Árboles que curan: Shinrin-yoku, el ‘baño de bosque’ que mejoraría tu salud

Dicen que reduce la frecuencia cardiaca, la presión arterial y el estrés. Además, estimulan el sistema inmunitario y mejoran los sentimientos generales del bienestar. Es placentero, familiar y ¡gratuito!

Lo conocen como Shinrin-yoku en japonés y como Sanlimyok en coreano. Pero en ambos casos el resultado sería el mismo: el bienestar. Se trata de los llamados ‘baños de bosque’.

Los ‘baños de bosque’ podrían ayudar en tu salud. Foto: Westend61 / Getty Images

Su nombre significa literamente “absorber la atmósfera del bosque”. Consiste en unas dos horas de paseo relajado por el bosque, con ejercicios de respiración dirigidos. Puede hacerse solo, en pareja, amigos o familia.

Esta práctica forma parte del programa nacional de salud pública de Japón desde 1982. No implica ejercicios pesados ni rutinas imposibles. Es solo relajarte y respirar el aire de bosque.

“Se trata de tomarse el tiempo para notar lo que vemos, respirar profundamente, sentir el contacto con el aire, las texturas de las hojas, escuchar el viento entre los árboles, oír los pájaros”. Así lo explicó Amos Clifford, fundador de Association of Nature and Forest Therapy, en California, que promueve la práctica japonesa en Estados Unidos, a BBC.

Los beneficios

Podría resultar difícil de creer que algo tan sencillo pudiera traer grandes beneficios. Lo cierto es que las plantas emiten sustancias químicas llamadas ‘fitoncidas’, las cuales aumentan la respuesta inmunitaria del cuerpo.

“Cuando caminamos en un bosque o un parque, nuestros niveles de glóbulos blancos aumentan y bajan asimismo la frecuencia cardíaca, la presión arterial y el nivel de cortisol, la hormona del estrés”. Así lo dio a conocer el doctor Aaron Michelfelder, profesor de medicina de familia en la Stritch School of Medicine de la Universidad Loyola de Chicago, según retoma el diario El Clarín.

Además, un estudio dado a conocer en 2009 por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI, por sus siglas en inglés) trabajó con sujetos que se expusieron a los bosques y se analizaron sus células NK, las siglas de Natural Killer y componentes importantes en la defensa inmunitaria innata.

A decir de la investigación, los participantes no solo tuvieron un aumento significativo de estas células una semana después de visitar un bosque, sino que sus efectos duraron más de un mes.

Cada año, indica una nota publicada por el diario El País, entre 2.5 y 5 millones de japoneses acuden a las sesiones de “terapia del bosque” en alguno de los 48 centros oficiales designados por la Agencia Forestal de Japón.

Además desde 2004, agrega el sitio mencionado, el gobierno japonés ha invertido unos 4 millones de dólares en investigación científica sobre los efectos terapéuticos de los bosques.

¿Qué te parece? ¿Habías oído de esta práctica? ¿Qué otro tipo de hábitos naturales consideras que podrían ser útiles para tu bienestar? Envíanos tus comentarios.

@braham_MV

También te puede interesar:

Libros infantiles con causa: después de leerlos, ¡puedes plantarlos!
‘El grito’, de Edvard Munch: historia, significado y curiosidades