Anuncios

Analía Franchín habló de la detención de Marcelo Corazza: “Que sea agradable no lo pone en un lugar de inocencia”

Analía Franchín habló sobre la detención de Corazza
Analía Franchín habló sobre la detención de Corazza

Desde que trascendió la detención de Marcelo Corazza en la tarde del lunes pasado en el marco de una causa que investiga un caso de corrupción de menores, sus compañeros de trabajo en Telefe optaron por la cautela: muchos de ellos prefirieron el silencio ante las reiteradas consultas de los distintos programas de TV del resto de los canales. Quien sí aceptó compartir su punto de vista fue Analía Franchín, que trabajó los últimos meses con él en Gran Hermano.

“¿Cómo estás viviendo lo que pasó con Marcelo Corazza?”, le consultó Pablo Layus a Franchin en la puerta de Telefe, donde la exparticipante de MasterChef trabaja como panelista en el ciclo A la Barbarossa. “Un poco como toda la sociedad, impactada, y esperando a ver qué dice la Justicia”, respondió cauta. Luego, explicó que vio a Corazza un par de veces en el canal y que siempre le pareció muy “agradable y muy respetuoso”. Sin embargo, aclaró de inmediato: “No lo conozco en su intimidad ni nada”.

“Que sea agradable no lo pone en un lugar de inocencia claramente”, aseguró cuando el cronista de Intrusos explicó que muchos de los trabajadores de Telefe coincidieron en la descripción del exganador de GH. “Podés ser muy desagradable y no ser culpable tampoco”, completó su análisis. “Es un tema tan delicado, tan espeluznante que hay que esperar que diga la Justicia”, redondeó.

Cuando el movilero le preguntó si creía posible que alguna de las víctimas haya hablado por haberlo visto en la pantalla de la televisión en esta nueva edición de GH, Franchín planteó sus dudas al respecto. “Por lo que leímos en el expediente, la presunta víctima -digo presunta no porque no le crea sino porque lo tiene que determinar la Justicia- dice que lo vio en el debate de GH y entonces eso le recordó, pero yo creo que Marcelo todos estos años ha salido en algún que otro programa hablando de GH”, repasó. “Eso es lo único que me llamó la atención. No era un hombre que se escondía y que uno no podía ver”, cerró.

La palabra de Corazza

Marcelo Corazza, el primer ganador de la edición local de Gran Hermano.
Marcelo Corazza, el primer ganador de la edición local de Gran Hermano - Créditos: @Twitter

Si bien el productor de Telefe se negó a declarar, en Intrusos contaron que durante el día de ayer pidió hablar con el juez. Con la presencia del periodista de policiales Javier Díaz en el estudio, en el ciclo de Florencia de la V repasaron algunas de las frases que Corazza le dijo al letrado durante su exposición. “Quiero decir que no tengo nada que ver con esto”, fue lo primero que expresó el detenido. “Estoy pasando por el peor momento de mi vida. No puedo creer lo que está pasando”, agregó.

En relación con la causa, Corazza aprovechó el momento para despegarse de la acusación. “No conozco a ninguna de las personas que me nombraron”, habría asegurado sobre las presuntas víctimas que declararon haber tenido contacto con él. “No tengo nada que ver con esto”, explicó más adelante y contó por qué decidió no declarar: “Mis abogados me sugirieron que no declare hasta poder ver bien la causa”. Por último, trascendió que apeló a su familia para reafirmar su inocencia. “Tengo familia, un sobrino nieto, un ahijado de 13 años y me da asco todo lo que escuché”, se excusó.

Quién es Marcelo Corazza

El primer ganador de Gran Hermano, Marcelo Corazza, es socio del club desde su adolescencia
El primer ganador de Gran Hermano, Marcelo Corazza, es socio del club desde su adolescencia

Marcelo Corazza es profesor de educación física y entrenador de rugby, y se anotó en el reality en 2001 casi como un consuelo porque no había sido elegido en Expedición Robinson. Tampoco lo eligieron en GH, pero quedó como suplente. A las semanas, un participante decidió dejar la casa y a Corazza se le cumplió el sueño: en dos meses conquistó a los televidentes que lo consagraron ganador. Su trágica historia de vida -sus padres murieron en un accidente de tránsito- y su buena onda lo ayudaron a quedarse con el premio mayor.

Si bien ya no trabajaba como profesor, Marcelo entrenaba al rugby en el Club de Tigre y era productor de Telefe desde hace muchos años. De ambos espacios quedó suspendido luego de su detención.