Artistas pintan flores sobre los restos de la guerra de Ucrania, lo que inquieta a algunos lugareños

·2  min de lectura

Por Andrea Shalal y Ivan Lyubysh-Kirdey

KIEV, 11 ago (Reuters) - Unos artistas han pintado brillantes girasoles sobre montones de coches quemados destruidos en la invasión rusa de Ucrania, lo que ha molestado a algunos lugareños que se preguntan si es demasiado pronto para embellecer los restos de la guerra.

El grupo de pintores de Ucrania y Estados Unidos afirma que tiene previsto vender imágenes digitales de las obras como fichas no fungibles (NFT) y recaudar fondos para artistas ucranianos, proyectos de reconstrucción y otras causas.

Los coches fueron recuperados en su mayor parte en la ciudad de Irpin, en las afueras de la capital, de un puente destruido por las fuerzas ucranianas para detener el avance de los tanques rusos, dijo Trek Kelly, un muralista de Los Ángeles que ayudó a iniciar el proyecto.

Las autoridades de la ciudad habían aprobado la obra y asegurado a los artistas que nadie había muerto en los vehículos, añadió.

Una pareja propietaria de uno de los vehículos les había dado las gracias "por reutilizar estos coches para convertirlos en algo más bonito", dijo Kelly a Reuters.

Otros no estaban tan seguros mientras paseaban por las obras realizadas esta semana en la carretera principal que conduce a Irpin, donde las autoridades afirman que murieron entre 200 y 300 civiles a causa de los ataques rusos antes de que las fuerzas ucranianas recuperaran la ciudad a finales de marzo.

Rusia ha negado haber atacado a civiles en lo que llama su "operación militar especial" en Ucrania.

"Entiendo la idea de que las flores muestren esperanza en el futuro, y que Ucrania no puede ser destruida a pesar de lo que los rusos intentaron hacer aquí, pero tal vez sea demasiado pronto", dijo Casimir Kiendl, originario de Gales pero que vivía en Ucrania cuando comenzó la guerra.

"Los recuerdos aún están muy frescos", dijo Yuliya Zaliubovska, residente en Kiev, que huyó a Francia durante la guerra y se detuvo a mirar durante una visita a Ucrania el miércoles.

Kelly y Olena Yanko -una artista ucraniana que participa en el proyecto- dijeron que respetaban las preocupaciones, pero que esperaban que el sitio se convirtiera en un lugar de reflexión.

(Información de Andrea Shalal; información adicional de Ivan Lyubysh-Kirdey; editado en español por Vicente Valdivia)