Un aliado de Vladimir Putin amenaza con atacar a Reino Unido y a Estados Unidos

·2  min de lectura
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz
Vladimir Putin credit:Bang Showbiz

Un aliado del Kremlin ha lanzado una última amenaza de aniquilación de Rusia al advertir ataques contra Reino Unido y Estados Unidos si Ucrania, apoyada por Occidente, intenta recuperar la central nuclear de Zaporiyia.

La mayor central nuclear de Europa está en territorio ocupado por Rusia desde marzo, pero sigue siendo operada por técnicos ucranianos que trabajan bajo las decisiones de las tropas de Vladimir Putin.

LEE | La tensión dentro de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia: "Los rusos nos tienen a punta de pistola"

Kiev ha afirmado que el comandante ruso a cargo la ha cableado con explosivos y ha amenazado con hacerla volar si Ucrania intenta recuperarla. También se teme que las fuerzas de Putin achaquen a una falsa bandera un desastre en la planta para justificar una nueva escalada de violencia.

Recientemente, Yury Kot, líder del movimiento prorruso "Parus", afirmó que Kiev y Occidente ponían en riesgo la seguridad nuclear y no Vladimir Putin, como se había dicho anteriormente.

"Todos entendemos muy bien que [Ucrania y Occidente] están inventando una realidad ficticia. Nosotros nos enfrentamos a la realidad. Tenemos que decírselo a Ucrania y a los países que la apoyan, sobre todo a Gran Bretaña y a Estados Unidos, y dejarlo claro. Si la central nuclear de Zaporiyia resulta dañada y se produce una catástrofe, dos misiles golpearán inmediatamente sus centros de decisión. Uno en Washington, el otro en Londres. Y eso es todo. No se hablará más", aseguró.

EN VIDEO: El OIEA afirma que no hay "amenaza inmediata" a la seguridad nuclear en Zaporiyia

La declaración de Kot fue rechazada por su colega Aleksey Mukhin, director del Centro de Información Política, quien dijo: "Esto activaría el protocolo de destrucción mutua, así que honestamente me abstendría de hacer tales declaraciones".

Vladimir Putin ha asegurado que sus nuevos misiles nucleares Sarmat [Satan-2] y Tsirkon son "imparables" por las defensas occidentales.