Anuncios

Belle, de Mamoru Hosoda, ya tiene calificación de la crítica

Belle, de Mamoru Hosoda, ya tiene calificación de la crítica
Belle, de Mamoru Hosoda, ya tiene calificación de la crítica

El arte es una de las tantas formas en que se puede reflejar la realidad, pero también puede ser un vehículo para hablar del futuro y todo lo que puede caber en el medio. Belle (90%), el más reciente filme de Mamoru Hosoda, es una película de anime que toma como base el mundo del Internet y para dónde podría ir en el futuro, teniendo en cuenta lo que están haciendo las compañías de tecnología últimamente. Tanto se ha mencionado el término "metaverso" con el que se describe a un mundo virtual al que pronto podremos conectarnos, como lo que se en Ready Player One: Comienza el Juego (78%), que es a lo que están apostando gigantes tecnológicos como Facebook, cuya compañía dueña ahora tiene por nombre Meta. No sabemos si será un éxito o un fracaso, pero es algo que se está explorando en el cine y que, aunque va mucho más avanzado en la ficción, es hacia donde apunta todo. El filme de Hosoda también, con una especie de santuario con cinco mil millones de usuarios el cual está lleno de infinitas posibilidades, así como con todo el resentimiento, la vergüenza, la obsesión y la comercialización que podrían hacer que alguien huya del mundo real en primer lugar.

No te lo pierdas: Cómo el anime shonen valida y perpetúa el mito de la meritocracia

Si bien es cierto que otras películas tratan de advertirnos sobre los peligros, lo último del director de Summer Wars (77%) y Mirai: Mi Pequeña Hermana (83%) es más acerca de que el Internet es solo otro hogar para el desorden humano. A la voz de que no se puede volver a empezar desde cero en la vida real, pero sí en un mundo virtual, la película se desplaza a través de un paisaje digital para encontrar a su protagonista cantando en un mundo en el que cualquiera es capaz de reinventarse a sí mismo y ser una estrella del pop virtual si así lo quisiera. Belle (90%) tiene lugar en un futuro cercano donde una plataforma de realidad virtual llamada U domina la conciencia global. La cantante Kaho Nakamura interpreta a Suzu, una tímida adolescente que aún sufre la muerte de su madre, quien se ahogó al rescatar a un niño en un río. Suzu y su madre compartían el amor por la música y, desde el traumático incidente, Suzu sufre ataques de pánico cuando intenta cantar. Ella solo recupera la confianza y su voz cuando ingresa a U como un avatar llamado Belle y con la ayuda de un amigo descubre que puede convertirse en una estrella del pop.

Para Suzu, el atractivo de U es justamente su capacidad de reinvención gracias a que el mundo virtual es una promesa de escape en forma de anonimato. Pero no todo es perfecto y también pueden suceder cosas males. La plataforma tiene un curioso "castigo" al que puede someter a sus usuarios, el cual se conoce como revelación. Cuando ocurre esta revelación, se elimina un avatar y se da a conocer al mundo quién era el usuario detrás de él. En uno de los conciertos de Belle aparece un usuario llamado Dragon que se comporta mal, y con el respaldo de otros usuarios la protagonista se dispone a descubrir de quién se trata.

Las películas de animación japonesas nos tienen en cierto modo acostumbrados a ver a estrellas de la música pop en mundos coloridos con presentaciones que captan nuestra atención, así que en ese sentido esta podría sonar como algo que ya se ha visto antes. Sin embargo, la octava película de Mamoru Hosoda hace algo diferente, o más bien hace varias cosas inesperadas. Belle (90%) cuenta como una adaptación para la era de Internet del clásico La Bella y La Bestia (93%) y lleva la frase "no juzgues un libro por su portada" a otro nivel. En este mundo, las personas son capaces de crear cuidadosamente una personalidad en línea totalmente ajena a la de la realidad y por lo general lo hacen con malos propósitos. La visión de Hosoda lo hace abogando por los lazos que pueden cambiar la vida de las personas cuando bajan sus defensas digitales, pero también se enfoca en las vulnerabilidades y el proceso de reconocer el verdadero yo.

Te recomendamos: Las mejores películas de animación de la década según la crítica

El octavo filme de Hosoda se ganó a la crítica por su audaz interpretación de La Bella y La Bestia (93%) adaptada a estos tiempos donde lo virtual está ganando terreno. Lo hizo no solo por la historia que propone sino también por la animación que la acompaña, siendo este un estilo muy suyo el que usa para un relato que resulta más universal de lo que aparenta. Esto fue lo que dijeron los medios especializados sobre Belle (90%):

Joe Morgenstern de Wall Street Journal:

Hay demasiada trama para que la película la maneje, pero su corazón y su suntuoso arte están tan firmemente en el lugar correcto que su atractivo se manifiesta dulce y claro.

Alison Willmore de New York Magazine/Vulture:

Belle es la octava película de Hosoda y la que se siente como la mezcla más coherente de los diversos universos en los que se ha metido como animador.

Robert Daniels de RogerEbert.com:

Una crítica meticulosamente elaborada, aunque no totalmente original, de la cultura de Internet, repleta de color y melodramática angustia adolescente.

Peter Travers de ABC News:

Preseleccionada para el Oscar a la mejor película animada, esta nueva y deslumbrante joya del maestro del anime Mamoru Hosoda es una fantasía deslumbrante que llega al núcleo de la vida de la Generación Z que gira en torno a la tecnología digital y, sin embargo, habla un lenguaje universal de amor y pérdida.

Nell Minow de Movie Moms:

Una película animada espectacularmente hermosa de Japón con imágenes deslumbrantes de un cuento de hadas clásico pero con una historia que no podría ser más contemporánea.

Pedro Luis Graterol de The Young Folks:

Un lujoso anime de ciencia y fantasía sobre la verdadera vida digital.

Nicolás Delgadillo de Cultured Vultures:

Belle es una versión maravillosa y original de los cuentos de hadas y los mundos en línea que es fácilmente una de las mejores películas de Mamoru Hosoda.

Kyle Smith de National Review:

Sugiere que lo más notable, lo más personal de los avatares no son las increíbles hazañas de las que son capaces, sino sus magulladuras, que cuentan una historia sobre su humanidad.

Alexander Miller de Battleship Pretension:

A pesar de que Belle es tímida y lacrimosa, chirría porque está impulsada por una singular voz cinematográfica. Al final, los mejores instintos de Hosoda prevalecen. Pero es una decisión cercana.

Continúa leyendo: El paso del anime por el deporte