Anuncios

Anahí paga con salud el precio de su última gira con RBD: "ya siéntese, señora"

Anahí volvió a los escenarios después de una larga ausencia y se retirará nuevamente, entre otras cosas, porque su salud se lo pide.. (Photo by Medios y Media/Getty Images)
Anahí volvió a los escenarios después de una larga ausencia y se retirará nuevamente, entre otras cosas, porque su salud se lo pide. (Photo by Medios y Media/Getty Images)

Cualquier información sobre "limpias" que garanticen óptimos resultados, Anahí se las agradece. Entre broma y broma, la actriz y cantante ha expresado en sus redes sociales que le vendría bien un ritual para alejar malas energías porque no sale de un problema en su salud para meterse en otro. Desde los preparativos para la gira con RBD hasta los inconvenientes que ha tenido en las presentaciones con el grupo, el regreso a los escenarios sigue pasándole factura.

"¡¿Qué creen?! Esto ya parece chiste pero es anécdota. Ahora amanecí ronca con tos de foca, horrible. ¡Una limpia, por favor, para mí!", manifestó de buen humor sobre la nueva afectación que presentó previo al concierto del 26 de noviembre en Guadalajara, Jalisco. Su garganta le jugó una mala pasada con una infección que controló con medicamentos. Frente a este último síntoma, ella misma tiene conciencia de que el tour ha sido contraproducente para su organismo: "Como que mi cuerpo está diciendo ‘ya siéntese, señora'".

Desde junio la ha pasado mal para cumplir con el compromiso de la gira como quisiera hacerlo, es decir, en perfectas condiciones. Primero sufrió la perforación del tímpano como consecuencia del trabajo para elaborar el molde de los in ears que iba a usar en los conciertos. Pese a someterse a tratamiento para contrarrestar el daño arriba de los escenarios, Anahí presentó dolor agudo y sangrado en algunos momentos al comienzo del Soy Rebelde Tour.

Meses después, para ser exactos el 17 de noviembre, las alarmas sobre su condición se encendieron en Sao Paulo, Brasil, porque debió ser trasladada de emergencia a un hospital local. A cuatro canciones de terminar el show, se sintió tan mal que tomó la decisión de no continuar junto a sus compañeros, algo que no haría de no ser por una cuestión de gravedad. Y así fue: le detectaron una infección renal.

En días anteriores sintió distintos malestares y dolores insoportables en costillas, espalda y cabeza. Tuvo fiebre y escalofríos, pero no les dio mayor importancia porque consideró que pudieron ser efectos del cansancio. Sin embargo, la inflamación y dolor punzante en el concierto del 17 de noviembre alertaron una severa infección en los riñones que requirió de reposo y supervisión médica.

"Vivamos, disfrutemos, gocemos. No importa si algo no está tan bien", le externó a sus fans y seguidores luego de compartirles que sigue siendo víctima de enfermedades en lo que va de la gira. No obstante, a pesar de tomar las cosas desde una visión optimista, Anahí arroja entre comentarios su lógica preocupación por su salud.

No por nada anunció que se retirará de los escenarios al culminar Soy Rebelde Tour el 21 de diciembre. Si bien es cierto que se mantiene en notable condición física, la actriz y cantante parece haber pagado con creces la ausencia de más de una década en el plano artístico. Tanto la falta de ritmo como la intensa carga de trabajo que implica una gira como la que lleva a cabo RBD -lo que incluye viajes, ensayos, coreografías, conciertos, promoción y atención a prensa- fueron perjudiciales.

GLENDALE, ARIZONA - SEPTEMBER 12: Dulce Maria, Anahi and Christian Chavez of RBD perform during the Soy Rebelde Tour at Desert Diamond Arena on September 12, 2023 in Glendale, Arizona. (Photo by John Medina/Getty Images)
GLENDALE, ARIZONA - SEPTEMBER 12: Dulce Maria, Anahi and Christian Chavez of RBD perform during the Soy Rebelde Tour at Desert Diamond Arena on September 12, 2023 in Glendale, Arizona. (Photo by John Medina/Getty Images)

Su salud, punto de quiebre en su vida

En el año 2003 Alicia no solamente escuchó que su prima Anahí se sentía mal, sino que la vio mal, muy mal. Rápidamente la llevó al hospital e ingresó al área de urgencias para que la atendieran. Médicos y enfermeras recibieron a la actriz con indicios de un paro cardíaco, así que actuaron de inmediato para estabilizarla y salvarle la vida.

La pronta intervención de Alicia para llevarla a urgencias es algo que no olvida Anahí, quien agradece a su prima por mantenerla en este mundo después de llegar al punto más álgido del cuadro de bulimia y anorexia que padeció. El parte médico informó que su cuerpo presentó un considerable bajón de potasio, electrolitos y varios minerales que le provocaron una fuerte taquicardia. Su corazón le avisó que ya no podía vivir sin comer.

Aceptando esa oportunidad que le daba la vida, Anahí comenzó con una rehabilitación dura y compleja porque tenía que procurar salud física y salud mental. Afectada también en sus emociones, la actriz transitó por un camino difícil debido a la ignorancia, insensibilidad y falta de sentido común en quienes la juzgaron y cuestionaron por su peso, así como por comunicadores que incurrieron al matoneo para preguntar con morbo por su forma de comer y el estigma del vómito.

El proceso de rehabilitación fue de mucha introspección para ella y tardó años. Algo de lo más complicado fue volver al pasado para definir el punto de origen que le desencadenó la bulimia y anorexia. Primero ocurrió siendo una adolescente de 14 años cuando un productor le dijo que era “gordita” y se lo señaló como un defecto, como un aspecto desagradable. Desde allí la actriz comenzó a sentirse culpable por su peso y vio afectada su autoestima. Posteriormente, durante el casting para la telenovela Primer amor… a mil por hora (2000), volvió a escuchar de un productor que era “gordita” y tenía que echarle ganas para verse mejor porque las protagonistas eran “flaquitas” y “bonitas”.

"Hoy cuento que ahí conocí una parte de mí que nunca había sentido, conocí el miedo a ser yo, una parte vulnerable a más no poder, sentí que no era suficiente y empieza la pesadilla más grande de mi vida: años de sufrir anorexia nerviosa y bulimia que casi me matan", narró en entrevista con Joaquín López Dóriga en 2023.

Superó esa etapa, formó una familia y se retiró del ámbito artístico. En su retorno a los escenarios con RBD para una gira de reencuentro en este año, Anahí se muestra como una mujer segura y amándose a sí misma. Desafortunadamente, en materia de salud, ahora su cuerpo le pide frenar, pero no por bulimia y anorexia sino por otros síntomas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Durante concierto de RBD, joven propone matrimonio