Anuncios

Alabama Barker asegura que ella es una 'belleza natural'

Alabama Barker credit:Bang Showbiz
Alabama Barker credit:Bang Showbiz

La hija de 18 años del batería de Blink-182, Travis Barker, ha respondido a las críticas recibidas tras publicar una fotografía en la que aparece luciendo un bikini y un traje de baño de ganchillo mientras se relaja en un barco.

Alabama quiere labrarse una carrera en el mundo de la música algún día, pero mientras tanto trabaja como influencer en las redes sociales siguiendo los pasos de la esposa de su padre, Kourtney Kardashian, o de la hermanastra de su madrastra, Kylie Jenner. No es ningún secreto que el clan Kardashian-Jenner

Kourtney se sometió a un aumento de pecho a los 22 años, Kylie a los 19, y esta última comenzó a utilizar infiltraciones para alterar su rostro en la adolescencia, en especial sus famosos labios.

La propia Alabama ha sufrido un intenso escrutinio en los últimos tiempos debido a los supuestos cambios en su aspecto físico, que malas lenguas asocian a la influencia de su nueva familia política, y ella ha querido aclarar que de momento no ha recurrido al cirujano plástico de confianza de los Kardashian-Jenner.

"¡Realmente aprecio todo este cariño! Soy natural, al margen de mis labios, así que aceptad el hecho de que soy naturalmente bella".

Alabama ha utilizado sus redes sociales para abordar la cuestión en el pasado y revelar que ganó peso debido a una enfermedad autoinmune y un problema de tiroides. Ella sabe por experiencia que las imágenes de los paparazzi que acaban viendo la luz no son las más favorecedoras.

"Me encantaría que os hicieran fotos al azar cuando salís del supermercado, en mitad de una frase, con la boca abierta... y veamos lo guapas que estáis", ha comentado más de una vez.

Lo que más le preocupa es que sus seguidoras más jóvenes lean los comentarios críticos acerca de sus cambios de peso y crean que supone un problema o algo de lo que avergonzarse.