Anuncios

Allegra Gucci abandona el anonimato 27 años después del asesinato de su padre para contar su verdad

"Ha llegado el momento de compartir mis palabras ya no solo contigo, querido papá. Hay mucho que decir. Mi verdad, tu verdad, nuestra verdad. Esa historia que ha estado esperando salir durante demasiado tiempo". Con estas palabras se presenta el libro Fine dei Giochi (su traducción podría ser Se acabaron los juegos), la novela que se publica este próximo 15 de marzo y que está firmada por Allegra Gucci. Veintisiete años después del asesinato de su padre Maurizio Gucci, su hija, que cuando ocurrieron los hechos en 1995 tenía solo 14 años, rompe su silencio para relatar cómo vivió ella la tragedia, encarcelamiento de su madre y la posterior presión mediática y comentarios sobre su familia. La película House of Gucci, protagonizada por Lady Gaga, ha devuelto al primer plano de la actualidad la relación de Maurizio (nieto de Guccio, fundador de la compañía, e hijo de Rodolfo, quien se dedicó a la empresa familiar tras dejar su carrera como actor, y de la actriz Sandra Ravel) y Patrizia Reggiani, acusada de contratar un sicario para acabar con la vida de su marido.

- Así contó a ¡HOLA! Allegra Gucci cómo vivió el asesinato de su padre

- 'La casa Gucci': estos son los protagonistas reales de la película

VER GALERÍA

Allegra Gucci
Allegra Gucci

Fue precisamente tras ver la luz esta cinta cuando Allegra, ahora tiene 41 años, se ha decidido a detallar sus vivencias para que sus dos hijos las conozcan. "Al ver el revuelo que se ha creado con la película no quise que crecieran sin saber la verdad sobre la familia de la que proceden. Reconstruí mis recuerdos pieza a pieza, documento a documento. A veces sentía dolor, a veces sentía que me estaba liberando" asegura en declaraciones a Vanity Fair. En el libro se establece un diálogo entre padre e hija con el que recorre no solo esta relación paterna sino también la que tuvo con su madre (que permaneció encarcelada durante 18 años) y con su abuela Silvana.

VER GALERÍA

Maurizio Gucci y Adam Driver
Maurizio Gucci y Adam Driver

Se confiesa Allegra engañada por su abuela, a la que describe como interesada solo en el dinero, y por su madre en la que confió durante años. "Mi hermana y yo hemos luchado todos estos años porque siempre hemos creído en la inocencia de nuestra madre. Pero nos enteramos por la televisión y más adelante por sus frases a medias de que no era así", explica en la citada publicación, una decepción que se suma a las tantas que ha tenido que asumir. La imagen que se da de su madre en la película dirigida por Ridley Scott no se corresponde con la real asegura en declaraciones a Il Corriere della Sera. "La película de Scott retrata a mi padre como alguien débil, descompuesto. Todo es falso. Y mi madre era una mujer hermosa, cortejada. Nunca se colaría en una fiesta. Papá era brillante, un gran trabajador”. Explica además que su madre era una mujer influenciable. "No tengo ninguna verdad, pero sí una certeza: mi madre era una mujer buena, pero muy vulnerable. Una ‘polilla a la inversa’, atraída por las sombras más que por la luz" explica.

VER GALERÍA

Maurizio Gucci
Maurizio Gucci

Dedica también unas líneas a Paola Franchi (la pareja de Maurizio Gucci) a quien se refiere como "un lobo con piel de cordero". Recuerda por ejemplo que, nada más conocerse la muerte de Maurizio, organizó la mudanza del apartamento donde vivían juntos y que, cuando su madre fue encarcelada, solicitó la custodia de ella y de su hermana mayor Alessandra alegando que su patrimonio había quedado desprotegido. En el libro se mencionan además otras dos mujeres, Giuseppina Auriemma, condenada también por el homicidio, y Loredana Canò, compañera de celda de Patrizia Reggiani, cuya influencia, como señala Allegra, ha contribuido a la complicada relación de Patrizia con sus hijas. Ahora son ellas las que gestionan el patrimonio que su padre les legó desde Suiza donde están afincadas, y han recurrido la sentencia que obliga a compensar económicamente a su madre.

VER GALERÍA

maurizio gucci
maurizio gucci

En esta publicación, Allegra recupera algunos sentimientos de tristeza y nostalgia que ya había compartido en 2018, cuando abrió su corazón a ¡HOLA! para contar lo que había significado la repentina desaparición de su padre. “El mundo cambió totalmente para mí: esa serenidad y despreocupación de las que disfrutaba desaparecieron repentinamente y solo con el paso del tiempo me di cuenta y asimilé lo que realmente había sucedido”. En el reportaje compartió que la llegada de su marido Enrico Barbieri a su vida fue como un bálsamo. “Desde el momento en que llegó a mi vida volví a descubrir la felicidad que tanto extrañaba y que, con el paso del tiempo, se había hecho cada vez más importante en mi vida. No solo encontré en Enrico al amor, sino también a un compañero de aventuras, un amigo, un cómplice de la vida, un hombre que luego se convertiría en mi marido y en el maravilloso padre de nuestros hijos” aseguró.