Si quieres comer menos sal, aprovecha estos 5 sustitutos naturales

Reunimos algunas opciones, unas muy mexicanas, para dar a tus platillos un giro más saludable y sabroso.

Tequesquite

En México existe esta opción de origen prehispánico. Se trata de un mineral que aparece durante la época de sequía en algunos lagos del valle de México, y se recolecta para usarse en la cocina, como recoge Larousse Cocina.


Si bien sirve como levadura, el portal México Desconocido asegura que en la época prehispánica también se usaba para sazonar los alimentos, y hoy se vende también con este propósito.

Laurel

Esta especie no solo existe en México, pero es muy común entre nuestros guisados, y se puede agregar a los platillos para añadirles sabor. Eso sí, si la usas entera, procura removerla antes de servir en la mesa, pues tiene un sabor bastante fuerte si se encuentra al comer. Pero molida, puede agregarse sin problema a muchos platillos, como recoge el diario Chicago Tribune, incluso a salsas y marinados.

El laurel es una gran opción para sustituir la sal. Foto: joannatkaczuk / iStockphoto
Romero

Otra especie, muy popular en el mundo, y que en México es fácil de conseguir. Su sabor es inconfundible y va bien con vegetales, pollo, carne y pescados. Es además ideal para darle a sabor a carne o vegetales rostizados en el horno.

Sazonador caribeño

Este es un sazonador que puedes hacer en casa propuesto por el blog Cocina con Jairo. Si bien lleva más ingredientes -algunos muy usados en la cocina mexicana-, tiene muy buena pinta, y el bloguero lo recomienda para carnes y guisos.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de cebolla en polvo
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • ½ cucharada de tomillo
  • 1 cucharadita de comino
  • ½ cucharadita de orégano
  • ½ cucharadita de cayena
  • 1 cucharadita de paprika
  • ½ cucharadita de canela

Todos los ingredientes se mezclan en un mortero y se machacan hasta hacerlos polvo. Guárdalo en un bote hermético y úsalo en tu mesa o al cocinar.

La receta de Harvard

Otra alternativa a la sal de mesa puede ser esta, que comparte el portal de Harvard Medical School. Esta se hace mezclando todos los siguientes ingredientes secos.

Ingredientes

  • 1 de cucharada cada una de las siguientes: albahaca, orégano, mejorana, tomillo y eneldo.
  • ¼ de cucharadita de cada una de las siguientes: ajedrea, salvia, cebolla en polvo y ajo en polvo.
  • 1/8 de cucharadita de jengibre

Se guarda en un frasco, bien mezclados y listo.

@travesabarros