Barba femenina: más que un asunto estético puede ser síntoma de una enfermedad

·5  min de lectura

Aunque no sea visible, este es un tema común. Muchas mujeres que tienen un exagerado crecimiento de vello sienten que deben esconderse, se acomplejan, son acosadas, pasan la vida avergonzadas de algo que ni es una enfermedad ni es contagioso ni define quiénes son como personas.

Muchas mujeres se cansan de depilarse, de ser esclavas de las pinzas, el rastrillo o la afeitadora, y deciden dejarlo crecer, y eso también está bien. De hecho, hay activistas reconocidas, como Harnaam Kaur, que han usado como bandera su vello facial para alzar la voz ante los parámetros estéticos que generan dolor y angustia en quienes no encajan en ellos.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Kaur es modelo y, tras años difíciles enfrentando depresión y bullying, es también ejemplo de empoderamiento femenino al demostrar que tener barba -la que se cansó de depilar- no la hace menos mujer.

No, no es una enfermedad

Esto no se trata de esos vellos que tienes en el brazo o en las piernas. Las mujeres tenemos vellos en el rostro, en las piernas, en las axilas, en el pubis. ¡Los tenemos! Y está bien y es natural. Pero el hirsutismo no se trata de que, con un par de meses sin depilarte, tengas vellos notorios, sino de la aparición en cantidad de pelo grueso y oscuro donde generalmente las mujeres no tienen pelo por naturaleza: el pecho, alrededor de los pezones, el mentón, y la espalda.

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva lo define como el crecimiento de vellos largos y ásperos en la cara, el tórax, los brazos y las piernas de las mujeres siguiendo un patrón similar al de los hombres y es uno de los síntomas de enfermedades asociadas con los andrógenos, las hormonas sexuales masculinas.

Beauty. Young woman portrait with fresh green exotic tropical leafs.
Beauty. Young woman portrait with fresh green exotic tropical leafs.

Sin embargo, el hirsutismo, también puede ser idiopático o familiar. Es decir, según se describe en Cuídate Plus, lo ocasiona una sensibilidad mayor de la piel a los andrógenos o, por propensión familiar, podemos tener más folículos pilosos que otras personas, con lo cual podemos comprender que no es una enfermedad, ni una patología ni un síndrome, pero como se ha mencionado, sí puede ser síntoma, con lo cual se hace fundamental visitar al médico especialista.

El doctor Vladimir Galavis, médico ginecólogo y oncólogo explica que el hirsutismo es un síntoma que, en conjunto con otros, puede definir un síndrome. “En este síntoma se observa un vello duro, grueso, que sale en mujeres donde no debería salir: mentón, barbilla, es un signo de masculinización debido a un trastorno hormonal. Este vello distinto también se ve en las axilas y el vello púbico, que en el caso de las mujeres suele distribuirse de forma triangular, mientras que el masculino es desordenado y poblado, por lo que como expertos podemos determinar esas diferencias”.

Galavis agrega que con el hirsutismo, se puede ver este tipo de vello en lugares poco usuales como el pecho, y la espada. Si está acompañado de otros síntomas como obesidad, acné, calvicie o alopecia, clítoris hipertrofiado, esto obedece a un trastorno eminentemente hormonal que podría incluso tener un componente hereditario, sobre todo en lesiones tumorales de la glándula suprarrenal, y en la hiperplasia suprarrenal. Asimismo, destaca que la mayoría de los casos de hirsutimo son adquiridos y lo más frecuente es que estén relacionados con síndrome de ovario poliquístico.

A model of the female reproductive system in the background is a girl in a doctor s office with irregular periods. The concept of problems for women with a period of menstruation, hypomenorrhea
A model of the female reproductive system in the background is a girl in a doctor s office with irregular periods. The concept of problems for women with a period of menstruation, hypomenorrhea

En este sentido el médico aclara que hay diferencia entre ovario poliquístico o multifulicular y síndrome de ovario poliquístico, definiendo este último como lesiones bilaterales, multiquísticas, más de 11 o 12, que presentan una cantidad de síntomas como amenorrea, o ausencia de regla, obesidad, hirsutismo, y acné entre otros.

Entre 14% y 17% de las mujeres que podrían tener una enfermedad poliquísitica con síndrome de ovario poliquísitico. En el recorrido hormonal entre cerebro, hipófisis, glándulas suprarrenales y ovarios puede producirse el mecanismo donde se produce un exceso de la variedad de testosterona en la mujer y este exceso se deja ver en ovarios poliquísticos, tumores benignos y malignos de la glándula suprarrenal y la hiperplasia suprarrenal, que es la causa más frecuente”.

Por otra parte, el vello también cambia con la menopausia que puede parecerse al del hirsutismo porque, según explica Galavis, al caer los niveles de estrógenos y progesterona hay una androgenización temporal. Durante algunos años hay más testosterona en la sangre y eso puede producir este crecimiento inusual de vellos.

A man undergoing beard hair removal treatment on the jaw
A man undergoing beard hair removal treatment on the jaw

Cómo solucionarlo

Si bien podemos recurrir a la depilación, esta es una solución paliativa. El médico explica que si queremos tratar el origen, hay que manipular hormonalmente para bajar los niveles de testosterona y, sobre todo seguir el tratamiento adecuado según el diagnóstico.

Vale mencionar que el hirsutismo también puede ser síntoma del síndrome de Cushing, cuyos signos incluyen además obesidad de tipo centrípeta -muy gordos en la parte central y los brazos y piernas delgados-, y acné. En este caso la solución es quirúrgica.

De cualquier manera, una vez que se inician los tratamientos médicos o quirúrgicos, los síntomas van desapareciendo lentamente.

Es necesario comprender que el hirsutismo puede ser una cuestión social. A muchas mujeres no les gusta tener vellos -o consideran que esto no está dentro de los parámetros de lo femenino-, pero más allá del gusto y la estética, el hirsutismo puede ser síntoma de problemas físicos.

Visitar al especialista en ginecología o en endocrinología será la mejor opción para confirmar que todo está bien con nuestro organismo, si es hereditario o es un síntoma de un posible trastorno. Querernos, reconciliarnos con nuestro cuerpo, y decidir por nuestra propia voluntad cómo queremos lucir es un deber con nosotras mismas tan importante como cuidar de nuestra salud.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO: Los arbitrarios cambios del tipo de belleza ideal (y lo que las mujeres hacen por alcanzarla)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.