Anuncios

Aguas Siniestras | Top de críticas, reseñas y calificaciones

Aguas Siniestras | Top de críticas, reseñas y calificaciones
Aguas Siniestras | Top de críticas, reseñas y calificaciones

El director Bryce McGuire presenta su debut en el cine de terror, basado en su experiencia creciendo en Florida rodeado de agua y sus repercusiones negativas (ahogamientos, huracanes, ataques de tiburones y accidentes marítmos) e inspirado en películas como Juegos Diabólicos (88%), Christine (85%), Burnt Offerings y Tiburón (98%). Sin embargo, la historia de una alberca siniestra no llega a interesar como sus influencias y la falta de atmósfera la torna aburrida.

Sigue leyendo: James Wan dirigirá adaptación de La llamada de Cthulhu

Producida por Atomic Monster de James Wan (Maligno (67%)) y Blumhouse de Jason Blum (M3gan (68%)), la cinta fue escrita por Bryce McGuire y Rod Blackhurst, basados en el cortometraje de 2014 Night Swim, dirigida por ellos mismos. Dicho corto es protagonizado por Megalyn Echikunwoke (A la Intemperie (100%), Ellas Mandan (87%)) quien no participa en la película.

El elenco está conformado por la actriz irlandesa Kerry Condon (Los Espíritus de la Isla (95%)) como Eve Waller, Wyatt Russell (Operación Overlord (90%)) como Ray Waller, Gavin Warren (El Primer Hombre en la Luna (90%)) como Elliot Walter y Amélie Hoeferle (Los Juegos del Hambre: Balada de Pájaros Cantores y Serpientes (70%)) como Izzy Waller. A ellos se adicionan Elijah J. Roberts como Ronin, Jodi Long como Kay y Eddie Martinez como el Coach E.

Póster oficial Aguas Siniestras (Fuente: Universal Pictures México)
Póster oficial Aguas Siniestras (Fuente: Universal Pictures México)

Ver Video

¿De qué trata Aguas Siniestras?

Ray Waller, una estrella del béisbol obligada a retirarse prematuramente a causa de una enfermedad degenerativa, se muda a una nueva casa con su esposa Eve, su hija adolescente Izzy y su hijo pequeño Elliot. Con la esperanza secreta de recuperarse y volver al deporte profesional, Ray convence a Eve de que la fabulosa piscina del jardín de su nuevo hogar será divertida para los niños y le servirá a él como terapia física. Pero un oscuro secreto del pasado de la casa desatará una fuerza malévola que arrastrará a toda la familia a las insondables profundidades del terror más asfixiante.

La crítica es negativa con Aguas Siniestras: la premisa es interesante, pero el desarrollo es genérico, aburrido y llega a ser tonto. Es una oportunidad pérdida que decide permanecer en la seguridad de una clasificación PG 13 y que se torna conservadora con los sustos. El guion tiene una lógica interna inconexa y ridícula, además de un notorio uso del mal diálogo y estar atiborrado de influencias a las que no les hace justicia. El potencial cómico también es desperdiciado, terminando en una cinta aburrida. Lo único positivo es que el director hace buen uso de la cámara y el sonido, Wyatt Rusell entrega una actuación "loca" y la película resulta accesible a una amplia audiencia.

Podría interesarte: MaXXXine: proyecciones de prueba son un éxito y el público elogia la secuela por ser un homenaje al cine Giallo

¿Qué dice la crítica de Aguas Siniestras?

Pete Hammond de Deadline:

Aguas Siniestras requiere que todos los requisitos de lógica o apariencia de seres humanos tridimensionales se dejen en el mostrador de palomitas de maíz. Russell básicamente camina sonámbulo en su papel hasta que el engañoso CGI se apodera de su cuerpo. Condon, que viene de una nominación al Oscar por su espléndido trabajo el año pasado en The Banshees of Inisherin, simplemente no puede encontrar una salida al estereotipado papel de madre cada vez más preocupada al que está atrapada. (...) Los efectos visuales especiales no son nada del otro mundo, y la cinematografía, tanto por encima como por debajo de la superficie, es monótona. Irónicamente, el trabajo de cámara en el corto original de 2014 fue más nítido.

Christy Lemire de Roger Ebert.com:

Aguas Siniestras ocupa el mismo lugar en el calendario que ocupó M3GAN hace un año. Y aunque nada podría alcanzar las alturas bizarras o el significado cultural de esa película, todos parecen plenamente conscientes de la premisa sumamente tonta a la que se han suscrito aquí. (...) Pero McGuire establece suficiente tensión desde arriba y hace un uso efectivo del diseño de sonido y los ángulos de la cámara para crear un estado de ánimo persistente e inquietante. (...) Y Russell sabe claramente en qué película está, como lo demuestran algunas de sus líneas, que son inocentes y serias frente a circunstancias cada vez más absurdas. Es como si nos hiciera señas: Entra, el agua está bien.

