Anuncios

Avatar: The Way of Water es catalogada como la cinta más complicada de filmar

Avatar: The Way of Water es catalogada como la cinta más complicada de filmar
Avatar: The Way of Water es catalogada como la cinta más complicada de filmar

Filmar una película nunca es sencillo. Además de tener que contar con el equipo adecuado, mismo que es muy caro y debe cuidarse en todo momento, las producciones implican tantos elementos que son imposibles de controlar y pueden terminar en algo muy bueno o en un caos. Existen directores que se toman con más dureza su posición y no dudan en sacrificar muchos otros aspectos de su vida, o de la de los actores, para lograr completar su visión. James Cameron es uno de ellos y ese tipo de actitud siempre le ha resultado bien. Ahora que Avatar: The Way of Water está por llegar a cines muchos consideran que el creador dio un nuevo paso en su exigencia, convirtiendo a la secuela en la más complicada de filmar.

Sigue leyendo: Avatar: The Way of Water | James Cameron no está seguro de que la película sea un éxito de taquilla

James Cameron siempre ha marcado tendencias a nivel tecnológico con su cine, ya fuera con algo como Aliens (98%) o Terminator 2: El Juicio Final (92%), que mostraban futuros aterradores, o con El Secreto del Abismo (89%) que ya evidenciaba su fascinación por el océano y todos los secretos que guarda. En su momento, la filmación de Titanic (88%) se comparó con la construcción misma del famoso navío, pues Cameron tardó años en consolidar sus ideas y aprobar los sets para poder cumplir con exactitud su plan. Kate Winslet y Leonardo DiCaprio tuvieron que soportar muchas presiones durante el rodaje, pero al final todo valió la pena y la cinta tuvo un estreno insólito.

En muchos sentidos, el único director que puede poner a prueba a James Cameron es el propio James Cameron, pues cada vez aspira a más y está decidido a eliminar cualquier límite u obstáculo que le haga cree que algo es imposible. Avatar (83%) llegó justamente para romper esos récords que Titanic había impuesto, y es imposible negar lo que esta cinta de ciencia ficción aportó a la historia del cine. A pesar de su trama tan simple, la tecnología y los avances en motion capture para resaltar mejor el trabajo de su elenco, especialmente de la a veces ignorada Zoe Saldana, se volvió casi indispensable para otras franquicias multimillonarias.

El director siempre dijo que quería hacer una larga saga de Avatar, pero tardó años en comenzar la filmación de la secuela porque no contaba con la tecnología suficiente para filmar las escenas como él quería, especialmente las que suceden bajo el agua. Una vez que logró mejorar sus cámaras, el software y los trajes de motion capture, el director tuvo que encontrar nuevos aliados que pudieran aceptar el riesgo, pues no serviría simplemente plantarse detrás de cámaras para ver a los actores hacer su trabajo.

También te puede interesar: Avatar: The Way of Water | James Cameron dice que no quiere gente “llorando” por la duración de su película

Liam O'Donnell, experto en efectos especiales y director amante de la ciencia ficción que se ganó al público con Skylines (55%), acudió a Twitter para nombrar a Avatar: The Way of Water como la cinta más complicada de filmar de toda la historia, y es que él ya tuvo oportunidad de ver nuevo material de la secuela, incluyendo una escena de acción donde el personaje de Jake (Sam Worthington) dispara un arma mientras monta una extraña criatura bajo el agua:

Algunos de los personajes marinos de Avatar usan sus colas para nadar así que esos actores portaban literalmente mochilas propulsoras para nadar para la fotografía motion capture. ¡No están jugando!

Oigan, todos los actores, incluyendo un niño de 7 años y a Sigourney Weaver en sus 60’s, tuvieron que tomar cursos de respiración profunda para poder aguantar la respiración durante 2-3 minutos bajo el agua para el motion capture. ¡Igual que los operadores de cámara! ¡Sin bucear, todos nadando juntos en un tanque!

Avatar: The Way of Water parece ser la película más complicada jamás filmada. ¡Carajo! El discurso de James Cameron en Digital Day me voló la cabeza.

Para poder filmar tal y como tenía planeado, James Cameron involucró a su equipo tanto como a su elenco. El resultado fue bastante positivo y era algo de lo que ya se hablaba desde que se dio a conocer que Kate Winslet rompió el récord de Tom Cruise en respiración profunda al superar los 7 minutos. Avatar: The Way of Water ya está generando muchas expectativas y los fans tendrán la oportunidad de disfrutar nuevamente la primera entrega como preparación para la segunda a finales de este año.

No te vayas sin leer: Avatar: James Cameron asegura que el reestreno hará cambiar de opinión a los críticos