Arizona y Wisconsin oficializan victorias de Biden sobre Trump

Mark Niquette y Amanda Albright
·4  min de lectura

(Bloomberg) -- Arizona y Wisconsin oficializaron las victorias del demócrata Joe Biden en esos estados el lunes, dando el último golpe al presidente Donald Trump.

Biden derrotó a Trump por 10.457 votos en Arizona, según los resultados oficiales certificados por la secretaria del Estado, Katie Hobbs, en Phoenix. El proceso fue supervisado por el gobernador Doug Ducey, el fiscal general, Mark Brnovich, y el presidente de la Corte Suprema de Justicia del estado, Robert Brutinel.

La certificación confirma que Biden ganó el estado y desencadena el nombramiento de electores que emitirán los 11 votos del Colegio Electoral de Arizona para Biden cuando se reúnan el 14 de diciembre, a menos que un tribunal intervenga.

La presidenta de la Comisión Electoral de Wisconsin, Ann Jacobs, también confirmó oficialmente el resultado de las elecciones el lunes, enviándolo al gobernador demócrata, Tony Evers, para nombrar electores de los 10 votos del estado. La acción de Jacobs también inicia un período de cinco días para que Trump apele el resultado de un recuento.

La campaña de Trump solicitó y pagó US$3 millones por un recuento de dos condados muy demócratas que confirmó la victoria de Biden en el estado e incluso aumentó su margen de victoria de más de 20.000 votos sobre Trump.

La campaña de Trump atacó las prácticas en torno a las boletas en ausencia cuando solicitó el recuento en los dos condados, pero los funcionarios electorales en el estado han defendido reiteradamente la integridad de la elección.

Arizona y Wisconsin eran los últimos estados en disputa en hacer oficiales los resultados de sus elecciones presidenciales. Pensilvania, Michigan y Nevada certificaron las victorias de Biden la semana pasada, y Georgia hizo su victoria allí oficial el 20 de noviembre.

Es otra pérdida más en los esfuerzos de Trump y sus aliados para anular su derrota al desafiar los resultados de las elecciones en los tribunales y tratar de detener la certificación en algunos estados, a pesar de no presentar pruebas. Esas tácticas se han encontrado con numerosas derrotas judiciales.

“Esta elección se llevó a cabo con transparencia, precisión y justicia, de acuerdo con las leyes y los procedimientos electorales de Arizona, a pesar de numerosas afirmaciones infundadas de lo contrario”, dijo Hobbs antes de certificar los resultados allí.

Al mismo tiempo que los resultados de Arizona se estaban oficializando, el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, participaba en una reunión el lunes en un hotel de Phoenix con legisladores republicanos para discutir “irregularidades electorales y fraude”. Giuliani formó parte de una reunión similar la semana pasada en Pensilvania a la que Trump llamó para quejarse sin pruebas de que la elección fue fraudulenta.

La victoria de Biden en Arizona no califica para un recuento automático porque el margen ganador es mayor de 200 votos o 1/10 del 1% de la diferencia entre los dos candidatos. No hay una disposición para que un candidato perdedor solicite un recuento, según la oficina del secretario de Estado. La presidenta del Partido Republicano de Arizona, Kelli Watd, ha dicho que el partido tiene la intención de presentar un desafío a los resultados de las elecciones después de que se complete el escrutinio.

La certificación se realizó después de que un juez del condado de Maricopa desestimara una demanda del Partido Republicano de Arizona el 19 de noviembre que buscaba obligar al condado más poblado del estado a completar un recuento manual de algunas papeletas, a pesar de no tener evidencia de fraude electoral o errores de software. Los demócratas habían acusado al Partido Republicano estatal de tratar de hacer que el condado no cumpliera con la fecha límite de certificación del estado.

Trump se ha negado a ceder hasta ahora, pero reconoció durante una entrevista el domingo en Fox News que la lucha para revertir su derrota reeleccionista “probablemente” no llegará a la Corte Suprema de Estados Unidos, que había sido el objetivo de su equipo legal.

El presidente y sus abogados también han estado pidiendo que las legislaturas controladas por los republicanos en los estados oscilantes ignoren las victorias populares de Biden y nombren las listas en competencia de los electores de Trump. Pero varios líderes legislativos han dicho que eso no sucederá, y los expertos legales dicen que las legislaturas estatales no pueden anular el nombramiento de los electores de Biden después de las certificaciones de voto.

“La certificación de los resultados FALSOS de Arizona es poco ética y a sabiendas participa en la corrupción que ha privado a los votantes de Arizona”, dijo la abogada de Trump, Jenna Ellis, quien participó en la reunión en Phoenix con Giuliani, en Twitter.

La Administración General de Servicios de EE.UU. ha reconocido a Biden como el aparente ganador, y el presidente pidió a sus agencias que cooperen. Esa designación desencadenó un proceso de transición formal, dando al presidente electo y a su equipo acceso a funcionarios de la agencia, libros informativos y otros recursos del Gobierno, incluidos alrededor de US$6 millones en fondos.

Nota Original:Arizona and Wisconsin Make Biden’s Victories Over Trump Official

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2020 Bloomberg L.P.