James Mottram de Total Film:

Bueno, a juzgar por este lamentable horror, realmente no hay nada que temer, a menos que la vista de inflables, flotadores de piscina y hojas muertas te ponga los pelos de punta. A pesar del respaldo creíble, de los reyes del terror Jason Blum y James Wan, Aguas Siniestras es lo más libre de atmósfera posible. (...) El problema es que los realizadores no parecen saber realmente qué es. ¿Se podría poseer el agua? ¿Se cura? ¿Hay demonios debajo de la superficie? ¿Por qué es tan importante el sacrificio? Todas estas preguntas surgen, sólo para ser respondidas de manera insatisfactoria por un guión cada vez más absurdo. Y lo más importante es que la película no da miedo.

Greg Nussen de Slant Magazine:

No hay una sola táctica de miedo en Aguas Siniestras que no sea familiar en muchas otras películas. Desde el principio, abundan los tropos de terror (...) Hay una belleza melancólica en muchas de las escenas de la piscina de Aguas Siniestras, pero todo lo que las rodea es inerte, desde la actuación comatosa de Russell hasta las metáforas del béisbol que se han insertado sutilmente en la narrativa imposiblemente rutinaria.

Meagan Navarro de Bloody Disgusting:

Donde fracasa es en la mitología y la historia misma. Un concepto sólido hace que Aguas Siniestras tenga un buen comienzo, respaldado por personajes con un interés arraigado, pero rápidamente se convierte en una serie de tropos de casas encantadas que recuerdan entradas más clásicas. (...) La explicación detrás de la actividad paranormal de la piscina también parece poco fundamentada y decepcionante hasta el punto de socavar lo que funciona. Que McGuire se vuelva demasiado conservador con los encuentros de terror y el recuento de cadáveres deja los defectos más expuestos.

Ver Video

Bob Strauss de San Francisco Chronicle:

Por tonta que sea su premisa, Aguas Siniestras gana puntos por dar a sus personajes motivaciones claras y consistentes. Desméritos, sin embargo, por darles demasiado diálogo involuntariamente ridículo. La fotografía submarina es bastante inquietante en sí misma, pero el 90% de lo aterrador tiene lugar debajo de la superficie y es demasiado turbio para apreciarlo realmente. Ah, y uso el término "cosas aterradoras" de manera puramente técnica; no hay muchos sustos en este esfuerzo PG-13.

Benjamin Lee de The Guardian:

En lugar de recordarnos una película de serie B de los años 80, termina recordándonos más a uno de los muchos remakes fallidos de terror japonés de los años 2000, como One Missed Call o Pulse o Shutter, una serie de paradas ineficaces y que arranca ahogándose en imágenes que intentan asustar pero no logran permanecer el tiempo suficiente. (...) ¿Un toque más ligero? ¿Una calificación más desagradable? ¿Un sentido del humor? Algo falta en Aguas Siniestras, nada en la pantalla que insista en que esto sea algo más que más de lo mismo, como relleno de la primera semana. Una piscina vacía.

Owen Gleiberman de Variety:

El título de Aguas Siniestras sugiere la atmósfera sensual intensificada de una fiesta en la piscina de una universidad, y eso es probablemente lo que debería haber sido: una película de terror ambientada a 12 pies de profundidad. En cambio, es una película de terror familiar, y este es un caso en el que realmente sientes que todo es PG-13. El guionista y director, Bryce McGuire, no es incompetente, pero cada vez que recurre a un thriller como El Aro, eres consciente de lo leves que son las conmociones. A pesar de la premisa de la piscina infernal, nunca nos sentimos inmersos en el terror de la película.

Bill Bria de Slash Film:

En última instancia, Aguas Profundas es un poco contradictoria en términos, una película de terror en su mayoría genérica que agrega de manera impresionante algunos elementos únicos al proceso. Es una pena que McGuire no siga el ejemplo de Russell y permita que la película se vuelva loca (...) Aún así, Aguas Siniestras ofrece lo suficiente como para ser un momento divertido y, como un día en la piscina del patio trasero, puede que no sea muy memorable, pero eso no significa que no sea agradable.

Emma Kiely de Collider:

Aguas Siniestras es una oportunidad perdida de proporciones épicas, y es otra más de una racha de proyectos de Blumhouse que no logran aportar nada nuevo al género de terror. Fórmula, sin sustos, pero accesible a una audiencia lo más amplia posible con una clasificación PG-13; Este es el nuevo modus operandi de la casa del terror y, desafortunadamente, está funcionando en términos económicos. (...) una película que podría haber llegado a nuevas profundidades y explorar un miedo irracional universal con matices, pero que en cambio decidió permanecer en la seguridad de la piscina para niños.

Ver Video

No te vayas sin leer: Five Nights at Freddy's se convierte oficialmente en la cinta más taquillera de Blumhouse