equipo eran sentados en mesas pequeñas, como si estuvieran en un verdadero table dance, para 'calificar' a las participantes. "No nos estamos burlando en ningún momento de la mujer. Esto es parte de la variedad nocturna no de México, del mundo", justificaba Adal en su programa.

Pero ahora, Adal reflexiona: "En aquel entonces, hablando de Otro Rollo, éramos bien inapropiados para decir las cosas, porque lo veíamos normal, veíamos normal el monólogo haciendo referencia a grupos minoritarios, grupos indefensos, y nos reíamos, y todo el público se reía, y nadie nos hablaba, ni de presidencia. Tontamente nos defendíamos".

Te puede interesar: El reencuentro del elenco de 'Otro Rollo'; así pasó el tiempo

"Yo me acuerdo que hicimos 'Buscando a Memo' que fue un reality, buscando de todas las chicas que estaban ahí quién era hombre. Hicimos señorita table, en la tv abierta, con todo y tubo, luego hicimos lucha en lodo. Yo decía, 'Dios mío, hacíamos todo eso'. Recuerdo cuando también 'Brozo' usaba a la secretaría, a la Nacha Plus, hacíamos muchas referencias sexuales", aceptó.

Sin embargo, dijo: "Tratábamos de hacer un programa blanco, porque si recuerdas, no había malas palabras, lo más cañón que yo decía era 'ingue su' o 'güey'. Fuimos los primeros en decir 'güey'".

"Nos llegó tarde la consciencia a todos, como televisoras y todo", sentenció Adal. "Platicaba yo con Horacio Villalobos y decíamos que era hasta bien visto ser homofóbico, era espantoso. Tratamos aún así de hacer el programa lo más blanco posible, pero en los cánones de esa comedia televisiva era permisible eso".

El conductor aseguró que esas actitudes perduran "en toda la sociedad, entre hombres, cómo hablamos; cuando queremos hacer mofa de alguien que no es de la misma preferencia sexual de nosotros, no tenemos ni el valor de decir: 'no lo vuelvas a decir'. El famoso grito del Estadio Azteca, es más, hace algunos años, te reías al gritar eso en el estadio. Y si seguimos escarbando, en la mayor parte de nuestros actos de toda la vida hacemos esas referencias equivocadas, porque tenemos que desaprender lo que aprendimos".

Adal ha sido testigo de los cambios en la televisión, y de cómo la inclusión ya es una realidad palpable en la pantalla chica. De hecho, apenas el domingo lo celebró en vivo, cuando el participante Dennis decidió celebrar la diversidad en 'La Academia' al cantar el icónico himno 'Born this way' de Lady Gaga.

Ramones felicitó al joven, y conmovido, dijo: "Me conmueve ver un artista, me encanta lo que ha sucedido, TV Azteca, de verdad, me encanta, y así deberíamos todos, ser incluyentes, gracias TV Azteca".

Quizá lo que hacían en 'Otro Rollo' es inconcebible para nuevas generaciones, y en la actualidad provocarían críticas, pero es un hecho que Adal y su equipo forman parte de la memoria colectiva de toda una generación que, con nostalgia, siguen viendo en YouTube momentos divertidos del programa, como la famosa carrera de botargas.